Público
Público

Muere Al Baghdadi Trump confirma la muerte del líder del Estado Islámico durante una operación militar de EEUU en Siria

Al Baghdadi se inmoló con un chaleco explosivo durante el asalto de las fuerzas militares norteamericanas. 

Trump confirma la muerte del líder del Estado Islámico durante una operación militar de EEUU en Siria

europa press

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado en rueda de prensa que el líder del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), Abú Bakr Al Baghdadi, ha muerto durante una operación ejecutada este sábado por las fuerzas especiales del Ejército norteamericano en la localidad siria de Barisha, en la provincia de Idlib, cerca de la frontera con Turquía. Una operación en la que han ofrecido apoyo las milicias kurdosirias denominadas Fuerzas Democráticas Sirias.

"Abú Bakr Al Baghdadi está muerto", ha declarado el presidente estadounidense. Según la versión oficial, el autoproclamado califa se inmoló con un chaleco explosivo durante el asalto, ejecutado en conjunto por entre 50 y 70 efectivos de la Fuerza Delta y los Rangers del Ejército de Estados Unidos, contra el complejo residencial en el que se encontraba, a menos de cinco kilómetros de la frontera con Turquía. "Murió como un perro, como un cobarde, gimoteando, llorando, gritando", destacó el presidente de EEUU, que precisó que Al Baghdadi detonó su cinturón explosivo cuando se vio acorralado en un túnel y que en la explosión también murieron sus tres hijos.

Vista de satélite del complejo en el que se ocultaba Al Baghdadi, cerca del pueblo de Barisha, en Siria, cerca de la frontera con Turquía, en un imagen del 28 de septiembre de 2019,. MAXAR TECHNOLOGIES / REUTERS

"Hoy es un gran día para Estados Unidos y para el mundo", aseguró Trump, que felicitó a las fuerzas especiales y los servicios de inteligencia estadounidenses por una "operación muy, muy peligrosa". También agradeció, asimismo, la colaboración de Turquía, Rusia, Siria, Irak y los kurdos para localizar al dirigente del Estado Islámico.

Con su muerte, se pone fin a años de persecución de uno de los hombres más buscados por Washington después de que Al Baghdadi proclamara en 2014 el califato del Estado Islámico en amplias zonas de Siria e Irak.

En la operación, llamada Barisha, por la ubicación del complejo donde se ocultaba el líder del EI, también participaron seis helicópteros de combate que partieron desde Erbil, la capital de la región del Kurdistán iraquí. Los operativos estadounidenses identificaron con éxito el rostro de Al Baghdadi, que no resultó alcanzado por la explosión del chaleco, de acuerdo con las fuentes militares norteamericanas. Para terminar de verificar la identidad del líder terrorista se emplearán pruebas de ADN cuyos resultados se conocerán en un plazo de 24 horas.

Barisha es una aldea situada a apenas seis kilómetros de la frontera turca, en el norte de la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, último bastión opositor en esa nación árabe. En sus alrededores actúan varios grupos de yihadistas, algunos del Organismo de Liberación del Levante, una alianza en la que está la exfilial de Al Qaeda en Siria, controlaban el acceso a la zona cubiertos con máscaras y armamento ligero.

Allí anoche se produjo la operación militar estadounidense contra el líder del EI. Hoy la estampa de la zona donde supuestamente tuvo lugar el ataque era la de un paraje completamente destruido.

Uno de los pocos vecinos de la zona se apresuraba a recoger las pocas cosas que tenía para marcharse de allí. El hombre, de unos 40 años, declaró a Efe que por la noche llegaron varios helicópteros y de ellos bajaron soldados, pero no quiso dar más detalles entre evidentes señales de temor.

Los residentes de la zona sitúan alrededor de las 23.00 hora local el ataque. Entonces, unos helicópteros sobrevolaron el lugar y varios comandos descendieron de los aparatos. Posteriormente, hubo un combate en tierra que duró unas tres horas.

El resultado de la operación ya había sido adelantado por la mañana por el comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mazlum Abdi, al indicar que se había logrado "acabar" con el líder del EI tras un largo trabajo de inteligencia de cinco meses.

La operación, I no ha dejado bajas entre las filas estadounidenses, según han confirmado en principio fuentes del Departamento de Defensa de EEUU, también a la cadena Fox News.

Más noticias de Internacional