Público
Público
Únete a nosotros

Innovación tecnológica Ninguna empresa española entre las más innovadoras del planeta

El ránking 2019 de Boston Consulting Group (BCG) deja fuera de su lista de 50 firmas de excelencia tecnológica al sector privado hispano. Otra clasificación, la de Forbes, un top-100, sólo incluye a Inditex, en la mitad de su tabla.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6

Campus de Facebook en Silicon Valley REUTERS

La Cuarta Revolución Industrial sortea de nuevo suelo español. Como sus tres pretéritas. La era de la informática, en la segunda mitad del siglo pasado, que siguió a la primera, la mecánica, del Siglo XVIII, y a la segunda, el periodo de proliferación de la energía eléctrica, fechada en su origen a finales del XIX y que vivió su apogeo a principios del XX. España nunca llegó a encaramarse a sus vagones delanteros. Como una irremediable Fuerza del Sino, los trenes de la modernización industrial se han escapado sin remedio. Unos tras otros.

También el actual, el de la Industria 4.0. que, contrariamente a otras revoluciones, demanda “cambios exponenciales, no lineales, que afectan no sólo al qué o el cómo hacer las cosas, sino también a quiénes somos”, como advierte Klaus Schwab, fundador del World Economic Forum (WEF). A su juicio, “estamos ante un hito histórico sin precedentes por la velocidad, el alcance y el impacto de esta fusión tecnológica que está superando las barreras entre las esferas física, digital y biológica”. No hay parangón sobre la capacidad de prosperidad global del proceso de digitalización respecto de sus tres versiones anteriores, tal y como proclama el impulsor de la cumbre de Davos.

Las firmas innovadoras adquieren rivales con avances en Inteligencia Artificial y se lanzan al acceso a plataformas y ecosistemas digitales 

Uno de los estudios que mejor miden las tendencias digitalizadoras de las empresas mundiales es el el ránking de Innovación de Boston Consulting Group que, según sus autores, en su edición de 2019, marca tres claras tendencias. La primera, que las firmas innovadoras más poderosas se han lanzado a la compra de sus rivales más débiles, para adquirir los avances en sus productos y servicios, ideados y confeccionados por medio de Inteligencia Artificial (IA), y su know-how. La segunda, que han incrementado su poder de acceso a plataformas y ecosistemas digitales, cunas de los nuevos negocios globales. La tercera conclusión es todavía más clarividente: cada año se intensifica la rotación de compañías más innovadoras, lo que da sobrada cuenta de la velocidad evolutiva de los nuevos tiempos industriales y tecnológicos.

Las claves de la innovación empresarial

Michael Ringel, socio de la consultora y uno de los autores del estudio, resalta la trascendencia de la IA y del Aprendizaje Automatizado -Learning Machine, conocido con el acrónimo ML- en la creación de plataformas de negocio y como cauces para el adecuado desarrollo de la innovación. “Es esencial su impacto tanto en industrias nativas tecnológicamente como en las tradicionales -explica-, porque aumenta el uso de vehículos de expansión digital, internos y externos, que son los que al final descubren las nuevas ideas de negocios y los que las expanden posteriormente a través de los llamados ecosistemas de consumo”.

Las compañías más innovadoras. Boston Consulting Group (BCG)

Firmas como Alphabet Google, la primera en el ranking, después de desbancar a Apple, empresa que ha gobernado la clasificación durante trece años, ha sido la indiscutible pionera en 2018 en uso extensivo de la IA y de las plataformas digitales. Aunque, en general, todas las corporaciones que componen el top-ten de esta consultora han seguido esta estela. En sintonía con la proclama de su CEO, Larry Page: Primero, la IA. Alphabet Google hace más de un decenio que ha abrazado esta estrategia que, en realidad, es doble, aclara Ringel. La creación y evolución de su plataforma (Android), por un lado, y el desarrollo de ecosistemas (Alphabet ha trabajado con otras firmas para desarrollar, por ejemplo, Waymo, su subsidiaria de vehículos autónomos). Como Amazon, que mediante el uso de la IA alcanzada por varias de sus empresas minoristas es la abanderada en tecnología de reconocimiento de voz (Alexa) y en servicios vinculados a plataformas (Amazon Web Services). Apple, tercera del ranking, comercializa al unísono con el emporio de Jeff Bezos su propio software identificativo de voz (Siri) mientras ponía en liza el primer lugar virtual para diseñadores de aplicaciones dentro de su plataforma iOS. O Microsoft, que se ha transformado de compañía de software a proveedor de IA y plataforma de servicios.

