Público
Público

Red Bull amenaza con salirse de la Fórmula 1 si no cambian las normas

El director de la escudería austríaca, que decepcionó en el primer gran premio del Mundial, pidió medidas para igualar el rendimiento de los motores: "Cuando ganábamos, nunca lo hacíamos con una ventaja como la de Mercedes".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Daniel Ricciardo, de Red Bull, en el GP de Australia. /EFE

El asesor del equipo Red Bull y expiloto de carreras Helmut Marko ha asegurado que, si a final de temporada están "completamente insatisfechos" con el reglamento vigente, los austriacos podrían "contemplar una salida de la Fórmula 1", dado que las actuales normas hacen que las carreras sean aburridas y se corre el riesgo de que el dueño de Red Bull, Dietrich Mateschitz, "pierda la pasión".

"Evaluaremos la situación otra vez en verano, como todos los años, miraremos los costes y los ingresos y si estamos totalmente insatisfechos podríamos contemplar una salida de la Fórmula 1. El peligro está en que el señor Mateschitz pierda su pasión por el deporte. Como cada año evaluaremos la situación, los costes y los ingresos", declaró Marko ante la prensa alemana tras el Gran Premio de Australia.

El equipo Red Bull, cuatro veces campeón de constructores, coincidiendo con otros tantos títulos individuales de su piloto el alemán Sebastian Vettel -ahora en Ferrari-, ha protagonizado un mal comienzo de temporada, con el australiano Daniel Ricciardo sexto y el ruso Daniil Kvyat sin poder salir por fallo mecánico.

Quejas de Horner por los motores

Después de la carrera de Melbourne, el director del equipo, Christian Horner, solicitó medidas para igualar el rendimiento de los actuales motores. "Cuando ganábamos, nunca lo hacíamos con una ventaja como la de Mercedes. Los difusores dobles y el chasis flexible fueron prohibidos, los escapes fueron movidos, el mapa de motor fue cambiado a mitad de temporada y todo se hacía para retrasarnos, también con McLaren y Williams otros años", se quejó Horner ante la prensa.

Marko continuó con estas críticas a la actual normativa: "Estamos gobernados por una fórmula de ingenieros. Nosotros también queríamos una reducción de costes, pero no está ocurriendo así. Un diseñador como Adrian Newey (que ha dejado la F1) está castrado por esta clase de motor. Estas reglas matarán el deporte".

Contestación de Mercedes

Por su parte, Toto Wolff, director de equipo de Mercedes, señaló que la FIA tiene "un mecanismo de equiparación" que "posiblemente deban mirar" ante lo ocurrido en Melbourne, y acusó a Horner de que sus quejas únicamente se deben a que pierde, tras la decepcionante actuación de los Red Bull.

"Si intentas vencer y competir al máximo nivel y necesitas que las cosas se igualen después de la primera carrera, es decir, que lloras después de la primera carrera, habría que decir que así no es como se han hecho las cosas en el pasado", sentenció Wolff sobre las quejas de Horner.

La escudería Red Bull, cuyo propietario posee también el equipo Toro Ross, tiene firmado un compromiso de permanencia en la Fórmula uno al menos hasta el año 2020.