Público
Público

Brexit Reino Unido ha perdido 909 millones a la semana desde el referéndum del brexit

Un informe del  Banco de Inglaterra cifra en 90.900 millones de euros las pérdidas para la economía británica por el proceso de divorcio de la UE. La falta de inversión, la depreciación de la libra, la subida de precios y la bajada del consumo, las principales causas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Un manifestante pro-brexit, en una concentración frente a Downing Street, la oficina del primer ministro británico, en Londres. REUTERS/Simon Dawson

Con la Cámara de los Comunes sumida día sí y día también en eternas sesiones de debate sobre el brexit, los números reclaman hoy su parte de protagonismo en toda esta locura. Porque las cifras no son poca cosa y cobran aún más relevancia cuando es alguien vinculado al Banco de Inglaterra quien las aporta.

Gertjan Vlieghe, un economista independiente miembro de su Comité de Política Monetaria  , ha revelado que, desde que se celebró el referéndum sobre la salida de la Unión Europea en junio de 2016, la economía británica lleva ya perdidos más de 90.900 millones de euros. Las cuentas salen a 909 millones de euros de perdidas a la semana. Y, como estamos comprobando día a día, esto no ha terminado aún.

Las cifras aportadas por Vlieghe se refieren a la pérdida de alrededor del 2% del PIB. Y, como él mismo ha valorado: “Esta cifra no es trivial”.

En su opinión, el principal motivo está en el actual estancamiento de la economía de Reino Unido durante este tiempo; algo que, como él mismo ha señalado, contrasta claramente con el crecimiento del 6% del resto de países del G7. “Basándonos en lo que sucedió en el resto del mundo, hubiéramos esperado que el crecimiento del Reino Unido se acelerara, pero en realidad se desaceleró”. Una situación que ha calificado de “muy inusual”.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, tras una rueda de prensa en la sede de la entidad a principios de mes.. REUTERS/Hannah McKay/Pool

Pero hay varios factores que ayudan a comprender esta situación. En realidad, todo un dominó de razones porque la caída de inversión empresarial provoca la devaluación de la libra, ésta causa a su vez una subida de los precios y éstos, como consecuencia, la bajada en el consumo de los hogares británicos.

Hace menos de un año, el pasado mes de mayo, fue el propio gobernado del Banco de Inglaterra, Mark Carney, quien cifró el coste que el resultado del referéndum había supuesto para los británicos: “Cada hogar ha ingresado 1.000 euros menos de lo que pronosticamos en mayo de 2016”. Se refería a que las primeras previsiones del Bando de Inglaterra las hizo basándose en que el resultado de la votación sería a favor de permanecer en la UE.

Activistas en contra de la salida del Reino Unido de la UE muestran pancartas con el mensaje 'No Blindfold Brexit' ('No un brexito con los ojos vendados') a las afueras del Parlamento británico, en Londres. EFE/ Facundo Arrizabalaga

Según los expertos, que la situación se agrave o se recupere dependerá en gran medida no sólo de si finalmente se produce una salida de Reino Unido de la UE, sino también de las condiciones en las que ésta se produzca llegado el caso; además de, por supuesto, de las medidas que el gobierno decida adoptar en cada escenario. De momento, Vlieghe ha sido claro: “dejar la UE sin un acuerdo podría justificar una reducción de emergencia en las tasas de interés.”