Público
Público

Llegan las rebajas electorales

Mariano Rajoy promete que si llega a La Moncloa siete millones de españoles dejarán de pagar el IRPF y buscará un ‘Nuevo Consenso'

PÚBLICO.ES

'En la próxima legislatura todos los trabajadores y pensionistas que hoy ganan 16.000 euros al año no pagarán el Impuesto sobre la Renta. No pagarán ni un euro'.

Esta fue la gran promesa electoral que lanzó ayer Mariano Rajoy. Era el colofón a una conferencia política deslucida por la falta de medidas 'estrella'. El presidente nacional del PP se las reservaba.

Si llega a La Moncloa, el jefe de la oposición llevará a cabo una 'gran reforma fiscal para ayudar a todas las familias que lo están pasando mal'. Tras echar cálculos, el PP cree que podrá lograr que siete millones de personas que hoy pagan a Hacienda, dejen de hacerlo.

Rajoy explicó que, de ese modo, la mayoría de los trabajadores y pensionistas, que son las personas a las que precisamente les cuesta más llegar a fin de mes, podrán contar con unos ingresos extras para 'atender a la subida de precios, a las hipotecas y a la pérdida de poder adquisitivo'.

No fue su único anuncio. El líder del PP aseguró además que su partido 'establecerá una rebaja adicional de los impuestos a todas las mujeres que estén trabajando fuera de casa' para que se incorporen al trabajo y no lo abandonen. Para el líder del PP es posible cumplir con estos dos compromisos.

'Sabemos hacerlo y lo vamos a hacer', dijo. Y, ya de paso, aprovechó para cargar contra los socialistas a los que acusó de no emprender este tipo de iniciativas 'porque no saben y porque, como no se fían de la gente, prefieren que el dinero lo administre el Gobierno'.

En su opinión, eso es lo que 'les permite repartir regalos de vez en cuando con el dinero de todos'.

Dentro del paquete de medidas económicas, Rajoy también recordó que su partido piensa mejorar las pensiones más bajas. El presidente nacional del PP no olvida el programa de televisión, Tengo una pregunta para usted, en el que una señora, Violeta Aranguren, le planteó si sabía cómo se podía vivir con 300 euros al mes. A él le pareció que muy 'malamente'. Desde entonces, no le ha dejado de dar vueltas. Y, por eso, ahora, señaló, 'la vamos a ayudar'.

Repaso de temas
Pero no por hablar de cuentas, Rajoy desatendió otros temas. En 48 minutos de discurso tuvo tiempo para pedir urgentemente una reforma constitucional limitada que 'concluya esta subasta de transferencias' y solicitar que en las Cortes se establezcan mayorías de 2/3 para 'todas las reformas que afecten al bloque constitucional o a las principales instituciones del Estado'.

También le dedicó un apartado a la educación y aseguró que el PP garantizará 'por ley el derecho a utilizar y aprender el castellano en todas las etapas del sistema educativo en toda España'. Fue lo más ovacionado y aplaudido de toda su intervención por los cerca de 10.000 asistentes.

Antes de alcanzar todo esto, según Rajoy, será necesario llegar a un Nuevo Consenso, con mayúsculas. El presidente del PP está empeñado en construir nuevos lazos porque 'en estos cuatro años hemos visto caer pulverizados todos los acuerdos nacionales que nacieron en la Transición'.

La idea no es nueva. Lleva insistiendo en ella desde que fue designado candidato a la presidencia del Gobierno en Valencia. Ahora, sin embargo, ha añadido que lo primero que hará en caso de ganar en el 2008 será 'llamar al principal partido de la oposición' y despejar 'cualquier duda sobre las cosas que no se tocan o que se tocan de común acuerdo'.

Rajoy no se comprometió como Zapatero a no utilizar el terrorismo como arma de confrontación política. Pero sí a que si gobierna no habrá negociación con ETA. 'No es razonable que se consulte a los terroristas sobre sus deseos o el precio de su silencio.

Propondremos que el Parlamento apruebe una declaración institucional manifestando el compromiso de que no existirá ninguna negociación política con ETA', subrayó.

Críticas al Gobierno
Tampoco desaprovechó la ocasión para criticar al presidente del Gobierno a quien no se refirió expresamente en ningún momento. Para Rajoy se han perdido cuatro años y hay que salir 'de este marasmo'.

'Todos los españoles saben perfectamente que cuando el mando de la TV se está quedando sin batería, el remedio no consiste en insistir y apretar las teclas con más fuerza sino en cambiar las pilas', concluyó.

Más noticias