Público
Público

Memoria Histórica Defensa cita al militar en activo que firmó un manifiesto que llama "genocida" a Franco

El Ministerio ha abierto al cabo un expediente de incoación disciplinario por faltas graves por "expresar opiniones políticas" siendo un militar activo.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Ministerio de Defensa./Europa Press

El cabo del Ejército de Tierra, Marco Santos Soto, ha sido citado para declarar ante un juez militar el próximo 26 de septiembre por firmar un manifiesto en el que se tacha de "genocida" a Francisco Franco, según indican a Público fuentes cercanas al militar. El Ministerio de Defensa le ha abierto un expediente de incoación disciplinario por faltas graves por "expresar opiniones políticas" siendo un militar activo.

En pleno debate público por el anuncio del Gobierno sobre la exhumación de los restos Franco del Valle de los Caídos, se conoció que casi 200 militares retirados firmaron un manifiesto en donde se ensalzaba la figura del dictador. Poco después nació un manifiesto como respuesta al comunicado franquista, en donde se encuentra como firmante Santos Soto. 

El pasado mes de agosto, Defensa confirmaba la investigación a los cinco reservistas que suscribieron el documento en apoyo al dictador. Días más tarde también comunicó que abriría una investigación a Santos Soto por firmar el manifiesto siendo un militar activo, y se recalcó que iba a actuar "igual" en el caso de este cabo.

En este caso, se aplicaría el artículo 7.1 del Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, en donde se estipula como delito grave "emitir manifiesta y públicamente expresiones contrarias, realizar actos irrespetuosos o adoptar actitud de menosprecio hacia la Constitución, la Corona y demás órganos, instituciones o poderes del Estado". 

Según dichas fuentes, Santos Soto se encuentra tranquilo y considera que no fue una manifestación política, sino histórica.

El colectivo de militares demócratas Anemoi considera ​"alarmante que el propio Gobierno, retado esta vez por una banda de generales y almirantes franquistas, actúe contra un militar que sale en su defensa".  En un comunicado, asegura que "resulta cuando menos indignante que el Ministerio de Defensa ordene hoy que se le investigue -cuando “su falta” ha sido expresarse en defensa de la democracia y en contra de un dictador despreciable y asesino- y mañana le acabe condecorando por el mismo hecho".