Público
Público

Estudiantes boicotean una conferencia de Mayor Oreja y un diputado de Vox en la Universidad de Sevilla

Una quincena de personas interrumpen la ponencia del exministro de Aznar al grito de “fuera fascistas de la Universidad” en una jornada en el que se analizaban temas como la gestación subrogada.

Publicidad
Media: 3.87
Votos: 15

El ex ministro, Jaime Mayor Oreja (2d), y el diputado de Vox y catedrático de Filosofía del Derecho, Francisco José Contreras Peláez (d), en el acto en la Universidad de Sevilla. S.F.R.

Una quincena de personas, la mayoría universitarios integrantes de varias organizaciones, han boicoteado este viernes en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad hispalense la ponencia inaugural del Congreso Internacional Bioderecho, Administración y Dignidad Humana a cargo de Jaime Mayor Oreja, como presidente de la Fundación Sociedad y Valores, que estaba acompañado en la mesa por el catedrático de Filosofía del Derecho, Francisco José Contreras Peláez, elegido como diputado de Vox por esta provincia en las últimas elecciones generales.

Al grito de “fuera fascistas de la Universidad”, una parte de los asistentes han empezado a interrumpir la conferencia del exministro de Interior que estaba hablando de un “extremo desorden”, no de izquierda ni de derecha, sino provocado por un “relativismo extremo” de la sociedad española y europea actual en la que todo cabe, los preceptos que constituyen la base de la Fundación Sociedad y Valores en nombre de la que el expresidente del PP del País Vasco hablaba para un público en el que había muy pocos alumnos, más presencia de profesores, también algunos curas y personas de avanzada edad.

Mayor Oreja no interrumpió su ponencia, pese a las risas, las mofas ante frases del exministro como “el dinero pasa de mano en mano y nunca se detiene”, y la tensión fue subiendo en el Salón de Grados, entre quienes habían acudido para reventar lo que consideraban un “acto político” de los que intentan hacer uso de la Universidad pública para “difundir su discurso”, camuflándose en un congreso de derecho, y quienes habían ido a escuchar a los ponentes y exigían respeto a sus intervenciones.

Desde la mesa de los conferenciantes, intentaron varias veces acallar al sector del público que seguía interrumpiendo y burlándose del discurso de Mayor Oreja, rodeados por cuatro vigilantes de seguridad de la Universidad que trataban de mantener el orden. Fue entonces cuando el catedrático y flamante diputado de Vox Francisco José Contreras Peláez, sentado a la vera de Mayor Oreja, pidió “desalojar a estos bárbaros”, después de haber exigido silencio a uno de los activistas boicoteadores. “Cállese, gilipollas”, se escuchó en un Salón de Grados a punto de entrar en una batalla campal.

Tras muchas interrupciones, Mayor Oreja consiguió terminar su ponencia, en la que no utilizó términos ni bibliografía del Derecho, centrado como estaba en hablar de “una crisis de la civilización”, de “falta de valores, de principios, de fe”, de la “falta de alma y espíritu en la UE” y de la “ideología de género” que se está implantando “en silencio” en el sistema educativo español. Al acabar, los universitarios críticos volvieron a gritar al unísono “fuera fascistas de la Universidad”. “Esto es ideología pura”, dijo uno de ellos.

“La Universidad pública está hecha con la discusión de ideas. Y aquí la han utilizado para hacer un congreso de ultraderecha, al que sólo han traído gente de esa ideología para hablar de temas que atañen a las mujeres, como la gestación subrogada”, dijo a este periódico uno de los protagonistas de la protesta, Carlos, embriólogo licenciado por la Universidad de Sevilla.

En el congreso, que sólo se celebra durante este viernes, intervienen también el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid Diego Poole Derqui, autor junto al catedrático Contreras Peláez del libro Nueva Izquierda y Cristianismo prologado por Mayor Oreja, en el que se destaca, entre otras cosas, el movimiento cívico conservador que salió a la calle contra la ley del aborto, el matrimonio entre homosexuales o la LOE, y se critica las “ tesis progres” que influyen en cierta parte de la derecha parlamentaria. Además, los universitarios que boicotearon el acto criticaron la amistad con el líder ultra de la Liga, Mateo Salvini, de otro de los ponentes de la jornada, el profesor de Filosofía del Derecho de la Universidad Tor Vergata de Roma, Claudio Sartea.

Terminada la ponencia inaugural, se reanudó el congreso tras una pausa para el café ya sin la presencia de los activistas, a quienes se cerró el paso en la puerta de acceso al edificio. Entonces, el director del encuentro, el profesor de Derecho Administrativo Antonio José Sánchez calificó de “totalitarios” a quienes habían boicoteado la apertura y presentó al catedrático Contreras Peláez como “una voz importante” que tendrá la sociedad sevillana en Madrid, al haber sido elegido como diputado de Vox, palabras que suscitaron un cerrado aplauso de los asistentes.

Luego, Contreras Peláez calificó como “acto de resistencia ante la barbarie” que el congreso no se hubiera detenido tras las protestas e hizo una digresión sobre la necesidad de cambiar las normas para que las fuerzas de seguridad, “la policía”, pueda entrar en la Universidad para impedir que “los bárbaros se hagan amos” de esta institución, de la misma manera que antes había que prohibir que entraran para “garantizar la libertad de palabra de los profesores”. A continuación, comenzó su ponencia sobre gestación subrogada.

En la calle, mientras, quienes habían protestado contra los ponentes de este congreso repartían pasquines en los que se subraya: “Este tipo de actos no pueden quedar sin respuesta. Dejemos claro que no vamos a permitir que el fascismo campe a sus anchas por la Universidad”.

Más noticias en Política y Sociedad