Público
Público

Sentencia Procés Agentes de la Guàrdia Urbana desalojan a los jóvenes acampados desde hace 22 días en la plaza Universitat de Barcelona

Algunos de los acampados han ofrecido cierta resistencia y han lanzado objetos a los agentes, mientras que varios de ellos han llegado a utilizar sus porras para hacer retroceder a los jóvenes hacia las calles que conectan con la plaza.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Un centenar de tiendas de campaña instaladas en la plaza de la Universitat, en Barcelona. /EFE

Agentes de la Guàrdia Urbana han llevado a cabo la madrugada de este miércoles el desalojo de los acampados en plaza Universitat de Barcelona desde hace 22 días para reclamar que cesara "de forma inmediata la represión" en Catalunya tras los actos de protesta contra la sentencia del 1-0. En el desalojo se ha detenido a dos personas.

Decenas de agentes de la Policía Municipal se han personado poco antes de la una de la madrugada en la acampada y han obligado a varias decenas de jóvenes que aún pernoctaban en las tiendas a abandonar el lugar, en una operación que ha durado poco menos de media hora.

Algunos de los acampados han ofrecido cierta resistencia y han lanzado objetos a los agentes, y varios de ellos han llegado a utilizar sus porras para hacer retroceder a los jóvenes hacia las calles que conectan con la plaza

Según testigos presenciales, al menos dos de los acampados habrían sido detenidos por los agentes durante la refriega, aunque estas detenciones no han podido ser confirmadas oficialmente.

Tras el desalojo completo alrededor de las 3.30 de la madrugada, los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Barcelona han retirado los objetos que quedaban en la calzada para poder abrir al tráfico las vías hasta ahora ocupadas.

La acampada se inició el día 30 de octubre 

Colectivos juveniles y de estudiantes iniciaron el pasado día 30 de octubre la acampada, con más de una cuarentena de tiendas de campaña y unas 200 personas en el momento inicial. Una iniciativa con la que pedían "parar de forma inmediata la represión contra los miembros de una generación" que había salido a la calle en protesta por las condenas del 1-0 y que se depuraran responsabilidades en los cuerpos policiales.

Pedían "parar de forma inmediata la represión contra los miembros de una generación" que habían protestado por la sentencia del 1-0 

En un manifiesto, en el que se definían como la generación 14 de octubre, explicaban que adoptaban esta medida para exigir responsabilidades a los políticos para garantizar un futuro digno y advertían que no tolerarían "100 años de prisión por ejercer sus derechos", en referencia a las condenas para los líderes independentistas condenados por el 1-0.

En el texto, además, se lamentaba la "criminalización sin precedentes" por parte del Estado desde la publicación de la sentencia del 1-O y se pedía al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, condenar "la represión y la violencia policial" y sentarse a negociar un referéndum de autodeterminación.

Finalmente, la semana pasada hubo además una presunta agresión sexual a una chica que denunció los hechos en el "punto lila" instalado en la misma plaza, si bien no llegó a presentar una denuncia formal ante los Mossos d'Esquadra. 

Más noticias en Política y Sociedad