Público
Público
Únete a nosotros

El Estado Islámico dice que "dos caballeros" yihadistas realizaronel ataque de Túnez

Los yihadistas, en la grabación de audio cuya autenticidad no pudo ser verificada, aseguran que el atentado contra el Museo del Bardo es "la primera gota de la lluvia".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios agentes de la Policía tunecina, vigilando el Mueso Nacional del Bardo, de Túnez. REUTERS/Anis Mili

EL CAIRO.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó este jueves en una grabación de audio el ataque de ayer en el centro de la capital de Túnez, que se cobró las vidas de 23 personas, entre ellas 18 turistas de diversas nacionalidades, realizado por dos hombres con uniforme militar.

El grupo yihadista dice en la grabación de audio, difundida en Internet y cuya autenticidad no pudo ser verificada, que dos de sus combatientes, a los que identificó como Abu Zakaría al Tunisi y Abu Anás al Tunisi, llevaron a cabo el ataque. Sus nombres no coinciden con los facilitados por las autoridades tunecinas de los terroristas abatidos, a los que ha identificado como Saber Jachnaui y Yasin Labidi.

En la grabación, el EI dice que el  atentado contra el Museo del Bardo de Túnez es "la primera gota de la lluvia", y describe a los dos atacantes como "caballeros de Estado Islámico", que iban con con armas automáticas y con granadas de mano . La grabación añade que los dos yihadistas cercaron allí a un grupo de personas de "países cruzados", además de "sembrar el terror entre los infieles". Indica que la operación causó la muerte de "decenas de cruzados y apóstatas" hasta la irrupción de las fuerzas de seguridad.

Los yihadistas amenazan con más ataques en la "tierra musulmana de Túnez" y aseguran que esto no ha sido más que el principio

La organización radical concluyó su audio con una amenaza de que llevará más ataques en la "tierra musulmana de Túnez" y que esto no ha sido más que el principio: "No disfrutaréis ni de paz de seguridad".

El atentado se produjo la mañana del martes cuando un joven de unos veinte años y aspecto occidental ametralló un autobús en el que viajaban cerca de 40 turistas hispanohablantes, viajeros de un crucero en el Mediterráneo que había hecho escala en Túnez. Minutos después, al menos otros tres hombres atraparon a un numeroso grupo de rehenes en el interior del Museo del Bardo, el más importante de Túnez, y se atrincheraron en una zona ajardinada entre el citado museo y el edificio del Parlamento.