Público
Público

Consejo de Ministros Rajoy suprimió casi 800 policías y guardias civiles en Catalunya

Interior moviliza a algo más de un millar de agentes de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional para intentar garantizar estos días la seguridad en una comunidad en la que el Gobierno del PP suprimió casi 800 efectivos en apenas seis años y medio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Guardia Civil y de los Mossos. - EFE

El traslado a Catalunya de más de un millar de efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional para tratar de garantizar la seguridad en Barcelona por la celebración del Consejo de Ministros en esa ciudad no es exactamente un alarde de fuerza del Gobierno de Pedro Sánchez ni un despliegue sin precedentes.

Tiene bastante de paliativo, ya que ese contingente de 950 policías (la mayoría antidisturbios de las unidades de intervención) y 200 guardias (que reforzarán la vigilancia de infraestructuras de comunicaciones) apenas paliará, y solo de manera momentánea, el recorte que el ejecutivo de Mariano Rajoy aplicó a las plantillas de las fuerzas de seguridad en esa comunidad.

De hecho, el instituto armado seguirá este fin de semana por debajo de sus necesidades de personal allí pese al refuerzo. El Gobierno de Mariano Rajoy suprimió en sus seis año y medio de Gobierno un total de 792 efectivos de esos cuerpos en Catalunya, según consta en una respuesta parlamentaria al diputado del PSOE por Málaga Miguel Ángel Heredia, al mismo tiempo que mantenía un discurso más que crítico con la gestión de la seguridad ciudadana en esa comunidad mientras crecía la tensión política y social por el ‘procés’ independentista.

Según los datos a los que ha tenido acceso Público, Interior redujo en ese periodo, entre diciembre de 2011 y mayo de 2018, un total de 315 guardias civiles y 477 policías en Catalunya.

Suprimió en sus seis año y medio un total de 792 efectivos

“Es un disparate total. Ahora estamos sufriendo las consecuencias de ese modelo policial, que obliga a hacer un trasvase de efectivos y a dejar sin permisos de descanso a los agentes destinados en Catalunya estas navidades”, señalan fuentes de AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles, mayoritaria en el cuerpo).

Uno de cada once policías desapareció

Los recortes de personal en las fuerzas de seguridad del Estado, no obstante, no se centraron únicamente en Catalunya, sino que afectaron a todo el Estado, hasta reducir sus plantillas en 14.440 efectivos. La de la Guardia Civil perdió 5.886 de 82.692 y la de la Policía Nacional, 8.554 de 72.457.

Y ninguna de ellas tenía cubiertas las plantillas antes de que comenzara ese proceso con el que perdieron más del 9% de sus efectivos, realizado por la vía de no reponer el personal que se iba jubilando.

“Ahora estamos 11.000 personas por debajo del catálogo de puestos de trabajo: hay unos 61.000 efectivos en todo el país cuando la plantilla teórica para prestar el servicio en condiciones, que además necesita ajustes por la situación que se da en zonas como el Estrecho por el tráfico y la inmigración, es de 76.000”, indican  fuentes del SUP (Sindicato Unificado de Policía, mayoritario también). “Se estaban jubilando más de 300 policías al mes y entraban en el cuerpo 300 al año. La cuenta sale muy clara”, añaden las mismas fuentes.

Los mayores recortes se dieron en Andalucía, con 1.903 bajas entre los dos cuerpos; en la Comunitat valenciana, con 1.424; en Euskadi, con 1.036, y en los en los Servicios Centrales de los dos cuerpos de seguridad estatales, con 1.183.

"Todo el mundo tiene derecho a estar seguro"

“Todo el mundo tiene derecho a estar seguro, a vivir seguro, a pasear con seguridad, pero el PP debe tener otra visión diferente de la cuestión, y pensar al igual que en educación, sanidad o derechos sociales que sólo puede tenerla quién tenga dinero para poder pagársela”, señala Heredia., que califica de “incomprensible” el recorte que los Gobiernos de Rajoy aplicaron en los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"En 2017 aumentaron un 16% las bajas psicológicas en la Guardia Givil"

Esos ajustes tuvieron consecuencias en quienes siguieron prestando su servicio, ya que “en 2017 aumentaron un 16% las bajas psicológicas en la Guardia Givil y hubo datos preocupantes asimismo en policía nacional, además de unas cifras de suicidios que merecen una reflexión en profundidad”. Las fuentes consultadas en ambos cuerpos coinciden en ese diagnóstico con el diputado socialista.

“Claro que se nota en el servicio, en todos ellos. Hay ciudades en las que de noche solo hay un coche patrulla en la calle y las oficinas de denuncias de violencia de género permanecen cerradas”, señalan desde el SUP. “Los policías podemos pasar con coches viejos y con vestuario inadecuado, pero no sin una tasa de reposición de efectivos adecuada”, añaden.

“El déficit de agentes se tiene que resolver”, anotan desde la AUGC, que lleva tiempo reclamando “una reestructuración del despliegue territorial, que es del siglo XIX, para adaptarlo al siglo XXI agrupando los efectivos de los pequeños cuarteles, que apenas pueden prestar servicio, en unidades territoriales”

Más noticias en Política y Sociedad