Público
Público
Únete a nosotros

Los sindicatos calculan que 2.000 empleados se verán afectados por el cierre de oficinas de CaixaBank

El plan estratégico para el periodo 2019 a 2021 de la entidad plantea una reducción del 18% de la red de oficinas, lo que supone el cierre de unas 821 sucursales urbanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sucursal de Caixabank en Barcelona. E.P.

El plan estratégico para el periodo 2019 a 2021 de CaixaBank hecho público a finales del pasado mes de noviembre en Londres, que plantea una reducción del 18% de la red de oficinas, podría implicar un ajuste de plantilla de alrededor de 2.000 empleados, según fuentes sindicales.

Durante la presentación de los nuevos objetivos de negocio para el próximo trienio, el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, subrayó la idea de que el cierre del 18% de la red atañe exclusivamente a las oficinas y no se puede extrapolar al número de empleados.

De hecho, aseguró que el porcentaje de despidos sería "sensiblemente menor" al de oficinas, algo que han vuelto a recalcar en fuentes de la entidad, que no han querido dar ninguna cifra concreta sobre los empleados que se verán afectados debido a que las conversaciones aún son "muy" preliminares.

En cualquier caso, lo que sí admitió el banco es que este proceso se traducirá consecuentemente en la existencia de un excedente de plantilla. Según cálculos realizados por los sindicatos, podría situarse en una horquilla de unos 2.000 a 2.500 empleados, lo que supone en torno al 8,5% del conjunto de la plantilla, cifra adelantada por Cinco Días.

CaixaBank y los representantes de los empleados se reunieron ayer en lo que fue su primer encuentro tras el anuncio del recorte de oficinas, pero en ella no se abordó ningún tipo de cifras ni se detalló el plan a seguir. Ni siquiera se ha establecido un calendario, solamente se trasladó a los sindicatos los planes recogidos dentro del documento estratégico.

El plan del banco catalán busca avanzar hacia una transformación de su red, que permita ampliar el número de oficinas de asesoramiento urbanas conocidas, como Store, hasta las 600, mantener la red de sucursales en pequeñas poblaciones (red AgroBank) y desarrollar sus servicios digitales, como el nuevo modelo de atención inTouch.

Extender la red de oficinas Store supone aumentar las integraciones de pequeñas oficinas urbanas, que se unirán en una única oficina, de mucho mayor tamaño y más servicios y con horario de apertura ininterrumpida de mañana y tarde. Esto, por tanto, supondrá un recorte de personal.

Mantener la red rural al completo

La reducción de plantilla, no obstante, es la consecuencia de buscar un modelo para dar un mejor servicio al cliente en la red urbana, pero manteniendo la red rural al completo, sin abandonar su presencia en ninguna población.

Fuentes de CaixaBank han explicado que este proceso implica una negociación con la representación sindical para lograr un acuerdo laboral que permita llegar a los objetivos marcados. "Se prevé que la negociación empiece en las próximas semanas", han añadido. "Como CaixaBank ha hecho siempre, se negociará con la representación sindical las mejores fórmulas posibles para solucionar el excedente de personal", han subrayado.

La entidad cerrará 821 sucursales urbanas, hasta contar con total de 3.640 en 2021, desde las 4.461 actuales. Al mismo tiempo, tiene como objetivo contar con algo más de 600 oficinas Store en 2021. Actualmente cuenta con 285 sucursales de este tipo.

Los sindicatos consideran que el proceso de salidas se realizará mediante un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), dado que actualmente está en vigor un plan de prejubilaciones para empleados nacidos en 1961 o antes.

Asimismo, han dicho que las principales condiciones para firmar cualquier tipo de acuerdo será que solamente se contemplen bajas voluntarias y, en determinados casos, tampoco estarán de acuerdo con la existencia de afectados por movilidad geográfica.