Público
Público

Asalto al Capitolio Del Qanon de Jake Angeli a los seguidores de 'La Rana Pepe': estos son los grupos supremacistas que asaltaron el Capitolio

Estos grupos supremacistas de ultraderecha desfilaron este miércoles por Washington y acabaron irrumpiendo en el Congreso de los EEUU tras ser alentados por el presidente saliente, Donald Trump, de quienes son acérrimos defensores.

Simpatizantes de Trump en el asalto al Capitolio
Simpatizantes de Trump en el asalto al Capitolio. MIKE THEILER

Qanon, The Proud Boys, The Patriots, The Kek Flag, The Three Percenters, el movimiento Stop the Steal, el National Anarchist Movement. Son los principales grupos supremacistas de ultraderecha que desfilaron el miércoles por Washington y que acabaron rodeando y asaltando el Congreso de los Estados Unidos tras ser alentados por el propio presidente saliente, Donald Trump, de quienes son acérrimos defensores.

Al grupo conspiracionista Qanon pertenece, de hecho, el hombre cuya imagen no ha dejado de aparecer en los periódicos y televisiones de todo el mundo, con el torso tatuado descubierto y la cabeza y la espalda protegidos con la piel de un búfalo provisto de una notable cornamenta. Se presenta como el chamán de Qanon, se hace llamar Yellowstone Wolfe (El Lobo de Yellowstone) y dice que su papel en este mundo es revelarnos la verdad al resto de los mortales. Su nombre real es Jake Angeli y procede de Arizona.

Precisamente, Arizona es uno de los estados cuyo resultado electoral ha cuestionado Trump desde el principio; un resultado que ayer seis senadores republicanos trataban con denuedo de impugnar en el Congreso que fue asaltado. En dicha operación trumpiana, liderada por el senador por Texas Ted Cruz, estuvo involucrado, no por casualidad, el senador por Arizona, Tommy Tuberville. No es de extrañar tampoco el origen de los otros cuatro senadores que participaron en esta estratagema: de Misuri es Josh Hawley; de Kansas, Roger Marshall, mientras que Cindy Hyde-Smith y John Kennedy representan a Mississippi. Portavoces de la América profunda y el sur reaccionario.

El grueso de los asaltantes, de esos "terroristas domésticos", como los llamó, entre otros, Hillary Clinton, provenían, no por casualidad, de esos estados del sur y del Medio Oeste además de California, Arizona y Florida, estados también muy demócratas (Biden ha ganado en los dos primeros y Florida es un estado bisagra) pero donde campan grupos extremistas muy sólidos y de tradición.

Dichos grupos son fácilmente reconocibles porque además de portar ostensibles logos y lemas de sus organizaciones suelen exhibir símbolos como la bandera confederada o la bandera de La delgada línea azul (la tradicional del país a la que le añaden una línea de dicho color en medio en apoyo a la policía; muy usada por grupos neonazis) o la soga y la horca: pero no una foto o un dibujo de una soga o una horca, sino como un patíbulo en toda regla que montan ceremoniosamente allá por donde van, como hicieron en el entorno del Congreso antes de asaltarlo. Como declaración de intenciones, un patíbulo no deja muchos huecos en blanco en el que un inocente espectador pueda arriesgar sus toscas cualidades interpretativas.

Entre las consignas que portaron el miércoles en Washington destacó también el We the People (Nosotros, el pueblo) de la Constitución estadounidense, ese pueblo para el que se aprobó en 1791 la segunda enmienda, que es una defensa de la violencia en tanto que afirma el derecho a portar armas. Dice así: "Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas". El recurso a emplearlas, por lo tanto, no se aprobó para que uno se defienda de quien atraca su hogar: se aprobó para que el pueblo se defienda de un gobierno o unas instituciones federales corruptas y tiranas.

Por eso asaltaron el Congreso el miércoles.

Estos son los grupos que lo hicieron y sus principales representantes:

Qanon y Jake Angeli

La conspiración Qanon comenzó en 2017 en la web 4chan, una fuente inagotable de historias falsas y amenazas. Q sería el nombre en clave de una persona que habría sido un alto funcionario de inteligencia. El susodicho escribe entradas no muy claras pero intrigantes sobre un presunto evento inminente en el cual las élites pedófilas y dominantes del mundo, pues así son calificadas, serán arrestadas y la verdad nos será revelada. Q llama a ese evento La tormenta o El gran despertar.

Con semejantes mimbres, la cosa fue creciendo hasta el punto de que Trump no tuvo menos que darles pábulo y acabó legitimándolos, aunque sea para el sector más reaccionario del partido republicano y de la sociedad estadounidense. La operación dio sus frutos: dos seguidores de esta conspiración, Marjorie Taylor Greene y Lauren Boebert, lograron obtener sendos escaños en la Cámara de los Representantes en las pasadas elecciones presidenciales.

En cuanto a su chamán preferido, Jake Angeli, El lobo de Yellowstone, procede de Arizona, se unió al movimiento poco después de su nacimiento y suele recorrer Estados Unidos con un cartel que dice: Q me ha enviado. Según contó el medio The Arizona Republic en octubre de 2020, Angeli explica con la misma solvencia con que un físico explica las leyes de la gravedad que Q fue un agente del gobierno que quiere nada menos que "quitar el control del país a pedófilos y globalistas. La bola de nieve", añadió, "no ha parado de rodar y es cada vez más grande. Nosotros somos ahora la corriente oficial".

