Público
Público

La emergencia del coronavirus El Congreso asume la reedición de los Pactos de La Moncloa con la vista puesta en los Presupuestos

La Mesa de la Cámara decidirá, previsiblemente este martes, la fecha de constitución y el formato de la comisión para la reconstrucción económica y social tras la emergencia de la covid-19. El Gobierno espera tener unas conclusiones antes de que acabe junio y poder aplicar medidas a lo largo del segundo semestre de 2020.

07/01/2020.- Pedro Sánchez, quien logró este martes la confianza del Congreso para un nuevo mandato como presidente del Gobierno, al lograr una estrecha mayoría de 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, felicitado por la presidenta del Congre
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Cámara Baja / EFE

La reedición de los denominados Pactos de La Moncloa para afrontar las consecuencias sanitarias, sociales y económicas del coronavirus se llevará a cabo en el Congreso. La denominada Mesa para la Reconstrucción se materializará de facto en una comisión parlamentaria de la que el Gobierno espera tener unas primeras conclusiones antes de acabar el año, con el objetivo de incluir los consensos alcanzados en los Presupuestos Generales de 2021.

El Ejecutivo ha accedido a llevar la mesa política para afrontar las consencuencias de la covid-19 a la Cámara Baja, como pedía el PP. Los de Pablo Casado pusieron esta condición para sumarse a este foro bajo el pretexto de que los acuerdos y las negociaciones se llevaran a cabo bajo la "luz y taquígrafos" que, a su juicio, puede ofrecer una comisión parlamentaria.

Ahora, la mesa entra en la dinámica del Congreso e, incluso, será la propia Cámara Baja la que decida el formato y los tiempos para los acuerdos. Este mismo martes se reúne la Mesa del Congreso y, según avanzan fuentes parlamentarias, en esta reunión se podría decidir tanto la fecha de constitución de la comisión como el formato y los tiempos que seguirá.

En el Gobierno, que en un principio había apostado por unos nuevos Pactos de La Moncloa fuera del ámbito parlamentario, ya tienen un primer esbozo sobre la organización de la Mesa para la Reconstrucción Social y Económica. La idea es constituir una comisión central que articularía los grandes acuerdos en base a las conclusiones de cuatro grupos de trabajo que se centrarían en: recuperación de la actividad económica; políticas sociales; refuerzo de la Sanidad pública y lograr una posición común (una propuesta de Estado) ante la Unión Europea.

La traducción de este esbozo todavía no está clara, y será la Mesa del Congreso la que decida finalmente cómo organizar la estructura. El órgano de gobierno de la Cámara podría optar por conformar la comisión central (la Mesa de Reconstrucción) con cuatro subcomisiones que dependieran de ella y donde estarían representados los grupos de trabajo.

También se podría optar por crear solo una comisión sin subcomisiones y trasladar el trabajo de los grupos a cuatro comisiones ya existentes (a las de Economía, Asuntos Sociales, Sanidad y a la Comisión Mixta para la Unión Europea, por ejemplo). Lo que sí está claro es que la idea del Ejecutivo es que los cuatro grupos trabajen en unas conclusiones en las áreas asignadas que posteriormente se revisarán y rematarán en la comisión central para la reconstrucción.

También avanzan desde el Gobierno que la idea es que tengan lugar comparecencias de técnicos y expertos para aportar información a los grupos de cara a elaborar las conclusiones (una dinámica habitual en las comisiones del Congreso). La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que esperan tener unas primeras conclusiones de la comisión antes de que finalice el actual periodo de sesiones en el Congreso, es decir, en el mes de junio. Aunque ha precisado que las primeras medidas no llegarían hasta el segundo semestre del año.

El Gobierno agradece al PP que se sume a los pactos

La reunión entre Sánchez y Casado que ha tenido lugar este lunes se ha producido después de que el líder del Ejecutivo hubiera mantenido conversaciones con el resto de partidos políticos (a excepción de Vox y de la CUP, que rechazaron participar). Tras la reunión entre el presidente y el líder del PP y la decisión de llevar el foro de la Mesa para la Reconstrucción Social y Económica al Congreso, el PNV ha mostrado su malestar al entender que se trata de una improvisación del Gobierno, aunque ha avanzado que sus representantes estarán en la comisión.

El 'sí' de Casado a participar en los acuerdos ha forzado a la ultraderecha a reconsiderar su posición para no descolgarse de los consensos, y el líder de Vox, Santiago Abascal, ha avanzado que, "en principio", sus diputados participarán. También tendrán presencia en el órgano parlamentario las comunidades autónomas, los municipios (a través de la FEMP) y los agentes sociales, aunque la forma en la que participarán no se conocerá hasta que la Mesa del Congreso y los grupos establezcan las dinámicas.

Tras la reunión de Sánchez y Casado, Montero ha agradecido al PP que finalmente haya decidido sumarse a este foro y ha restado importancia a las críticas de los grupos por el cambio de formato: "Agradecemos que el PP haya aceptado finalmente estar en las conversaciones para la recuperación social y económica. Lo importante es que se produzca un acuerdo, un pacto y un cauce para desarrollarlo. No tiene relevancia si es en una mesa de partidos o en una comisión. Es un hecho menor".

El Gobierno utilizará como base para la elaboración de los Presupuestos los consensos alcanzados en la Mesa para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso

Las conclusiones y los acuerdos de la comisión estarán estrechamente ligados a la elaboración de los Presupuestos Generales para 2021, unas cuentas a las que Sánchez también ha bautizado como las de la "reconstrucción". La propia Montero aseguró la pasada semana que si los consensos del pacto político se encuentran avanzados en el momento de la presentación de los PGE, servirán de base para su configuración y contendrán las "prioridades" de los distintos sectores que en el diálogo social se delimiten de cara a 2021.

"Si se presentan, las cuentas públicas deberían de fundamentarse en ese entorno", explicó la ministra de Hacienda, que también avanzó que el Ejecutivo elaboraría una nueva senda de estabilidad ya que la actual (aprobada hace apenas unos meses en el Parlamento) habría quedado desfasada a raíz de las consecuencias económicas de la covid-19.

Más noticias de Política y Sociedad