Público
Público
Únete a nosotros

Bombardeado un nuevo centro sanitario en Alepo

Sólo este viernes han muerto unas 20 personas en la ciudad siria, donde han perdido la vida más de 200 civiles en una semana.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 8

Miembros de la defensa civil evacuan a un herido por un bombardeo. - REUTERS

MADRID.- Apenas 24 horas después del ataque al hospital Al Quds en la ciudad siria de Alepo que dejó una treintena de muertos, otro centro sanitario de la localidad ha sido víctima de un nuevo bombardeo causando varios heridos. El edificio, ubicado en el barrio de Al-Marja, controlado por los rebeldes, ha quedado gravemente dañado, según ha informado la defensa civil a AFP. La clínica había proporcionado servicios médicos durante cinco años.

Este último ataque forma parte del recrudecimiento de la violencia en Alepo durante la última semana a pesar del alto el fuego iniciado en febrero y aceptado por el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora. Sólo este viernes han muerto en la ciudad unas 20 personas por los bombardeos y el fuego de artillería en la ciudad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. En una semana, han perdido la vida más de 200 civiles en la localidad.

Entre los más de 200 civiles muertos durante los últimos días en Alepo, al menos unos 35 eran menores de edad

El Observatorio, con sede en Londres pero con una amplia red de información en todo Siria, ha precisado que este viernes al menos trece civiles fallecieron y decenas resultaron heridos por el disparo de cohetes de facciones islámicas contra barrios controlados por el régimen, como Seif al Daula, Al Midan, Al Azizia, Bab al Furch, Al Jalidiya, Al Mashriqa y Al Azimiya, así como una mezquita y la plaza de Sadalá al Yaburi. Por otro lado, seis personas perecieron por los bombardeos de aviones de guerra contra el distrito de Al Mogair y sus alrededores. El Observatorio no descartó que el número total de víctimas mortales aumente porque hay heridos graves y desaparecidos bajo los escombros. 

Entre los más de 200 civiles muertos durante los últimos días en Alepo, al menos unos 35 eran menores de edad, de acuerdo a los últimos datos difundidos por el Observatorio. Del total de fallecidos, al menos 27 perdieron la vida, entre ellos el último pediatra que quedaba en áreas bajo control opositor en Alepo, en un bombardeo de aviones de guerra contra el hospital Al Quds, en el este de la ciudad, la noche del miércoles.

El Gobierno de EEUU ha señalado que todo apunta a que las fuerzas del régimen de Bachar al Asad perpetraron el bombardeo y ha pedido a Rusia que asuma su "urgente responsabilidad" de presionar a su aliado para que deje de violar la tregua. No obstante, una fuente militar siria negó ayer en un comunicado cualquier implicación del Ejército en el ataque al centro. Washington y Moscú han negociado una nueva tregua que afecta sólo a las regiones de Damasco y Latakia. Alepo está fuera de este nuevo acuerdo.

La población de Alepo inspecciona los escombros de varios edificios derruidos por los bombardeos. - REUTERS

La ONU alerta de una "escalada letal"

En tanto, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha denunciado la "monstruosa falta de respeto por las vidas de los civiles por todas las partes en el conflicto" en Siria, después de la intensificación de los enfrentamientos y los bombardeos en los últimos días. "Están llegando informaciones desde Alepo, Homs, Damasco y la zona rural de Damasco, Idlib y Deir Ezzor de un número creciente de víctimas civiles", ha lamentado Zeid en un comunicado.

"En resumen, la violencia está volviendo a los niveles previos al cese de hostilidades" iniciado el pasado 27 de febrero y "hay informaciones preocupantes de concentración militar que indicaría preparativos para una escalada letal", ha subrayado. El alto comisionado ha recordado que los ataques contra hospitales o mercados pueden, según las circunstancias, equivaler a crímenes de guerra. "Indican una falta de respeto seria y alarmante hacia una de las piedras angulares del Derecho Internacional Humanitario: la obligación de proteger a los civiles", ha advertido.

"En las mentes de muchas personas, las grandes potencias mundiales se han convertido en cómplices del sacrificio de cientos de miles de seres humanos y el desplazamiento de millones", denuncia Naciones Unidas

Por otra parte, Zeid ha llamado la atención sobre la situación de la población asediada en localidades como Fua y Kefraya. "Los habitantes de estas localidades están ante un grave riesgo de ataques de venganza por parte de grupos opositores, si los acuerdos de tregua se vienen abajo", ha incidido. También ha expresado su preocupación sobre las alegaciones de víctimas civiles en los bombardeos en las zonas bajo control del grupo terrorista Estado Islámico.

"Es necesaria una acción urgente por parte de todos los actores relevantes para garantizar la protección de los civiles y su derecho a la vida y para combatir la impunidad que ha hecho tanto para alentar la multitud de horrendas violaciones del Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos que han tenido lugar en Siria en los últimos cinco años", ha reclamado Zeid.

Asimismo, ha lamentado que el Consejo de Seguridad de la ONU no haya remitido la situación en Siria al Tribunal Penal Internacional (TPI), lo que constituye "un ejemplo de la más vergonzosa forma de 'realpolitik'".  "En las mentes de muchas personas, las grandes potencias mundiales se han convertido en cómplices del sacrificio de cientos de miles de seres humanos y el desplazamiento de millones", ha denunciado, incidiendo en que no hay nada que desincentive a "ninguno de los muchos criminales de guerra en Siria a dejar de contribuir a la salvaje espiral de muerte y destrucción en la que está sumido el país".