Público
Público

Igualdad La Guardia Civil convoca dos jornadas de autoestima para mujeres mientras sanciona a una por rechazar un chaleco masculino

Como condición para inscribirse, se pide que la aspirante carezca de sanciones disciplinarias por falta grave o muy grave.  Así, el acceso queda vetado para guardia civil Pilar Villacorta debido a su sanción por negarse a vestir un chaleco antibalas masculino que le dañaba el pecho y contestar a un mando que le obligó a llevarlo: "¿Cómo se sentiría con un tanga?".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen de archivo de la Guardia Civil. EFE/Laurent Dominique

Justo cuando se conoce  la sanción de un mes de empleo y sueldo para la agente de la Guardia Civil Pilar Villacorta por negarse a usar un chaleco antibalas masculino — "¿Cómo se sentiría con un tanga?", espetó Villacorta a su superior cuando éste trató de obligarla a vestirlo, pese a que le dañaba el pecho—, el cuerpo ha convocado 100 plazas para un curso con el fin de que las mujeres del cuerpo "completen los conocimientos y aptitudes requeridos por el personal femenino de la Guardia Civil en la gestión emocional en lo referente a la autoestima”.

Los próximos días 2 y 9 de octubre tendrán lugar sendas jornadas cuyo título literal es "Gestión de emociones: autoestima, poder y empoderamiento", impartidas por la Escuela de Organización Industrial (EOI) —como proveedores—, y dirigido y patrocinado por el Instituto de la Mujer.

Según el Boletín Oficial de la Guardia Civil del día 7 de agosto, la primera de las jornadas es para 50 mujeres cabo y cabo primero, mientras que la segunda convocatoria reserva 50 plazas para "personal femenino" del cuerpo. Ambas convocatorias han sido confirmadas a Público por fuentes oficiales de la Guardia Civil.

Ambos cursos, que tienen una duración de ocho horas lectivas, se impartirán en la sede de EOI en Madrid, un centro de estudios público que imparte diferentes cursos de postgrado y para ejecutivos, con especial incidencia en la transformación digital, el liderazgo y el coaching

Para acceder a estas jornadas, la Guardia Civil pone los siguientes requisitos: hallarse en situación de servicio activo, no encontrarse de baja médica, y “no tener anotadas sin cancelar en su hoja de servicios penas por infracciones penales ni sanciones disciplinarias por falta grave o muy grave”.

Con estas condiciones, el acceso a esta jornada sobre “gestión de emociones en los referente a la autoestima” queda automáticamente vetada para la cabo 1º Villacorta debido a su sanción por el incidente con el chaleco antibalas masculino.

Su caso tuvo lugar hace dos años, cuando fue obligada a ajustarse un chaleco que no estaba diseñado para mujeres, que ni siquiera era de su talla y, al tratar de ponérselo entre tres hombres, le hicieron daño en el pecho.

Ella denunció a su mando por la jurisdicción militar, pero la causa fue archivada. Acto seguido, se le abrió un expediente por dirigirse a un superior de forma "claramente irrespetuosa", que ha tenido que ser resuelto ahora.

La sanción propuesta inicialmente para ella era de tres meses sin empleo y sueldo, que al final ha sido rebajada a un mes

Sancionadas y sin curso

En conversación con este diario, Alicia Sánchez, secretaria nacional de igualdad de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) pone el acento en las condiciones que impone el instituto armado para acceder a este curso: “Yo misma tengo una sanción por falta grave, o sea, nos excluyen a todas las que hemos peleado un poco por nuestros derechos y hemos sido sancionadas”, lamenta.

Esta portavoz comenta, sin embargo, que estas jornadas —que se celebran por segundo año consecutivo— “merecen la pena, es un curso muy bueno porque lo imparte gente preparada del Instituto de la Mujer”.

No obstante, Sánchez critica el título del curso, que califica de enrevesado: “Si pusiera sólo liderazgo y empoderamiento de las mujeres en la Guardia Civil trasmitiría algo que nos beneficia a todas, pero con la inclusión de la palabra 'autoestima' nos deja como las débiles de la película sólo por ser mujeres”. “Los hombres deben de tener la autoestima por las nubes, puesto que no les ofrecen cursos con títulos como el de éste para nosotras”, ironiza.

En un comunicado, esta asociación critica "el paternalismo que se desprende de esta convocatoria, pues restringirse tan solo a mujeres denota el trato discriminatorio que éstas sufren en su condición de guardias civil". Asimismo, exige a la Dirección General de la Guardia civil que la rectifique porque esta "segregación por sexos señala directamente hacia una inferioridad de uno de ellos, en este caso el femenino respecto al masculino, algo totalmente intolerable".

Nuevas sanciones


Por otro lado, la propia AUGC denuncia una nueva sanción a uno de sus representantes asociativos. En esta ocasión, el sancionado es el responsable de la Comisión de Tráfico de la asociación, Gustavo Álvarez, “al que se le ha incoado un expediente por falta grave por criticar la gestión del Jefe de Sector de Tráfico de la Rioja durante una reunión entre éste y las asociaciones profesionales”, sostiene dicha asociación.

La AIUGC se queja de que esta nueva sanción se suma a otras tres muy recientes, la de la propia Villacorta y las de sus compañeros Juan Couce y Alberto Alegría, “todos ellos castigados con sanciones desproporcionadas por actuar como legítimos portavoces de los trabajadores del Cuerpo”.

Nuevamente, la AUGC apela al Ministerio del Interior y al propio Director General de la Guardia Civil, Félix Azón, para que “apuesten por el entendimiento y el diálogo, como herramientas para solucionar los problemas de los guardias civiles” y dejen de dar “rienda suelta a ese grupo de altos mandos que se resisten al cambio y obstaculizan la llegada de una Guardia Civil verdaderamente democrática”.