Público
Público

David Beriain pudo salvarse en Burkina Faso pero se negó a abandonar a Roberto Fraile, que estaba malherido

La investigación sobre el asesinato de los periodistas españoles y un ecologista irlandés el mes pasado describe los detalles del ataque yihadista que terminó por costarles la vida. 

Los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile.
Los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile. Dmax | EFE

David Beriain pudo haber salvado la vida y escapar del ataque yihadista en el que murió el pasado 26 de abril en Burkina Faso, pero, junto al ambientalista irlandés Rory Young, decidió permanecer al lado de su compañero Roberto Fraile, que había quedado malherido tras dicho ataque, y que apenas podía moverse. Los tres fueron ejecutados poco después. Eso es lo que afirma el primer informe de la investigación sobre la muerte de los reporteros españoles y el ecologista irlandés adelantado por el diario El País

Según esta versión de los hechos, los periodistas españoles, que estaban preparando un reportaje sobre la caza furtiva en el sudeste de Bukina Faso, formaban parte de una caravana "fuertemente armada, con unos 30 efectivos, dos camionetas pick-up y una docena de motocicletas" organizada por la ONG Chengeta Wildlife. Pese a  las medidas de seguridad, el grupo en el que viajaban Beriain y Fraile se vio sorprendido a primera hora de la mañana del 26 de abril por el ataque de un grupo yihadista

El País recoge el testimonio de un soldado burkinés que formaba parte de la caravana de Beriain y Fraile, según el cual "se toparon con un campamento en el que ondeaba una bandera negra con una inscripción en árabe (símbolo de Al Qaeda)".

Se inició entonces un combate que duró una tres horas y durante el cual Fraile resultó herido. El grupo de los periodistas españoles fue atacado por tres flancos y los soldados burkineses que los protegían decidieron retirarse e "instaron a Beriain y Young a huir dejando atrás a su compañero, pero no quisieron hacerlo y se quedaron junto a él", señala información. 

Al día siguiente, y tras dar la voz de alarma, el Ejército burkinés accedió al lugar del ataque con refuerzos, pero ya solo pudieron encontrar los cadáveres de Beriain, Fraile y Young. 

Los investigadores atribuyen la autoría del ataque al Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), organización vinculada a Al Qaeda, que reivindicó el atentado con una grabación de audio. El JNIM "recurre habitualmente al secuestro como forma de recabar fondos" y así lo había hecho unos días antes con un periodista francés, por lo que se ignora por qué en esta ocasión no ocurrió así y optaron por ejecutar a los periodistas españoles y al activista irlandés. Los investigadores especulan con la posibilidad de que los yihadistas temieran ser perseguidos por el Ejército de Burkina Faso y que los prisioneros pudieran ralentizar su huida al estar Fraile gravemente herido.

Más noticias de Internacional