Público
Público

Imputada la cúpula de C's en Castilla y León: una excandidata denuncia daño al honor

María Isabel Fernández acusa a Luis Fuentes de desacreditarla como coordinadora del partido en Arroyo de la Encomienda. En Ciudadanos confían en el archivo de la causa porque creen que la denuncia se debe a su no inclusión en las listas. 

Luis Fuentes, líder de Ciudadanos en Castilla y León y ya procurador electo en las Cortes de la Comunidad. FOTO: C'S

P. DÍAZ 

MADRID.- Los líderes de Ciudadanos en Castilla y León empiezan a enfrentarse a sus primeros problemas como cargos públicos. Más allá de su estreno como diputados en las mesas de negociación para la investidura del Gobierno en la Comunidad, la cúpula de la agrupación se ha estrenado en el panorama mediático con una imputación.  

El cabeza de lista de los naranjas, Luis Fuentes; su homólogo en la localidad de Arroyo de la Encomienda, Rafael Velasco; y el responsable de prensa del partido en la región y ya concejal electo en el mismo municipio, Pablo Yáñez, han sido citados a declarar después de que una excandidata les haya denunciado por un presunto delito de daño a su honor. 

Precisamente, Ciudadanos es uno de los partidos que ha hecho gala de expulsar de sus filas a los imputados, condición que exige a todos aquellos con quienes mantienen reuniones para apoyar (o no) a presidenciables o alcaldables de uno u otro color. No obstante, esta condición hace referencia a los imputados por corrupción, por lo que no afectaría a sus miembros castellano-leoneses. 

María Isabel Fernández, la denunciante, era la excandidata a la Alcaldía de Arroyo de la Encomienda. Y, según la denuncia adelantada por El Norte de Castilla, acusa a los tres citados de "elaborar, alentar, participar y consentir un plan entramado" para desprestigiarla. Denuncia daños a su "honor, imagen y carisma" por "obstruir" su trabajo como coordinadora de la agrupación local, "utilizando documentos privados y haciendo uso de ellos públicamente" causando su "descrédito" dentro de su formación.

Fuentes de Ciudadanos en la región han explicado a Público que Fernández fue retirada de la candidatura porque en su currículum constaba una sentencia del Tribunal Supremo que la condenaba por apropiación indebida. Es por ello por lo que su candidatura fue recurrida al Comité Ejecutivo del partido, que decidió no incluirla y sustituirla por Rafael Velasco. Una decisión legal, según los Estatutos del partido, que permite a la dirección nacional imponer sus listas en las agrupaciones de menos de 150 afiliados.

En ello se basará la defensa de los tres imputados, que defenderán que "María Isabel Fernández Arroyo no cumplía los requisitos que Ciudadanos exige a sus candidatos", explican en un comunicado, en el que aseguran que los tres responsables están "tranquilos" y dispuestos a colaborar con la Justicia. 

Así, el próximo día 17 los tres acusados tendrán que acudir a declarar al juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, cuyo titular es José María Crespo, que decidirá si dicta auto de delito o archivo de las diligencias. En el partido confían en que se producirá la segunda opción.