Para ganar dimensión, acuden masivamente a incubadoras tecnológicas, suscriben alianzas académicas y fomentan fusiones con sus rivales empresariales

IA y ML, pues, son las dos grandes fuerzas motrices de la industria digital. Algo más de nueve de cada diez empresas aseguran estar dirigiendo sus inversiones de manera mayoritaria hacia estos dos campos de innovación, según una macroencuesta de la consultora BCG. Y más del 30% de ellas esperan que sus avances en IA tengan un gran impacto en su negocio y en su sector en los próximos tres o cinco años. En el mismo sondeo, cuatro de cada diez se autocalifican como gran compañía innovadora y declaran recibir más del 15% de sus ventas mediante productos de IA. Menos del una de cada diez se consideran innovadoras débiles. Entre las más avanzadas, un 75% admite el uso de incubadoras -es decir, el método de aceleración y yuxtaposición de planes tecnológicos y proyectos de emprendimiento-, ideales para configurar ecosistemas digitales. Si bien no es ni la única ni la fórmula que más engorda sus cuentas de resultados. Porque un 81% dice haber trazado también alianzas con el mundo de la investigación académica para recabar tecnología punta, y en un 83%, achacan el crecimiento de su negocio a acuerdos de fusión con otras compañías.

El déficit tecnológico español

El sector privado español se muestra alejado de esta panacea. La política digital española navega en un limbo. Con recortes en los gastos en I+D+i que agrandan la brecha con los países europeos, asiáticos y los dos colosos norteamericanos: EEUU y Canadá. Y con una escasa ejecución de los escasos fondos destinados a innovación. Pero al trampantojo presupuestario se une la casi nula propensión de las empresas a explorar el universo digital.

En España “persiste aún la ausencia de cualquier conato de multinacional digital", informan los tecnólogos

Los tecnólogos creen que en España “persiste aún la ausencia de cualquier conato de multinacional digital, si se tiene en cuenta que Telefónica, líder privado en inversiones para innovación, es una operadora de servicios, no una tecnológica stricto sensu”. Aunque también inciden en que “cualquier cambio en el mapa digital de un país requiere de una estrategia estatal, igual que en Educación o Sanidad, además de la involucración de las grandes compañías y de las firmas tecnológicas, puntualizan. Como en otras latitudes -EEUU, Japón o Alemania-, donde los emporios como Google, Fujitsu o Siemens tienen desde hace décadas cátedras especializadas en digitalización desplegadas por las universidades y los centros de investigación más prestigiosos de sus territorios.

Pero nada de este crisol parece tener traslación al ámbito empresarial español. Porque tan sólo una compañía, Inditex, aparece entre las cien más innovadoras en otro indicador de referencia, el de Forbes. En el puesto 54. Dentro de un dominio abrumador de empresas estadounidenses y, en segundo, término, de los llamados tigres asiáticos; en especial, surcoreanas, la economía que ha protagonizado el mayor salto hacia la digitalización. También brillan por su ausencia las firmas europeas. La primera, la francesa Hermès, en el 29, seguida de la belga Anheuser-Busch InBev, manufacturera y distribuidora de bebidas, en el 37 y de otras dos galas, la informática Dassault Systemes, en el 48, y Essilor International, de suministros médicos, dos peldaños por encima de la multinacional española. Ninguna alemana tampoco entre las top-100, lo que revela que Europa ha engordado su déficit digital. Aunque haya una sólida representación germana en el ranking de BCG: Adidas (décimo puesto); BASF (decimosegundo); T-Mobile (13); Siemens (16); Bayern (24); Allianz (26); BMW (27); AXA (31); Volkswagen (38) y Daimler (47).