Público
Público

Cuatro periodistas, investigados por falso testimonio tras denunciar una agresión policial a uno de ellos

Uno de los periodistas denunció a un policía por agredirle con una porra cuando este le pidió su acreditación de prensa en un mitin de Vox en Vallecas. Pese al informe médico y vídeos que confirman su relato, una jueza le absuelve y pide abrir un procedimiento penal por delito de falso testimonio que puede acarrear hasta dos años de cárcel y una cuantiosa multa.

El periodista Guillermo Martínez, en el suelo junto a dos policías antidisturbios, el 7 de abril de 2021, día del mitin de Vox en Vallecas
El periodista Guillermo Martínez, en el suelo junto a dos policías antidisturbios, el 7 de abril de 2021, día del mitin de Vox en Vallecas. Fer Capdepón Arroyo

El periodista Guillermo Martínez y otros tres compañeros de profesión van a ser investigados por un posible delito de falso testimonio, tras denunciar Martínez la agresión de un agente de la Policía. La misma investigación recae sobre otros tres periodistas —una de ellas trabajadora de Público— que acudieron al juicio como testigos.

Los hechos ocurrieron el 7 de abril de 2021 cuando los cuatro periodistas se encontraban en la plaza de la Constitución de Vallecas (Madrid) cubriendo un mitin organizado por Vox e informando de los disturbios que se originaron durante aquella jornada. El periodista Guillermo Martínez, que ese día trabajaba para El Salto Diario, denunció un posible delito leve de lesiones por parte de un policía antidisturbios.

El juicio contra el policía se celebró el 5 de noviembre de 2021, donde Martínez relató ante la jueza que el 7 de abril un agente le pidió su acreditación de prensa y que, antes de que pudiera sacarla de la cartera que llevaba en el bolsillo, el agente le agarró del brazo, le golpeó por detrás con la porra en el glúteo y le tiró al suelo. El periodista presentó un informe forense que acredita un hematoma compatible con un porrazo policial (10 x 2,5 cm).

Asimismo, la defensa del periodista también aportó tres vídeos que muestran cómo lo tiraron al suelo sin darle tiempo a mostrar su identificación profesional. Los tres fueron grabados por otros cuatro compañeros de profesión que se encontraban presentes. La autoría de uno de estos vídeos pertenece al equipo Público que ese día se encontraba narrando en directo los disturbios que se estaban produciendo en madrileño barrio de Vallecas. Los periodistas Fermín Grodira, Juan Carlos Mohr y una redactora de Público acudieron como testigos al juicio, confirmando la versión de Guillermo Martínez.

El relato del agente fue totalmente distinto, asegurando que no se produjo ningún tipo de agresión, sino que simplemente le requirió su acreditación al periodista Guillermo Martínez y este se negó a dársela intentando saltarse el cordón policial. Por eso le agarró del brazo y el periodista cayó solo al suelo.

El agente argumenta a su favor que fue él mismo quien le ayudó a levantarse, extremo que se puede comprobar en los vídeos y que también confirmaron los periodistas. Aunque según ellos lo hizo tras darse cuenta de que era periodista.

Este son los vídeos que se aportaron el juicio como prueba:​

El pasado 16 de noviembre, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, María Pilar Martínez Gamo, dictó sentencia absolviendo de cualquier cargo al agente de Policía. La jueza no solo no aprecia agresión alguna en la actuación sino que considera acreditado que la misma no existió, imponiéndole las costas de la defensa del acusado al informador entendiendo que ha actuado con "mala fe y temeridad procesal" denunciando los hechos.

Asimismo, Martínez Gamo pide en su sentencia que se deduzca testimonio al demandante y a los tres testigos por si sus declaraciones en el juicio "pudieran constituir un delito de los previstos en los artículos 458 y siguientes del Código Penal". Es decir, por si hubieran incurrido en un posible delito de falso testimonio, que puede acarrear hasta dos años de cárcel y una cuantiosa multa económica para cada uno de ellos.

El periodista va a recurrir ante la Audiencia Provincial. Si esta instancia le diera la razón —y anulara la sentencia del Juzgado de Instrucción— quedaría paralizado el proceso de investigación por falso testimonio que la jueza pretende que lleve a cabo otro magistrado.

Una jueza condecorada por la Policía

La magistrada que firma la sentencia, Pilar Martínez Gamo, fue la jueza instructora del 'caso Nicolás' y la encargada de dar carpetazo a todas las piezas claves del caso que conducían hacia el excomisario Villarejo y las cloacas del Estado, incluso en contra del criterio de instancias judiciales superiores. La jueza disolvió la comisión judicial del caso Nicolás tras tres años de investigación.

Martínez Gamo cuenta además con una medalla al mérito policial entregada por la Dirección General de la Policía a propuesta de la Brigada Provincial de Información de Madrid.

Más noticias