Público
Público

Una escuela de aviación de EEUU consideró "no apto" a Andreas Lubitz

Las autoridades del aeropuerto de Phoenix, donde los pilotos de Lufthansa hacen un curso de prácticas, reflejaron los problemas psicológicos del joven piloto. Además, su licencia recogía que necesitaba un "examen médico regular específico"

El joven aleman copiloto del avión siniestrado en Los Alpes, Andreas Lubitz, en una carrera organizada por su compañía, Lufthansa. EFE

PÚBLICO / AGENCIAS

Andreas Lubitz, el copiloto alemán que presuntamente causó este martes la tragedia aérea de los Alpes franceses,
había sido declarado "no apto" para manejar aeronaves por la escuela de aviación del aeropuerto de Phoenix (EEUU), donde los pilotos de la compañía Lufthansa realizan un curso de prácticas, tal y como recoge el tabloide alemán Bild.

Los evaluadores estadounidenses reflejaron la inestabilidad del joven en su ficha, indicando que "problemas de capacidad mental" le impedían pilotar aviones de un solo motor. El Airbus A320 que Lubitz copilotaba es un modelo bimotor, con una autonomía notablemente superior a las aeronaves que el joven alemán probó en Phoenix. 

La Fiscalía alemana, tras su registro de la vivienda de Lubitz, ha comunicado que "se aprehendieron documentos médicos que apuntan a una enfermedad y su correspondiente tratamiento médico". Entre ellos, "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos".

La Fiscalía alemana ha encontrado "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos"

Los investigadores consideran que el copiloto trató de esta manera de "ocultar su enfermedad a su empleador y su entorno profesional". Diversos medios de comunicación han reflejado que Lubitz estaba obsesionado con su trabajo como piloto, pudiendo ser esta una de las razones por las que ocultó a su compañía, Germangings, filial low cost de Lufthansa. 

Además, según filtraron varios medios, el acta del copiloto en la Oficina Federal de Aviación lleva la abreviatura "SIC", propia de quien requiere un "examen médico regular específico".

Bild también ha publicado, citando "círculos de Lufthansa", que la pausa de seis meses que Lubitz hizo en 2009 durante su formación como piloto se debió a un "grave episodio depresivo" para el que necesitó tratamiento psiquiátrico.

La Clínica Universitaria de Düsseldorf, respondiendo a algunas informaciones, confirmó que Lubitz fue atendido en sus instalaciones —la última vez el 10 de marzo—, pero tildó de "incorrecto" que fuera para un tratamiento por depresión y precisó que el joven acudió para contrastar diagnósticos, sin aportar más detalles.

Mientras tanto, sigue sin haber evidencias que respalden la hipótesis de una motivación terrorista.

En este sentido, la Fiscalía dijo que en los registros no se han encontrado "indicios que apunten a un trasfondo político o religioso" en el comportamiento del copiloto.

Más noticias de Internacional