Público
Público

Estados Unidos Oleada de paquetes bomba en EEUU: Obama, Soros, Hillary Clinton, la sede de CNN...

En las últimas 24 horas, las autoridades estadounidensen han interceptado al menos cinco artefactos sospechosos. El FBI ya se ha hecho cargo de la investigación del caso

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Varios policías acordonan una calle tras la evacuación del edificio Time Warner por el hallazgo de un paquete sospechoso en Nueva York. (JUSTIN LANE | EFE)

En las últimas 24 horas las fuerzas de seguridad de Estados Unidos han interceptado varios paquetes bomba enviados a destacadas personalidades de la política, de las finanzas o de los medios de comunicación. El martes interceptaron un paquete explosivo en la residencia neoyorquina del magnate George Soros, y este miércoles las autoridades estadounidenses han encontrado artefactos explosivos en sendos sobres de correo dirigidos a la exsecretaria de Estado de Hillary Clinton en su oficina en Nueva York y a la residencia del expresidente Barack Obama en Washington.

No son los únicos: también se ha encontrado otro paquete en la sede de la cadena CNN en Nueva York, en el edifico Time Warner, que ha sido desalojado. En concreto, el paquete sospechoso enviado  a las oficinas del edificio Time Warner en Nueva York iba dirigido al exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) John Brennan, informaron  varios medios estadounidenses.

Y aún hay más: el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, confirmó este mismo miércoles que su oficina en Manhattan también ha recibido e identificado un "artefacto" sospechoso de ser explosivo y que lo están investigando las fuerzas del orden. Además, en un principio los medios estadounidenses también informaron de que había sido interceptado otro paquete bomba dirigido a la Casa Blnca, extremo que fue desmentido posteriormente.

La avalancha de paquetes sospechosos ha desatado una auténtica psicosis en Nueva York. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dijo que lo sucedido el miércoles en Nueva York y "en este día doloroso para nuestra nación" es "claramente un acto de terror, que intenta socavar la libertad de nuestros medios de comunicación líderes", por lo que reforzará las medidas de seguridad en la ciudad.

El FBI ya se ha hecho cargo de la investigación de esta oleada de paquetes bomba. El Gobierno de Trump ha anunciado que el asunto está ya bajo una "amplia investigación criminal" y reunirá "todos los recursos disponibles" a nivel federal, estatal y local para "determinar la fuente de los paquetes e identificar a los responsables".

No obstante, las autoridades aún no han informado de una posible motivación política de los ataques, ni han identificado públicamente a presuntos sospechosos.

Fue el Servicio Secreto de Estados Unidos el que interceptó los paquetes dirigidos a Hillary Clinton en su casa del condado de Westchester (Nueva York) a última hora del martes y el enviado mandado a la casa de los Obama, según un comunicado.

El Departamento de Seguridad Nacional, del que depende el Servicio Secreto, ha señalado en una nota que los paquetes enviados a Obama y a Hillary Clinton fueron "identificados inmediatamente como artefactos explosivos durante procesos rutinarios de revisado del correo, y se gestionaron apropiadamente". Asimismo la nota precisó que ni Clinton ni Obama "llegaron a recibir los paquetes ni tampoco estuvieron en peligro".

Poco después saltó la noticia de que la Policía de Nueva York había ordenado este miércoles la evacuación del edificio Time Warner de Manhattan tras encontrarse un paquete sospechoso. La evacuación de ese edificio, en donde está la sede de la cadena de televisión CNN en orden, pero la Policía de Nueva York ha pedido a los ciudadanos que no se acerquen a la zona.

La Casa Blanca condenó en un comunicado los "intentos de ataques violentos" contra Obama, Clinton y "otras figuras públicas", y prometió que "los responsables rendirán cuentas ante todo el marco de la ley".