Público
Público

Israel Israel lanza un satélite "para observar a Irán" pero que puede operar más allá de Oriente Próximo

La puesta en órbita del satélite de reconocimiento Ofek-16 coloca a Israel entre los países punteros en el ámbito espacial, pero le sirve para redoblar su hegemonía en Oriente Próximo.

Ofek 16. /REUTERS
El lanzamiento del Ofek-16 se produjo a las cuatro de la madrugada del lunes, usando una lanzadora Shavit desde la base militar de Palmahim en Israel. /REUTERS

Eugenio García Gascón

Israel puso en órbita el lunes un nuevo satélite de "reconocimiento" confirmando su hegemonía regional en el ámbito militar, directamente relacionada con su hegemonía en el ámbito político. Una y otra han ido creciendo de manera desmesurada en los últimos años, en los que Israel ha ido diseñando un Oriente Próximo a la medida de sus necesidades y de sus ambiciones.

Esta circunstancia debería suscitar una honda preocupación en Europa, pero en lugar de ello, los líderes de Alemania y Francia, Angela Merkel y Emmanuel Macron, siguen apegados a su conocida táctica absentista que tan negativamente ha repercutido en los intereses de la Unión Europea en la región y que ha contribuido de manera manifiesta a los innumerables desastres que asolan Oriente Próximo.

El lanzamiento del Ofek-16 se produjo a las cuatro de la madrugada del lunes, usando una lanzadora Shavit desde la base militar de Palmahim de la aviación, en el centro de Israel, confirmó el ministerio de Defensa. A nadie se le escapa que el principal objetivo del nuevo satélite es Irán, cuyo apoyo a todas las causas antisionistas es de sobras conocido, aunque va más allá de Irán.

Según el ministerio de Defensa, el Ofek-16 es un "satélite de reconocimiento electro-óptico con capacidades avanzadas", que unos minutos después de su lanzamiento entró en la órbita prevista sin ningún problema, momento en el que se llevaron a cabo los ajustes necesarios para optimizar su funcionamiento. Está previsto que "pronto" esté operando a pleno rendimiento.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, saludó el lanzamiento diciendo que constituye "un poderoso logro del aparato de la defensa, de las industrias de la defensa en general, y de la (compañía militar) Industrias Aeroespaciales de Israel(IAI) en particular".

Por su parte, el primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que el exitoso lanzamiento "incrementa mucho más nuestra capacidad para actuar contra los enemigos de Israel, cercanos y lejanos por igual, aumentando considerablemente nuestra capacidad para actuar sobre tierra, mar y aire, y también en el espacio".

Israel pertenece al selecto club de unos pocos países que operan satélites de reconocimiento, lo que le permite disponer de una notable capacidad para reunirinteligencia avanzada. Su primer satélite de estas características entró en órbita en 1995. En abril último, Irán se metió en ese exclusivo club después de lanzar con éxito un satélite de esas características tras varios años intentándolo en vano.

Amnon Harari, del ministerio de Defensa Israelí, aseguró que el Ofek-16 tiene como objetivo "observar las amenazas del estado de Israel".

Amnon Harari, presidente de la Administración del Espacio y Satélites del ministerio de Defensa, dijo a los periodistas que el Ofek-16 se dedicará a "observar las amenazas que tiene enfrente el estado de Israel y que requieren una observación constante". Y añadió que Irán está invirtiendo mucho dinero en su programa espacial, aunque será necesario que pase mucho tiempo hasta que pueda emular las capacidades del Ofek-16.

Shlomi Sudari, presidente del programa espacial de IAI dijo que la red de satélites que posee Israel le permite vigilar todo Oriente Próximo, "e incluso un poco más que eso", unas palabras ciertamente modestas con las que queda manifiesto que Israel no solo está interesada en el espionaje en Oriente Próximo, sino que sus actividades van más allá de esa región.

Una circunstancia que Sudari no quiso aclarar es el nombre de Ofek-16. El últimosatélite con ese nombre, el Ofek-11, se puso en órbita en 2016, y desde entonces Israel no ha comunicado la puesta en órbita de ningún otro satélite conese nombre, por lo que hay un enigmático desajuste de cinco dígitos entre el Ofek-11 y el Ofek-16.

Sí explicó Sudari que el Ofek-16 es "hermano" del Ofek-11 y que tiene numerosas capacidades de éste, aunque con mejoras en “términos de precisión". "El Ofek-16 es muy avanzado e incluye una tecnología israelí rompedora que sirve a nuestros intereses", añadió. El Ofek-11 presentó algunos problemas a los técnicos israelíes en las primeras fases después de su lanzamiento, algo que no ha ocurrido con el nuevo satélite.

Funcionarios del ministerio de Defensa niegan que las explosiones en Irán fueran de su autoría

Los analistas dicen que la principal función del Ofek-16 consistirá en rastrear los programas nuclear y de misiles de Irán. Sin embargo, funcionarios del ministerio de Defensa citados por The Times of Israel negaron que el lanzamientos tenga alguna clase de simbolismo con los recientes informes aparecidos en distintos medios de comunicación, incluido The New York Times, en relación con las recientes explosiones ocurridas en Irán, una de las cuales tuvo lugar en una planta nuclear y otra en una planta de fabricación de misiles. "La fecha de lanzamiento se había programado con antelación" dijo Sudari.

El Ofek-16 estará operado por la Unidad de Inteligencia 9900 del ejército, un destacamento que opera todos los satélites espía de Israel. "La superioridad de la tecnología e inteligencia del estado de Israel es una piedra angular de su seguridad", dijo el ministro de Defensa Gantz en su cuenta de Twitter. "Vamos a continuar reforzando y fortificando las capacidades de Israel en todos los frentes y en todos los lugares".

Más noticias de Internacional