Público
Público

Italia Giuseppe Conte, en busca de europeístas para lograr un tercer mandato como primer ministro de Italia

Si el primer ministro en funciones no lograra una nueva mayoría parlamentaria estable, el jefe del Estado podría plantear un nuevo sucesor. Los soberanistas empiezan a pedir con fuerza unas elecciones generales anticipadas.

Giuseppe Conte
Giuseppe Conte. EFE

Giuseppe Conte, el primer ministro italiano ya dimisionario, tiene dos días para encontrar parlamentarios centristas y liberales para seguir, por tercera vez, como jefe del Gobierno transalpino. Ante una mayoría parlamentaria débil tras la marcha de Italia Viva (IV), el partido centrista del ex premier Matteo Renzi, en cuanto socio minoritario de la misma; Conte este martes subió a la colina del Quirinal para presentar sus dimisiones ante el jefe del Estado. Borrón y cuenta nueva. Pero la jugada podría no salir como él desea, por mucho que apele al "europeísmo" y a la necesidad de afrontar la actual emergencia sanitaria y crisis económica derivada de la pandemia por el coronavirus.

"El país está atravesando un momento verdaderamente muy difícil", afirmó el primer ministro en funciones, Giuseppe Conte, en un comunicado emitido este martes a última hora de la tarde, refiriéndose al contexto sanitario debido a la covid-19. Por eso, según el premier, "es el momento de que se levanten las voces que estén preocupadas por el destino de la República", aseguró Conte en un tono épico —poco habitual en la retórica transalpina— y que está empleando a menudo en los últimos días para ensalzar su figura política, ahora que está cruzando una fase decisiva. Para superarla, pide un "Gobierno de rescate nacional", de corte "claramente europeísta" para dar "mayor estabilidad" a Italia.

De forma indiscutible, Conte cuenta con los dos principales partidos de la actual coalición de Gobierno, es decir, el antiestablishment Movimiento 5 Estrellas (M5E), fundado por Beppe Grillo; y el socialista Partido Democrático (PD), liderado por Nicola Zingaretti. Ambos partidos hablan con contundencia de su apoyo incondicional a Conte, sin pensar todavía en ningún otro primer ministro, lo cual beneficia de forma recíproca tanto al premier saliente como a los propios partidos europeístas de izquierda, quienes según la última media de sondeos saldrían derrotados ante la solidez del bloque soberanista de Matteo Salvini (Liga) y Giorgia Meloni (Hermanos de Italia).

Ahora está todo en manos del jefe del Estado, el presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, quien entre este miércoles y este viernes protagonizará las rondas de consultas con todos los partidos y las principales figuras institucionales del Estado transalpino. Tras conversar con todas las fuerzas políticas del país, Mattarella decidirá si designar de nuevo a Conte como primer ministro para que logre un tercer mandato, si nombrar a un primer ministro distinto o si plantear unas elecciones generales anticipadas con dos años de adelanto.

Conte lidera los sondeos del país como político mejor valorado

Para Conte, cualquier escenario se plantea cuesta arriba. Si quiere encontrar una nueva mayoría estable sin Renzi, tendrá que hacer juegos malabares antes del fin de semana para encontrar apoyos dentro de las filas de la oposición. Si, por lo contrario, el presidente de la República decidiera designar a otro primer ministro o convocar nuevas elecciones anticipadas; Giuseppe Conte, a corto plazo, estaría destinado a la derrota política. Es curioso, sin embargo, como su estancamiento político contrasta con su gran aprecio popular, ya que desde el comienzo de la pandemia lidera los sondeos del país como político mejor valorado. Por eso, según se lleva hablando algunas semanas, es posible que Conte baraje fundar su propio partido; un hecho que, en cualquier caso, tendría una escasa relevancia si saliera prematuramente de los pasillos de la política transalpina.

A Conte no le salen las cuentas

El hasta ahora inquilino del Palacio Chigi tendrá que arañar, como sea, parlamentarios en ambas Cámaras para ganarse su eventual tercer mandato. Varios nombres para llamar a los mismo: "Responsables" y "constructores" para unos, "chaqueteros" para otros. El problema, en cualquier caso, es que las matemáticas no están del lado del premier saliente, sobre todo en el Senado, donde hace un par de semanas logró ganar la moción de confianza pero, al contrario que en el Congreso, con tan sólo una mayoría relativa. ¿Dónde está buscando entonces Conte a sus "responsables"? En el centro democrático, en el grupo mixto y entre las filas liberales, como los eventuales disidentes del centroderecha de Forza Italia (FI) la formación ya residual del magnate y también ex premier Silvio Berlusconi.

Ante la ya oficializada crisis de Gobierno: ¿qué postura defienden los principales partidos italianos? Los grillinos del Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el Partido Democrático (PD) tienen claro que van a apoyar a Conte hasta el final y luego verán las alternativas para evitar unas nuevas elecciones anticipadas. Italia Viva (IV) la detonante de la crisis, asegura que no tiene "prejuicios" ni con Conte ni con nadie, dejando así rienda suelta a la ambigüedad. Los soberanistas de la Liga y de Hermanos de Italia rechazarán Gobiernos in extremis y piden con contundencia "volver a las urnas". Los derechistas moderados de Forza Italia, sin embargo, dejan una puerta abierta a la posibilidad de un Ejecutivo de unidad.

Este miércoles el jefe del Estado italiano arranca su ronda de consultas con todos los partidos políticos

Este miércoles el jefe del Estado italiano, el presidente de la República, Sergio Mattarella, arrancará su ronda de consultas con todos los partidos políticos del país para que, a partir de este viernes, tome una primera decisión acerca del próximo premier transalpino. A las 17:00 horas de este miércoles inaugurará las conversaciones con la presidenta del Senado (Cámara Alta), Maria Elisabetta Casellati; y a las 18:00 con el presidente de la Cámara de los Diputados (Cámara Baja), Roberto Fico. Mañana jueves, sin embargo, será el turno del partido de Matteo Renzi, Italia Viva (IV), a las 17:30 y del Partido Democrático (PD) a las 18:30 horas.

El viernes, la derecha italiana en bloque, Liga de Salvini, Hermanos de Italia de Meloni y Forza Italia de Berlusconi; se personará de forma unitaria ante el Palacio del Quirinal a las 16.00 horas. El último turno, el viernes a las 17:00 horas, tocará al partido con más representación parlamentaria, el Movimiento 5 Estrellas (M5E). Según apuntan algunos medios del país, es probable que Mattarella este miércoles mantenga también una conversación con su predecesor, Giorgio Napolitano, quien tuvo que gestionar una situación similar, en 2013, cuando el entonces primer ministro, Enrico Letta, encabezó un Ejecutivo de amplia mayoría que incluyó formaciones tanto de izquierdas, como de derechas.

Más noticias de Internacional