Público
Público

Derechos Humanos Denuncian la condena a ocho años de cárcel y 70 latigazos a una activista iraní

Amnistía Internacional condenó el arresto de Narges Mohamadi el año pasado y calificó a la activista como "una prisionera de consciencia atacada por sus actividades pacíficas en favor de los derechos humanos".

L a política iraní, Fatimah Haqiqatjoo (C), habla con Marziyeh Langeroudi (D), y Narges Mohamadi (I)
L a política iraní Fatimah Haqiqatjoo (C), habla con Marziyeh Langeroudi (D), y Narges Mohamadi (I). HENGHAMEH FAHIMI / AFP

Un tribunal iraní condenó a ocho años de cárcel y 70 latigazos a la prominente activista de derechos humanos Narges Mohamadi, denunció este domingo su marido, residente en París.

"Hemos escuchado que en un juicio de cinco minutos, Narges Mohamadi ha sido condenada a ocho años de prisión y 70 latigazos", dijo en Twitter Taghi Rahmani, marido de la activista.

Rahmani indicó que al no poder contactar con la activista no tienen más detalles del juicio y que la condena incluye dos años de prohibición de acceso a "telecomunicaciones". "El nuevo veredicto no está claro para nosotros", afirmó. Las autoridades iraníes no han informado acerca de la condena.

Mohamadi, que dirigió el Centro para la Defensa de los Derechos Humanos de Irán, fue liberada de la cárcel en 2020 tras varios años entre rejas acusada de actuar contra la seguridad nacional y propaganda contra el sistema.

Durante su largo periodo entre rejas, Mohamadi estuvo un tiempo en celda de aislamiento y protagonizó una huelga de hambre, que agravó su estado de salud.

En noviembre de 2021, volvió a ser arrestada mientras participaba en un memorial de un activista que murió durante las protestas de 2019, que comenzaron por el aumento del precio de los combustibles y se ampliaron a manifestaciones contra la clase política del país.

Amnistía Internacional denunció que durante esas protestas se produjeron más de 300 muertos y miles de detenidos.

En los meses anteriores a su arresto, la activista había estado trabajando con familias de fallecidos durante esas protestas en busca de justicia.

Amnistía Internacional condenó el arresto de Mohamadi el año pasado y calificó a la activista como "una prisionera de consciencia atacada por sus actividades pacíficas en favor de los derechos humanos".

Más noticias de Internacional