Angeli admitió a The Arizona Republic que llevaba esa piel y su cornamenta y el torso tatuado y desnudo para llamar la atención y así poder atraer a la gente y hablarles de Qanon y las verdades ocultas de la presunta conspiración. Según dicho medio, Angeli ha participado activamente durante el último año en eventos de grupos de la extrema derecha en su estado, Arizona, donde ha extendido las acusaciones infundadas de fraude electoral promovidas por Trump en las elecciones de noviembre en dicho territorio.

Proud Boys

Los Chicos Orgullosos fueron creados por el cofundador de Vice Media Gavin McInnes, un activista británico-canadiense de extrema derecha. Alcanzaron relevancia nacional especialmente después de que Trump los nombrara estentóreamente en el primer debate presidencial, alusión que fue muy criticada por la mayoría del Partido Conservador en el Senado. Con todo, Trump los menciona directa o indirectamente en sus mítines, en este caso, con declaraciones de apariencia intachables como: "Nosotros somos gente orgullosa de su país", como hizo el lunes en Georgia.

Se trata de un grupo de extrema derecha, antiinmigrante, compuesto sólo por hombres, en su mayoría armados, y con un amplio historial de violencia urbana fundamentalmente contra grupos de extrema izquierda, sus enemigos declarados. El nombre del grupo hace referencia a una canción del musical Aladino y la lámpara maravillosa y sus miembros suelen llevar un polo Fred Perry negro y amarillo y gorras rojas con el lema Make America Great Again. Según el movimiento, un Proud Boy debe declarar que es "un chovinista occidental que rechaza pedir perdón por haber creado el mundo moderno".

El líder de este grupo es, ni más ni menos, que Enrique Tarrio, de Florida y descendiente de cubanos. Fue detenido el lunes por la policía de Washington por haber arrancado en diciembre un cartel de Black Lives Matter en una iglesia de la capital, y el martes un juez lo puso en libertad con cargos, pero bajo la prohibición de que permaneciera en la ciudad, en previsión de que sucedieran los disturbios y revueltas que acabaron aconteciendo.

The Patriots

Es un movimiento de extrema derecha relativamente informal y no organizado surgido en los años 90. Está formado por grupúsculos o milicias locales o estatales. Una de las primeras y de las más destacadas es la Milicia de Montana, creada en 1994 por John Trochmann, un supremacista blanco. Son también conspiranoicos: cuando George Bush padre aseguró en 1990, tras la caída del Muro de Berlín, que empezaba un "nuevo orden mundial", el movimiento patriota creyó ver en esto un lapsus que dejaba entrever unos planes secretos para organizar un gobierno mundial en manos de unas élites en la sombra.

En la ideología de Los Patriotas va intrínseca la idea de que el gobierno federal de Estados Unidos concentra demasiados poderes y es corrupto y decadente; de que la América real son ellos. We the People, Nosotros el pueblo, que dice la Constitución de Estados Unidos.

The Kek Flag

Llevan una bandera que imita la de guerra nazi, con cuatro K escritas en ella, lo que recuerda al Klu Klux Klan. Se trata de la bandera de un país ficticio al que llaman Kekistán y que ha sido creado por los nacionalistas y supremacistas blancos en la web 4chan. La presunta nación está gobernada por una deidad con cabeza de rana llamada Kek, normalmente representada por La Rana Pepe; en inglés es literal: Pepe the Frog, escriben. Tal cual. Periodistas del Washington Post y de la CNN constataron la presencia de al menos una persona que portaba esta bandera en la protesta del miércoles en la capital del país.

The Three Percenters

Los Tres por Ciento toman su nombre de una reivindicación histórica controvertida según la cual se afirma que sólo el 3% de los estadounidenses lucharon contra los británicos en la Guerra de la Independencia. Es un grupo extremista dentro del llamado movimiento de las milicias del país. Aunque es un grupo tradicionalmente antigubernamental, entre sus miembros hay muchos fervorosos seguidores de Donald Trump.

Stop the Steal

El movimiento Parad el robo comenzó el día de las pasadas elecciones presidenciales, el 3 de noviembre de 2020, cuando los partidarios de Trump protestaron para que los funcionarios electorales estatales dejaran de contar las boletas en un esfuerzo por mantener la ventaja del presidente en las primeras horas y primeros días del recuento de votos, cuando aún tenía que contabilizarse, de hecho, el voto anticipado, que se sabía mayoritariamente a favor de Biden.

Desde entonces, el movimiento se ha convertido en una teoría conspirativa que afirma, inspirado por Trump y sin la menor base, que el 3 de noviembre de 2020 hubo una operación fraudulenta y masiva que manipuló el resultado electoral, vertió miles y miles votos demócratas inventados en las urnas para arrebatarle a Trump la presidencia del país. En noviembre y diciembre, grupos Stop the Steal ya organizaron mítines y protestas en el Estado de Washington, Michigan, Las Vegas, Atlanta, Ohio y la capital del país, Washington.

National Anarchist Movement

A diferencia de los grupos anarquistas tradicionales, que tienen un marcado y esencial carácter antirracista y antifascista, este Movimiento Nacional Anarquista es un grupo antisemita de extrema derecha que aboga por la separación racial dentro de la sociedad americana. Es un grupo de tipo conspiranoico también. La página web del movimiento, de hecho, asegura que "una élite de judíos y sus aliados han manipulado los acontecimientos mundiales para sus propios intereses", una presunta élite a la que se refieren como los "parásitos vampíricos".

Más noticias de Política y Sociedad