Público
Público
Únete a nosotros

Ferrovial sanea su división de Servicios antes de venderla por las incertidumbres del brexit

La constructora realiza un ajuste contable en la división por importe de 774 millones de euros en la compañía, que tiene en el Reino Unido su principal mercado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, y su consejero delegado, Íñigo Meira. E.P.

Ferrovial ha decidido finalmente poner a la venta todo su negocio de Servicios, si bien previamente lo saneará realizado un ajuste contable en la división por importe de 774 millones de euros, según anunció la compañía.

El grupo que preside Rafael del Pino acomete este saneamiento ante la situación que el sector afronta en Reino Unido, primer mercado de la compañía y, especialmente, de este negocio, por las incertidumbres derivadas del brexit y el contencioso que mantiene con el Ayuntamiento de Birmingham, con el que tiene su mayor contrato en ese país.

La compañía opera en el mercado británico a través de la filial Amey, firma que, tras el referido ajuste, pasa a presentar un valor en libros de 103 millones de euros.

Ferrovial argumenta que el valor de esta empresa se ve impactado por "la coyuntura del negocio de servicios británico, afectado por la incertidumbre macroeconómica y las restricciones y recortes presupuestarios de las administraciones, y la proliferación de disputas contractuales entre clientes y proveedores".

El grupo participado por la familia Del Pino anotará este saneamiento en sus centas de 2018, que precisamente presenta este jueves, y provocará que, probablemente, vuelvan a presentar números rojos.

La compañía ya contabilizó pérdidas en el primer trimestre del pasado año, también con ocasión de otra provisión relacionada con este negocio, la de 236 millones de euros que entonces se anotó para hacer frente a los posibles efectos que deriven del referido contencioso que mantiene con el Ayuntamiento de Birmingham.

Se trata del contrato de rehabilitación y mantenimiento de todas las infraestructuras viarias de esta localidad logrado en 2010 y del que el pasado año ese Ayuntamiento no pagó ningún importe.

En la actualidad, la empresa y el consistorio mantienen negociaciones con el fin de alcanzar un acuerdo "que beneficie a ambas partes", según indicó el grupo en una conferencia con analistas.

Además de en el mercado británico, Ferrovial Servicios opera en España y también en Australia desde hace unos tres años, cuando compró la firma Broadspectrum, y cuenta con presencia puntual en Chile, Estados Unidos, Canadá y Polonia.

Ferrovial no aportó estimaciones del calendario de venta de la división, o si cuenta con potenciales compradores interesados. Tan sólo indicó que el principal criterio para cerrar la desinversión será el de "optimizar el valor".

Foco en infraestructuras

La compañía enmarca su decisión de finalmente vender toda la división de Servicios en el "reenfoque" que ha decidido dar a su estrategia para centrar su actividad en el desarrollo y la gestión de infraestructuras.

Ferrovial Servicios constituía, al cierre de septiembre de 2018, la primera fuente de ingresos del grupo, dado que facturó 4.884 millones de euros. No obstante, este importe fue un 10% inferior al del año anterior y su contribución al beneficio bruto de explotación (Ebitda) se limitó a 6 millones de euros, un 98% menos que un año antes.

Esta división cuenta con una cartera de contraos de 19.298 millones, de los que 9.547 millones corresponden al mercado británico.

Ferrovial, ante los referidos riesgos y las incertidumbre del Brexit, ya venía realizando desde hace un año un "repliegue" de su actividad en Reino Unido, por la que aplicaba una "más restrictiva" política a la hora de optar a contratos. Además, trajo a Europa la sede de su exdivisión de negocio internacional, que tenía en ese país.