Público
Público
igualdad

Los futuros padres ya se organizan las 16 semanas de baja por paternidad, un tiempo superior a otros países de la UE

En Francia, por ejemplo, el Gobierno va a ampliar el permiso por paternidad (fijado actualmente en 14 días) a 28 días en julio de 2021. Y, en Chipre, los padres sólo pueden cogerse dos semanas de permiso.

Baja Paternidad
Un padre abraza a su hijo recién nacido. Pixabay..

España ha ido avanzando poco a poco en la ampliación de los permisos por paternidad. Concretamente el 1 de abril de 2019 el permiso por paternidad en nuestro país pasó de 5 a 8 semanas. En el 2020 se extendió a 12 semanas y en el 2021 hemos llegado a las 16 semanas de permiso, equiparándose así las bajas de ambos progenitores.

Hay que recordar que hasta el año 2007 no existía permiso por paternidad en nuestro país y los padres sólo tenían dos días libres por el nacimiento de su hijo que se encontraban recogidos en el Estatuto de los Trabajadores. Por ello, en el 2007 se estableció este permiso que durante una década fue de cuatro semanas.

Ahora, con la llegada del 2021 los padres dispondrán de más tiempo para cuidar a sus hijos. Además, esta licencia es remunerada al 100% y se recoge en el Real Decreto-ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, aprobado en marzo del 2019.

En el Real Decreto se puede leer que esta licencia cubre 16 semanas, de las que 6 deben disfrutarse de forma simultánea y obligatoria después del parto y se prevé que esta ampliación beneficiará a 236.000 progenitores en el 2021 según datos de la Seguridad Social.

Sergio Ramírez va a ser padre por segunda vez y este año podrá disfrutar de las 16 semanas que le corresponden de baja por paternidad. El cuádruple de tiempo que tuvo con su primera hija.

"Nuestra primera hija nació en el año 2018 y nos organizamos con lo que había. En mi caso disfruté de las cuatro semanas de permiso que marcaba la ley, mi mujer completó las 16 semanas y luego nos vimos forzados a que ella se tomara una excedencia para que la criatura creciera algo más antes de llevarla a la guardería", explica a Público.

Ahora, gracias a las 16 semanas de permiso por paternidad, van a poder organizarse mucho mejor y van a poder cubrir 26 semanas seguidas entre los dos.

"Este año la cosa cambia y vamos a organizarnos de una manera muy distinta. Cogeremos juntos las seis primeras semanas obligatorias, después mi mujer seguirá las otras 10 semanas para completar su baja y, una vez finalice, tomaré yo las otras 10, con lo que ya nos pondríamos en 26 semanas", explica Sergio.

"Después de esto, tenemos que estudiar las lactancias (suponemos que el padre también tendrá esas horas, pero no lo tenemos claro) y las vacaciones. Así, al menos, la criatura podrá ir a la guardería sabiendo darse la vuelta sobre sí misma, sin que se vea perjudicada la carrera laboral de ninguno de nosotros", finaliza.

Pablo Martínez también será padre en este 2021 y explica a Público que el aumento de la baja por paternidad es importante para "nivelar un poco el mercado laboral" y para que "se vayan igualando las cosas en cuanto a cuidados de los hijos".

"En nuestro caso la verdad es que esto ha sido un poco 'oportunidad' ya que tenemos otro peque y mi mujer empezó un trabajo el 9 de marzo y la empresa cerró el 11. Estamos los 3 en casa porque llevo 10 meses teletrabajando", explica a Público.

"Imagino que la baja la aprovecharemos para que la situación sea llevadera, sobre todo los dos primeros meses y luego en función de cómo esté el mercado laboral iremos viendo", cuenta.

Pablo explica que también fue padre en 2018 y que sólo pudo disfrutar un mes de la baja por paternidad.

Rubén Castro también será padre este año. En su caso, será padre primerizo en el mes de agosto y asegura a Público que la baja por paternidad de 16 semanas fue algo que tuvieron en cuenta.

"Mi pareja no quería tener que pedirse una excedencia porque ahora está en un momento muy bueno de su carrera y nuestros padres no están en Madrid por lo que no nos pueden ayudar", explica.

"Era el momento de tener a nuestro hijo porque ambos tenemos un trabajo que nos permite llegar bien a final de mes y tampoco podíamos esperar mucho más porque tenemos 37 años. La verdad que estamos pensando en cómo organizarnos. Seguramente cojamos juntos las ocho primeras semanas y después haremos turnos", finaliza. 

¿Cómo son las bajas por paternidad en otros países?

En la Unión Europea, el permiso por maternidad está regulado por la directiva 92/85, que establece un mínimo de 14 semanas de baja, pero no existe una normativa común para las bajas por paternidad.

Muchos de los países tienen bajas por paternidad superiores a las dos semanas, pero hay algunas que no.

Holanda (según datos de la Comisión Europea) concede cinco días de baja por paternidad remunerada por el empleador y en Italia se conceden siete días de baja por paternidad totalmente remunerados. En Italia además se contempla que, si la madre no se puede hacer cargo del bebé "por razones serias", el padre tendrá derecho a ausentarse para hacerse cargo de su hijo, aunque no percibirá el 100% del salario.

En Chipre los padres pueden cogerse dos semanas de permiso, pero hace unos años, en este país, los padres sólo podían optar a un día de libranza por asuntos personales, equivalente al permiso para una mudanza.

En Francia, por ejemplo, el Gobierno va a ampliar el permiso por paternidad (fijado actualmente en 14 días) a 28 días en julio de 2021.

Por su parte, Finlandia tiene 54 días de permiso como máximo y, de estos, sólo podrán pasar 18 días simultáneamente el padre y la madre. En Noruega existe un beneficio parental de 49 semanas al 100% de salario o de 59 semanas al 80% de salario para ambos padres, estando reservadas 15 semanas para cada miembro en el caso de las 49 semanas y 19 en el caso de las 59. Además, las tres primeras semanas antes del parto están reservadas para la madre.

Más noticias de Economía