Público
Público

Reforma sanitaria Trump fracasa y retira su plan para derogar el Obamacare 

El presidente de EEUU admite su primera derrota al frente de la Casa Blanca y explica que los "esfuerzos" para reformar la Ley de Salud estadounidense "se han terminado por ahora", según ha informado un periodista de 'The Washington Post'.

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 10

El presidente de EEU, Donald Trump, recibe a los griegos en la Casa Blanca para celebrar el Día de la Independencia de Imperio Otomano. REUTERS/Carlos Barria

"Lo acabamos de retirar". De esta forma se ha referido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la decisión de la bancada republicana de retirar la propuesta de ley sanitaria que pretendía tumbar la implantada por el expresidente Barack Obama, conocida como Obamacare, y que tenían previsto votar este viernes.

El presidente de EEUU ha admitido su primera gran derrota al frente de la Casa Blanca y ha argumentado que los "esfuerzos" para reformar la Ley de Salud estadounidense "se han terminado por ahora", según ha informado Trump a un periodista de The Washington Post.

Esta reacción se produce después de que el presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el republicano Paul Ryan, haya acudido a la Casa Blanca para informar a Trump de que no tiene los votos suficientes para que sea aprobado este viernes su plan de salud.

Los republicanos ya tuvieron que posponer la votación prevista para este jueves al no encontrar un consenso en su propia bancada y no contar con los votos suficientes para aprobar la legislación. 

Freedom Caucus, un grupo de 30 legisladores del ala más radical del partido, se inclinaba este jueves por el voto en contra, bien por considerar la reforma poco ambiciosa o por temor a enfadar a los votantes de su circunscripción.

No obstante, Trump les dio un ultimátum y les exigió que sometieran la propuesta hoy a consideración o, de lo contrario, dejaría vigente el sistema actual.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, había descartado este escenario en su rueda de prensa diaria, y aseguró que tanto Trump como Ryan habían hecho "todo lo posible" para sacar "esta oportunidad adelante".

Siete años después del Obamacare, el Partido Republicano había puesto sobre la mesa un nuevo plan sanitario que derogaba impuestos, retiraba financiación para el programa de ayuda Medicaid y eliminaba los castigos para quienes no contratasen ningún seguro. El plan contaba con el apoyo explícito de Trump, que convirtió la derogación de la anterior reforma en una de sus grandes promesas.

El Obamacare incorporó al sistema a unos 20 millones de estadounidenses sin seguro, mientras que el nuevo plan habría dejado fuera a 14 millones en sólo un año, según el análisis de la Oficina Presupuestaria del Congreso. Para el año 2026, unos 24 millones de personas se habrían quedado sin seguro.

Más noticias de Internacional