Público
Público

Crisis del coronavirus El Gobierno advierte de que "llegan los momentos más duros" y transferirá 210 millones a las comunidades

El Ministerio de Sanidad convertirá en una orden el protocolo anticontagio para residencias de mayores. El ministro Illa ha comparecido junto al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que el viernes se reunirá con las comunidades autónomas para tratar el reparto de 300 millones destinados a los servicios sociales y a la dependencia.

Captura de la señal institucional del Palcio de la Moncloa.- El vicepresidente de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias (d), este jueves durante la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, en la que ha comparecido junto al ministro de Sanida
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo.

El Gobierno ha advertido este jueves de que ahora "llegan los momentos más duros" de la crisis del coronavirus, los momentos "en los que seguirán aumentando los casos hasta que dobleguemos el pico [de la curva de contagios]. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha lanzado este mensaje este mismo jueves, para después anunciar que el Ejecutivo transferirá 210 millones de euros a las comunidades autónomas, para que puedan "hacer frente al gasto de la batalla" contra el virus. 

En una rueda de prensa junto al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, desde el palacio de La Moncloa, Illa también ha asegurado que el Ejecutivo va a condecer rango de "orden" al actual protocolo de atención para las residencias de mayores, después de los numerosos contagios y los fallecimientos registrados en varios centros de mayores de al menos seis provincias en los últimos días.

Más de 30.000 profesionales sanitarios se han incorporado en estos días al Sistema Nacional de Salud

Este protocolo fue consensuado con las comunidades autónomas el 5 de marzo, e Illa ha asegurado que ya se está cumpliendo en la mayoría de lugares. Ahora tendrá rango de orden, y esto permitirá cerrar los centros que no reúnan las condiciones necesarias, entre ellas la necesaria atención médica.

A este respecto, además, el ministro ha informado de que más de 30.000 profesionales sanitarios se han incorporado en estos días al Sistema Nacional de Salud (SNS). Son, como detallaba Illa, 8.000 médicos internos de los años cuarto y quinto de residencia (MIR); cerca de 11.000 enfermeros que superaron las pruebas para acceder a la residencia (EIR) pero no lograron plaza, y otros 7.000 estudiantes de medicina y otros 10.000 de enfermería, todos ellos de los últimos cursos. 

La declaración del estado de alarma ha permitido, entre otras cuestiones, supeditar todos los centros de la sanidad privada a las órdenes del Ministerio de Sanidad, como recordaba el ministro.

Responde a los dardos de Ayuso

Por otra parte, después de destacar su "buena relación" con los consejeros autonómicos de Sanidad, en respuesta a preguntas de la prensa Illa ha negado que se hayan requisado mascarillas o planteado "impedimentos" en las aduanas para la entrada de productos de protección contra el virus, como ha afirmado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso. 

Ayuso, que se ha caracterizado por sus críticas y acusaciones al Gobierno ya desde la pasada semana, aseguró en las últimas horas que el Ejecutivo ha impedido la llegada de materiales. 

Por contra, según el ministro se han enviado ya 1,5 millones de equipos de protección individual en estas jornadas. 324.000 mascarillas han sido enviadas este mismo jueves a la Comunidad de Madrid, y 245.000 a Andalucía, además de a otras regiones, apostillaba.

Y, como es habitual en el ministro de Sanidad estos días, hoy Illa ha vuelto a esquivar el enfrentamiento con Ayuso, insistiendo en que el "objetivo común" de todas las administraciones es parar el virus. 

Las comunidades y diputaciones se repartirán 300 millones para los Servicios Sociales este viernes

Por su parte, el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha incidido en que esta crisis no puede cerrarse como la de 2008, y ha prometido que el Ejecutivo "no dejará a nadie atrás". Toca proteger a los más vulnerables, a las familias, trabajadores, autónomos y pequeñas empresas, decía. "Los esfuerzos que no hagamos hoy serán las desgracias de mañana para mucha gente". 

"Los esfuerzos que no hagamos hoy serán las desgracias de mañana para mucha gente"

En su primera comparecencia en La Moncloa como vicepresidente, y después de que este diario avanzara que Iglesias coordinará los Servicios Sociales en esta crisis, el también líder de Unidas Podemos ha explicado que este viernes se reunirá telemáticamente con las comunidades autónomas, diputaciones, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla para dirimir el reparto de 300 millones de euros del fondo para reforzar la atención social en esta crisis. Este fondo se constituyó el martes, en Consejo de Ministros.

Esta partida irá destinada a reforzar la asistencia a domicilio a personas mayores, dependientes o con discapacidad, pero también a ampliar las plantillas de los centros de Servicios Sociales y las residencias de mayores. Iglesias ha recordado que el último decreto aprobado por el Ejecutivo, el martes -el llamado "escudo económico y social" contra el coronavirus- permite a los ayuntamientos que tuvieran superávit en 2019 destinar hasta 300 millones de euros a gastos en esta materia.

Además, la Vicepresidencia de Derechos Sociales pone "a disposición del Ministerio de Sanidad más de 19.500 camas que hemos localizado, repartidas en más de 1.000 edificios", de dispositivos vinculados a los Servicios Sociales.

Iglesias también ha alabado la coordinación en el Gobierno, y ha agradecido la preocupación de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que le ha habilitado para dar órdenes al Ejército para proteger a las personas sin hogar durante esta crisis. "No imaginaba que una de las primeras preocupaciones de la Ministra de Defensa fuera la situación de las personas sin hogar".

Por otro lado, Iglesias ha restado importancia a las tensas discusiones de estos días en el Ejecutivo a cuenta de las medidas a aplicar -"Un Gobierno que no debate no es un Gobierno"-, si bien ha dejado claro que faltan muchas medidas por aprobar para lograr el objetivo de "no dejar a nadie atrás"

Más noticias