Público
Público

Berta Cáceres Abogado de la familia de Berta Cáceres: "Está probado que la mandó matar una estructura empresarial"

Victor Fernández y Martín Hernández, impulsores del movimiento Causa Berta Cáceres, que busca justicia sobre el asesinato de la activista hondureña, hablan con 'Público' sobre los constantes ataques que sufre el activismo medioambiental en América Latina.  

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Martín Hernández y Víctor Fernández, abogados e impulsores de la Causa Berta Cáceres. ERLY QUIZHPE

Víctor Fernández y Martín Hernández son abogados e integrantes de Movimiento Amplio, un colectivo que pretende luchar contra la corrupción en Honduras e impulsores de la Causa Berta Cáceres que lanzó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) para buscar justicia sobre el asesinato de la activista hondureña. Víctor Fernández, además, es abogado de la familia de Cáceres. 

Ambos son luchadores de la causa medioambiental y atienden a Público tras recibir el premio Solidaridad, otorgado por la ciudad de Bremen al Movimiento Amplio en el que reconocen su lucha contra la corrupción en el país centroamericano. 

Dan voz a la causa de Berta Cáceres y a las luchas de los indígenas y activistas medioambientales contra las empresas "neocoloniales", donde mencionan a ACS, la empresa de Florentino Pérez, y Elecnor.

¿Ha habido justicia para Berta Cáceres?

Víctor Fernández, abogado de la familia de Berta Cáceres. ERLY QUIZHPE

- Víctor Fernández: No. No hay justicia porque el sistema está jugando todavía en su cancha. Está probado a estas alturas que a Berta la mandaron matar una estructura empresarial –la empresa DESA– que en la práctica es una estructura criminal. Hubo gente que sostuvo esa decisión, más allá de los siete detenidos, y no han sido condenados.

Tras su asesinato está el sistema financiero, está la banca multilateral a través del Banco Centroamericano de Integración Económica, que financió el proyecto de la empresa DESA. Este banco debería responder ante sus actos.

También están detrás todos los funcionarios que bajo prácticas de corrupción cedieron ante la concesión de este proyecto. Al final, el movimiento se ha hecho tan grande que una cosa es el caso Berta Cáceres y otra cosa es la Causa Berta Cáceres, que supera al asesinato y es más global.

Hubo una verdad que quisieron implantar y no les ha salido bien. A Berta Cáceres la mataron el 2 de marzo de 2016; pues el 3 de marzo, el ministro de seguridad aseguró en rueda de prensa que a Berta la habían matado por un conflicto pasional o interno del sindicato

¿Os sentís presionados en vuestro día a día al defender el medio ambiente?

- Víctor Fernández: Todos los días hay algo que te importuna, que trastoca tu vida. El anuncio de que llegó una nueva empresa con toda su maquinaria, o que la tierra donde vives ha sido vendida con derechos de explotación sin que te des cuenta...

Es una preocupación cotidiana, pero también es un trabajo construyendo la resistencia y la alternativa. Aunque también es verdad que en medio de lo adverso, lo que no nos hace falta es sentido de vida, porque lo hemos encontrado a través de estas luchas. 

Dos de cada tres activistas asesinados forman parte de movimientos medioambientalistas... 

Martín Hernández, integrante de Movimiento Amplio. ERLY QUIZHPE.

- Víctor Fernández: Sí, estamos muy perseguidos. Los movimientos históricos de lucha popular en nuestros pueblos están a la baja: el obrero, el nacional, la industria… no tienen el desarrollo que tuvieron en otros momentos. Muchos, además, se convirtieron en sectores en defensa del sistema. Ahora hay un cambio y la resistencia se produce a través movimientos territoriales, sobre todo desde los años 90 y las recientes avanzadas del neoliberalismo.

Lo que pone en riesgo el avance del capital son los movimientos territoriales, por eso se producen prácticas violentas. La primera práctica violenta es la corrupción, que somete a los poderes públicos y los convierte en un instrumento al servicio del capital. Cuando atraviesan esa primera barrera se enfrentan a los movimientos populares; intentan persuadirte y cuando no lo consiguen, te criminalizan y estigmatizan. Si nada de eso funciona, te matan. Como resultado, toda esta maquinaria configura una cantidad de activistas y luchadores asesinados en Honduras y en América Latina.

