Público
Público

Almeida vuelve a colocar al general franquista Millán Astray en el callejero de Madrid 

Más Madrid denuncia que el Ayuntamiento de la capital aproveche el mes de agosto "para estas fechorías". "Sigue el retroceso en todos los ámbitos", dice Rita Maestre.

Rótulo de la calle General Millán Astray, en Madrid.
Rótulo de la calle General Millán Astray, en Madrid. EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Madrid ha vuelto ha colocar en el callejero el nombre de General Millán Astray, el fundador de la Legión y amigo personal del dictador Francisco Franco. Dos operarios han colocado este martes el indicador de la calle donde hasta ahora estaba el rótulo de Maestra Justa Freire, en el madrileño distrito de La Latina.

Una sentencia  del Tribunal Superior de Justicia de Madrid del pasado 13 de mayo obligaba a su restauración, después de que el Partido Popular, Vox y Ciudadanos votaran en contra de la última propuesta del PSOE que reclamaba el cambio de nombre de la calle.

Los socialistas pidieron recurrir a una ordenanza municipal para abordar esa reforma, después de que el tribunal no considerara que dedicarle una calle al  fundador de la Legión supusiera una "exaltación del franquismo". La sentencia argumentaba que el militar no participó directamente en el golpe de Estado contra la República que llevó al poder a Franco, ni tampoco en acciones bélicas durante la Guerra Civil ni en la represión ejercida durante la dictadura.

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid afecta también otra media docena de vías de la capital a las que se cambió el nombre durante el mandato de Manuela Carmena. Entre ellas, la Avenida de la Institución Libre de Enseñanza, fronteriza entre los distritos madrileños de Ciudad Lineal y San Blas-Canillejas, que recuperará el nombre de calle Hermanos García Noblejas, por los dirigentes falangistas, y la calle Caídos de la División Azul, en el distrito de Chamartín, cuyo nombre se mantendrá. Otras calles a las que se les restituirá el nombre son El Algabeño (en el distrito de Hortaleza), Cirilo Martín (Moncloa-Aravaca), Asensio Cabanillas (Chamberí), y Crucero Baleares (Puente de Vallecas).

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha denunciado que el callejero de la capital vuelva a lucir el nombre del general Millán Astray, en el distrito de Latina, en sustitución de la maestra Justa Freire. "Millán Astray vuelve al callejero de Madrid y Justa Freire se va. Sigue el retroceso en todos los ámbitos", ha lamentado Maestre en un apunte publicado en su cuenta de Twitter. Además, ha acusado al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, de aprovechar el mes de agosto "para estas fechorías". 

Además, en un vídeo publicado en redes sociales, la portavoz de Más Madrid ha subrayado que la capital "retrocede" con la decisión del alcalde de devolver al callejero "a un destacado personaje del golpismo español y de la construcción del régimen franquista español". "Madrid retrocede porque nadie se imagina en una ciudad como la nuestra, en París en Berlín o en Londres, que sus ayuntamientos dediquen esfuerzos para homenajear no a los que lucharon por la democracia sino a los que lucharon contra la democracia. Es una mala noticia para la ciudad de Madrid y para la cultura y la memoria democrática de nuestra ciudad", ha señalado.

También la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Carolina Alonso, ha censurado la restitución de Millán Astray en el callejero, algo que ha calificado de "maldita vergüenza". "Me parece bochornoso no cumplir con la ley de memoria, pero ponerle una calle a este asesino no tiene un pase", ha criticado Alonso, quien ha subrayado que "la ciudad está más sucia que nunca en todos los sentidos".

Además, tanto Más Madrid como Podemos han reivindicado la figura de la maestra Justa Freire, una profesora muy destacada de la Segunda República y una de las pocas mujeres que dio clase en un colegio masculino.

Justa Freire formó parte del Grupo Escolar Cervantes de Madrid y ocupó la dirección del Grupo Escolar Alfredo Calderón en 1933. Desarrolló metodologías educativas renovadoras y fue una de las escasas maestras españolas que dio clase en un colegio masculino.

Tras la Guerra Civil, fue encarcelada tras someterse a un Consejo de Guerra y pasó dos años en la cárcel de Ventas. Una vez liberada, continuó dando clase y formó parte del equipo docente del recién creado Colegio Británico.

Medio centenar de cambios en el callejero con Carmena

El Pleno de Madrid celebrado el 28 de abril de 2017 aprobó eliminar 52 nombres de vías y plazas que homenajeaban a personas o acontecimientos relacionados con el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, la Guerra Civil o el franquismo. Con este acuerdo, que se alcanzó con el apoyo de Ahora Madrid, PSOE y Cs, mientras que el PP se abstuvo, se daba conformidad a la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica.

Posteriormente llegarían los recursos, tras llevar el asunto a los tribunales la Plataforma Patriótica Millán Astray  y otras asociaciones.

Más noticias