Público
Público

La gran banca suma pérdidas de 5.535 millones en 2020 por los ajustes del Santander y las provisiones para la covid

Los grandes bancos del Ibex 35 dan por concluido lo peor de la crisis del coronavirus y piden al BCE  autorización para poder repartir dividendos entre sus accionistas con cargo a los resultados del año pasado.

Sucursales de los seis mayores bancos que operan en España: Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Bankinter, y Banco Sabadell. E.P.
Sucursales de los seis mayores bancos que operan en España: Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Bankinter, y Banco Sabadell. EUROPA PRESS

EFE

Las mayores entidades financieras españolas (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter) se anotaron el año pasado unas pérdidas conjuntas de 5.535 millones de euros, con sus cuentas muy afectadas por la COVID-19, frente a los más de 16.500 millones de euros logrados un año antes.

Este saldo negativo se debe sobre todo a las abultadas pérdidas sufridas por el Santander, 8.771 millones, las primeras de su historia, frente a los 6.515 millones que ganó en 2019.

El resto de entidades cerró el ejercicio con beneficios, que oscilaron entre los 2 millones del Sabadell y los 1.381 de CaixaBank, si bien prácticamente todas acusaron la pandemia y el deterioro de sus filiales en el extranjero.

Los grandes bancos han respondido a las restricciones impuestas por el coronavirus con la dotación de cuantiosas provisiones, aunque dan por concluido lo peor y ya han pedido al Banco Central Europeo (BCE) su autorización para poder retribuir a los accionistas con cargo a 2020, tras el veto del supervisor en plena pandemia.

Banco Santander

El Banco Santander registró unas pérdidas de 8.771 millones de euros en 2020, las primeras de su historia, frente a los 6.515 millones que ganó en 2019, tras aumentar las dotaciones por la crisis del covid-19 y asumir un deterioro de 12.600 millones en el valor de sus filiales en el Reino Unido, Estados Unidos y Polonia.

Excluyendo esos ajustes contables, el beneficio ordinario anual se situó en 5.081 millones de euros, un 38 % menos, en línea con el objetivo que avanzó en octubre la presidenta del grupo, Ana Botín.

La solvencia, medida por el ratio de capital de máxima calidad CET1, subió hasta el 12,34 %, por encima del rango objetivo del 11-12 %.

BBVA

BBVA ganó 1.305 millones de euros el año pasado, un 62,9 % menos, debido a las provisiones para afrontar el impacto de la covid y el deterioro del valor de su filial en EE. UU., cuya venta le ha generado un exceso de capital que utilizará para retomar los dividendos y reducir costes, por ejemplo en España.

El plan de ahorro, previsto para la primera mitad de este año, incluirá previsiblemente recortes de plantilla y oficinas; además, cuenta con unos 8.500 millones de exceso de capital procedentes de la venta de su filial en EE. UU., que se destinarán a retomar el dividendo en cuanto sea posible, con 5,9 céntimos de euro por acción con cargo a 2020 y con intención de volver a repartir entre el 35 % y el 40 % de sus ganancias con cargo a 2021.

Caixabank

CaixaBank ha resistido el envite de la pandemia de coronavirus y ha ganado en el último ejercicio 1.381 millones de euros, un 19 % menos, tras provisionar 1.252 millones por la COVID-19, y ha logrado mantener los ingresos derivados del negocio bancario -margen de intereses, comisiones y seguros-, con 8.310 millones de euros (-0,1 %), y ha reducido tres décimas la tasa de morosidad, hasta el 3,3 %.

La entidad ya ha anunciado que repartirá este año un dividendo de 2,68 céntimos por acción con cargo a 2020.

Bankia

Bankia cerró 2020, su último ejercicio en solitario antes de la fusión con CaixaBank, con un beneficio de 230 millones de euros, un 57,6 % menos que en 2019, mejor de lo que esperaba el mercado.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró en la presentación de resultados que el banco mantiene su "músculo comercial", lo que le da fuerzas ante la fusión con CaixaBank, y destacó el "espectacular" cuarto trimestre del banco.

Banco Sabadell

Por lo que respecta al Sabadell, logró en 2020 un beneficio de 2 millones de euros, un 99,7 % menos que los 768 que logró en 2019, tras provisionar 2.275 millones por la pandemia, ajustar plantilla y vender las últimas carteras problemáticas procedentes de la CAM.

Sin las pérdidas de TSB, su filial británica, el beneficio del banco hubiera sido de 222 millones de euros, un 71 % menos; el banco espera recuperar posiciones en 2021 gracias a un menor volumen de provisiones por la COVID y a una aportación positiva de su sucursal en el Reino Unido.

Bannkinter

Bankinter redujo su beneficio un 42 % hasta 317 millones, por las mayores provisiones para hacer frente a la pandemia, y se centrará este año en poder sacar a bolsa su aseguradora, Línea Directa, y volver a ganar más de 500 millones de euros en 3 años.

La consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa, valoró estas cuentas, que incluyen una dotación de provisiones de 242,5 millones, y también destacó que Bankinter descarta fusiones con otras entidades. 

Más noticias de Economía