- Martín Hernández:  Para que nos hagamos a la idea de la violencia que hay en nuestro país, Global Witness publicó un informe en el que colocaba en 2016 a Honduras, solo después de Brasil, como país donde es más peligroso defender el medio ambiente.

¿La situación en Honduras sería diferente si no se hubiera producido el Golpe de Estado contra Zelaya en 2009?

- Martín Hernández: De alguna manera, habría habido una mayor contención a todo lo que pasa ahora. Además, viendo cómo está el país en términos financieros y en un proceso de violencia instaurado desde 2009 hasta la fecha... Ahora mismo Honduras es un país en vaivén y depende de la ola económica mundial. 

- Víctor Fernández: El Golpe no solo modificó las condiciones en Honduras, supuso una avanzada de las derechas y el Imperio norteamericano frente a las tendencias de izquierdas en América Latina. Para Honduras fue duro, aunque en realidad siempre hemos tenido un proceso de movilización muy importante, aunque en Europa se hable más de otros países.

Aquí en España se habla sobre todo de Venezuela…

-Víctor Fernández: Venezuela ha sido la dignidad de los pueblos latinoamericanos. Es quien ha podido hacer contrapeso a EEUU, con sus equivocaciones incluidas. Es el país que tuvo claramente la postura antiimperialista, impulsando una alternativa latinoamericana. Digo eso sin desconocer las imperfecciones de la propuesta.

Venezuela es la antítesis del imperialismo; en nuestro caso, Honduras históricamente apareció como el país sometido al yugo gringo, desde que en los años cincuenta se produjera un golpe de estado. Desde entonces sentaron sus bases allí y fueron operando en el resto de países.

¿Qué significa ACS y Florentino Pérez para el movimiento indígena y el medio ambiente en América Latina?

- Martín Hernández: Para los compañeros de Guatemala es una amenaza permanente. En realidad, por la misma cercanía histórica con España, vemos un patrocinio más cercano en torno a la política. Vemos además que para España es un facilitador de la neocolonización que está viviendo el país, y tenemos claro como organización que vamos a pelear esas batallas.

Sí sabemos de algunas empresas, como Elecnor –de origen bilbaíno–, que también es un problema para la región. Las empresa españolas tienen sus tentáculos por América Latina y el caso más grosero es el de Florentino Pérez y ACS en Guatemala.

¿Estáis de acuerdo con López Obrador en que España debería pedir perdón por los crímenes cometidos tras el 'descubrimiento' de América?

- Víctor Fernández: Es lo menos que pueden hacer, además de devolver todo lo robado. Si lo administraron mal es su problema… Hubo una imposición de cultura, violencia y un etnocidio terrible. Las reglas básicas de convivencia pasan por eso. Hemos escuchado las posturas de la gente de poder en España y parece que tenemos que agradecer lo que hicieron en América Latina.

- Martín Hernández: Mientras España no reconozca todas las atrocidades del franquismo, estará en involución.

Las victorias de Bolsonaro y Trump, con mensajes reaccionarios contra las políticas medio ambientales y cargando contra el activismo indígena, ¿cómo las interpretáis?

- Víctor Fernández: Son amenazas para el mundo, más allá de nuestros territorios. Estos dos personajes tienen el mérito de que son unos bárbaros francos, no esconden su barbarie. Eso te puede animar a saber que son una clara amenaza, pero desafortunadamente les han votado. Ojalá sirva para volver a la reflexión de los conceptos más básicos y el momento crítico que vivimos como pueblos.

No me gusta decir que estamos amenazados por este tipo de discursos, porque ya sufrimos las consecuencias. Y además, vemos que se convierten en referencia del resto del mundo. Europa no es contrapeso a las tendencias de Trump, y lejos de eso, hay un encuentro de esas tendencias.

En América, con lo que pasa de Bolsonaro, se reproduce en Ecuador, en Paraguay… Está en riesgo la humanidad, está en riesgo el planeta.

Por vuestras reflexiones, entiendo que no creéis que las cosas puedan cambiar con simples cambios en los gobiernos

- Martín Hernández: Definitivamente. Si no se rompe con este modelo extractivista que subyuga a otros estados la salvación del planeta es cada vez más difícil.

-Víctor Fernández: La alternativa en la que nosotros creemos es una alternativa popular, y eso puede tener distintos enfoques y pasos que deben seguir. El responsable es el sistema capitalista en su nueva fase. Si logramos entender que ese es el problema, podremos entrar a la construcción de una alternativa.