Público
Público

Javier Ruiz Martín 'El Callejero Maldito', una novela que pasea por las calles indignas del franquismo

Javier Ruiz Martín publica 'El Callejero Maldito', un libro en el que narra los encuentros con algunos de los personajes del franquismo que ocupan los nombres de las calles de Madrid. Asensio Cabanillas, Moscardó, Eduardo Aunós o Mola son solo algunos nombres.

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7

callejero de Madrid

El callejero de Madrid está sucio. Está manchado de la sangre de la historia. Las placas de las calles de la capital quedan en las nuca de los transeúntes y desde las esquinas recuerdan los nombres más indignos que protagonizaron el franquismo. Ésta es la idea que quiere transmitir El Callejero Maldito, la última novela escrita por Javier Ruiz Martín y editada por Funambulista.

El cambio de los nombres de algunas de las calles de la vergüenza por parte del Ayuntamiento de Madrid para cumplir con la Ley de Memoria Histórica de 2007 podría ser el móvil necesario para explicar por qué Ruiz Martín decidió escribir esta novela compleja y necesaria. Narrada en primera persona, el autor ofrece una ruta insólita por 14 de las calles que evocan a la dictadura en las que se encuentra con esos personajes franquistas que hacen del pasado de España un ente negro y oscuro.

Portada del libro 'El Callejero maldito' de Javier Ruiz Martín

En esos pequeños encuentros ficticios, el protagonista y narrador se topa con algunos fascistas que dan nombre a las calles de la capital española como Asensio Cabanillas, Moscardó, Eduardo Aunós o Mola. “Les doy la oportunidad de hablar y que se retraten como asesinos”, explica a Público.

“Es un libro difícil de escribir”, reconoce el escritor. Lo es, precisamente, por su originalidad. Porque, como él mismo reconoce, no quiso ofrecer un ensayo más y se aventuró a escavar en el pasado con un relato en primera persona que parte de sus recuerdos. “Era pequeño, pero era consciente de lo que significaba la dictadura porque esas experiencias te hacen madurar a la fuerza y te hacen ver que vives en un país anormal”, apunta.

Hay que quitar de las calles los nombres de asesinos como Yagüe, Mola o Franco

Pero este no es un libro más para la izquierda. No es tampoco un grito más de indignación. Al menos eso quiere recalcar su autor que detalla a este diario que su novela también está destinada “a la derecha española”. Un trabajo narrativo que pide que “se despierten” a aquellos se oponen a la exhumación del dictador y hacer verdad la memoria.

“No se trata de quitar los nombres de los asesinos franquistas y remplazarlos por protagonistas de checas”, transmite el autor de este libro que acaba de llegar a las estanterías de las librerías españolas. Su novela y su idea a cerca de la renovación del callejero en coherencia con la Ley de Memoria gira en torno a la idea de conciliación y democracia, porque no conoce “un sistema mejor”.

“Hay que educar en democracia y convivencia”

Para Ruiz Martín el secreto está en la educación. “Hay que educar en democracia y convivencia”, opina desde el otro lado del auricular. Pero, para ello queda mucho camino por recorrer, en tanto que “la memoria es un asunto pendiente” de la sociedad española.

Entre otras cosas, su libro recoge esa idea tan recurrente en los últimos tiempos de una transición inacabada. Y es que, somos producto de un pasado desajustado. El escritor recalca que tras la muerte de Franco se hicieron bien las cosas porque el momento histórico estaba “amenazado por un constante ruido de sables”, sin embargo, tras cuarenta años, con los tiempos amainados, es tiempo de “solucionar y reconocer a las víctimas” de la dictadura.