Público
Público

La criminalización del pacifismo

Pablo Iglesias en La Base
Pablo Iglesias en La Base.

La semana pasada hablamos en La Base del éxito militar de la contraofensiva ucraniana. Analizamos el tratamiento que daban a la misma los medios occidentales y también los medios rusos y contamos con la presencia del analista Alejandro López de Descifrando la guerra. La prestigiosa periodista, especializada en conflictos bélicos, Olga Rodríguez, elogió en Twitter el planteamiento de nuestro programa. 

Hoy ha llegado la respuesta rusa al éxito de la ofensiva ucraniana. El presidente Vladimir Putin ha anunciado la movilización de 300.000 reservistas y ha esgrimido con rotundidad la amenaza nuclear como factor decisivo. Volveremos a intentar analizar con rigor la situación. Por supuesto defenderemos nuestra posición editorial pacifista partidaria de poner el acento en la negociación y en las vías diplomáticas para detener cuanto antes la escalada. 

En La Base hemos dicho que tras esta guerra se esconde la competición de EEUU con China por la hegemonía mundial y que la OTAN no es, ni mucho menos, un baluarte de la paz sino una organización político-militar al servicio de los EEUU. También hemos dicho que los efectos económicos de la guerra que los ciudadanos ya padecen en forma de encarecimiento de los combustibles y los alimentos básicos, provocarán una recesión de proporciones catastróficas y que esa es la mejor oportunidad para que la ultraderecha termine de acabar con lo poco de democracia que queda en Europa. Primero caerá Italia en manos de los neofascistas y es muy probable que después caiga España. 

Por eso no me voy a cansar de denunciar la indecente criminalización y ridiculización del pacifismo llevada a cabo por la práctica totalidad de los operadores mediáticos y por buena parte de su ala supuestamente progresista.

Las soflamas belicistas del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, pidiendo sacrificios a los ciudadanos europeos, han sido aplaudidas por el poder mediático, pero contrastan con las sombrías perspectivas para las clases trabajadoras del continente. Hasta Angels Barceló se hacía hoy eco en su editorial en la cadena SER del impacto socioeconómico de la guerra y del pesimismo instalado hoy en la Asamblea General de la ONU. 

En este programa estamos orgullosos de habernos convertido en una referencia para mucha gente, en España y en América Latina, a la hora de informarse y entender la guerra, frente a la propaganda y la cobardía reinantes. Para nosotros es un honor. 

Más noticias