Público
Público

Fusión bancaria Unicaja y Liberbank confirman contactos "preliminares" para una posible fusión

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha señalado que Unicaja Banco "comunica que de forma regular analiza posibles oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas".

Los logos de Unicaja y de Liberbank. REUTERS/EFE
Los logos de Unicaja y de Liberbank. REUTERS/EFE

Público/agencias

Unicaja y Liberbank confirmaron el lunes que han mantenido contactos preliminares, siendo probable que los consejos de ambos bancos se reúnan en cuestión de días para dar inicio formal a las negociaciones sobre su posible fusión, según dijo a Reuters una fuente con conocimiento del asunto.

"En relación con determinadas informaciones aparecidas en algunos medios de comunicación, Unicaja Banco comunica que de forma regular analiza posibles oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas", ha señalado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En este sentido, ha confirmado contactos preliminares con Liberbank, con conocimiento del consejo de administración, sin, por el momento, la participación de asesores externos, no habiéndose adoptado al respecto ninguna decisión por Unicaja, que informará al mercado de las eventuales decisiones "relevantes" que adopte.

La confirmación de los contactos llega después de que el sábado una fuente indicara a Reuters que ambas entidades estaban manteniendo contactos para una fusión que crearía la quinta mayor entidad del mercado español con más de 100.000 millones de euros (117.130 millones de dólares) en activos totales.

Las dos entidades ya estuvieron en conversaciones para acometer una fusión, pero sus consejos de administración decidieron en mayo de 2019 no continuar con el proceso al resultar imposible alcanzar un acuerdo sobre la ecuación de canje.

Sin embargo, la baja rentabilidad del sector bancario europeo, presionada aún más por la previsible prolongación del entorno de tipos de interés bajos y la actual crisis del coronavirus, ha vuelto a situar las fusiones en el punto de mira para que las entidades logren reducir costes y mejorar su eficiencia.

De hecho, el Banco Central Europeo (BCE) ha intensificado en los últimos meses sus llamamientos a que las entidades de la zona euro acometan fusiones tanto a nivel doméstico como transnacional para tratar de resolver los problemas de baja rentabilidad que viene arrastrando el sector desde antes de la pandemia, pero que la crisis actual ha exacerbado.

En esta línea, el Consejo de Supervisión del BCE anunció en julio que "facilitará" la consolidación del sistema bancario de la zona euro mediante el uso de sus herramientas supervisoras, por lo que no exigirá unos requisitos de capital más elevados a las entidades que surjan de una fusión.

En este sentido, recientemente CaixaBank y Bankia han reabierto el baile de fusiones en el sector y el mercado estaba pendiente de posibles candidatos a protagonizar una potencial operación de consolidación. El mismo día que CaixaBank y Bankia reconocieron contactos para una posible fusión, Unicaja y Liberbank se impulsaron en Bolsa un 13,2% y un 13,5%, respectivamente.

Más noticias de Economía