Público
Público

Begoña Villacís Villacís falseó su cese en la sociedad que mantuvo oculta

Un documento notarial confirma que la líder de Cs en Madrid compartía con su marido la gestión de la empresa. La pareja sabía en 2016 que no se había producido cese alguno pese a haber pasado casi cinco años de la "dimisión" de la concejala. 

Publicidad
Media: 3.14
Votos: 7

Begoña Villacís/EFE

El argumento de la candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, se viene abajo. La semana pasada salió a la luz que, durante tres años, había ocultado  una sociedad patrimonial con dos millones de euros en inmuebles que administraba junto a su marido, Iuriscontencia SL. La líder naranja en la capital aseguro que permaneció como administradora solidaria de la empresa por "un error en el Registro Mercantil", y que por ello no quedaron reflejadas sus bienes y actividades en el portal de transparencia del ayuntamiento. En declaraciones a ABC Villacís ha insistido en que "su marido hizo todo como administrador único de la empresa", pero este diario ha desvelado que los documentos oficiales la desmienten. 

Es la compra de una oficina de dos plantas y 176 metros cuadrados en el barrio madrileño de Argüelles y una plaza de garaje lo que les delata. Su marido, Antonio Suárez-Valdés compareció ante notario el 1 de abril de 2016 —cuando Villacís ya era concejal— para adquirir estas propiedades. Suárez Valdés acudió como "administrador solidario" de Iuriscontencia S.L., para lo que tuvo que aportar al notario la correspondiente escritura pública. Acto seguido, la sociedad acudió al Registro de la Propiedad número 26 de Madrid para inscribir los bienes a su nombre, haciendo constar la misma información: "administrador solidario", ha adelantado ABC. La gestión de la empresa la compartía con su esposa.

Según la base de datos del Registro Mercantil, Iuriscontencia solo ha tenido dos administradores solidarios desde su creación en febrero de 2007, Antonio Suárez-Valdés y Begoña Villacís. Lo que significa que la pareja ya sabía en 2016 que no se había producido cese alguno a pesar de que habían pasado casi cinco años de la supuesta dimisión de Villacís. 

Villacís se negó a mostrar la escritura de compraventa de estos inmuebles porque está "desvinculada de la sociedad", tampoco quiso pedírsela a su marido. Pero los documentos notariales a los que se ha tenido acceso desmienten su versión. 

Más noticias en Política y Sociedad