Público
Público

Ábalos dice que todavía no hay una oferta "atractiva" para privatizar las autopistas rescatadas

Fomento empieza afrontar el pago de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración de seis de las nueve vías quebradas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante su intervención en un desayuno informativo de la tribuna Foro de la Nueva Economía. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado que las autopistas quebradas revertidas al Estado en 2018 no saldrán al mercado antes de que acabe el año, ya que aún no existe una oferta "atractiva".

Ábalos ha recordado que la Sociedad Estatal de Infraestructuras Terrestres (Seittsa), empresa de titularidad pública, asumió por convenio la gestión de las autopistas a propuesta del Gobierno anterior, pero que para que estas salgan al mercado se necesita una oferta "atractiva" para poder licitarlas.

En este contexto, Fomento ha destacado que "se harán las cosas bien" y que, actualmente, el déficit ya está contabilizado, por lo que la resolución de esta cuestión "no será inmediata".

Asimismo, el ministro de Fomento ha explicado que el Gobierno apostará por un acuerdo de sostenibilidad para financiar el mantenimiento y mejora de la red de autopistas.

El Ejecutivo ha resaltado que buscará aplicar un modelo que, partiendo de la igualdad territorial, permita la sostenibilidad financiera y medioambiental en la totalidad de la red. "No es una cuestión de autofinanciación de las infraestructuras, sino también de mantenimiento", ha señalado Ábalos.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, saluda al presidente del Grupo Villar Mir, Juan miguel Villar Mir, en presencia del portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, antes de participar en un desayuno informativo de la tribuna Foro de la Nueva Economía. EFE/Juan Carlos Hidalgo

En este sentido, el ministro ha remarcado que no puede ser que haya territorios en España que sigan amortizando infraestructuras que ya no se tienen que amortizar y ha asegurado que el Gobierno no permitirá que unos ciudadanos paguen más que otros.

Pago de la RPA

El Gobierno ha rescindido el contrato y, por lo tanto, se empieza afrontar el pago de la RPA (Responsabilidad Patrimonial de la Administración), de seis de las nueve vías quebradas.

Se trata de las cuatro radiales de Madrid (dos de ellas en un mismo contrato), de la M-12 Eje Aeropuerto, que une la capital con el aeropuerto, de la AP-36 Ocaña-La Roda, y del tramo de la AP-7 entre Cartagena y Vera.

El contrato para relicitar las autopistas no podrá hacerse hasta 2019, y no este año como inicialmente estaba previsto, dado que los pliegos del concurso aún no están listos y aún queda un "largo y complejo proceso" para contar con ellos.

Las nueve autopistas quebradas, que se completan con la AP-41 Madrid-Toledo y la Circunvalación de Alicante, copan casi una quinta parte (570 kilómetros) del total de la red viaria de pago. Su construcción supuso una inversión de 7.000 millones y suman deuda de 3.200 millones.

Las vías comenzaron a presentar dificultades al comienzo de la crisis por los sobrecostes de las expropiaciones y el desplome de los tráficos, y en 2012 empezaron a quebrar en cadena.

Todos los gobiernos que se han sucedido desde entonces han diseñando distintos planes de rescate que no acabaron de prosperar hasta que la recuperación de los tráficos al fin de la crisis permitió al anterior ministro plantear el proyecto de rescate y posterior relicitación actualmente en marcha.