Público
Público

Memoria Pública El presidente andaluz se olvida de exhumar los restos de Queipo de Llano de la Macarena

“Igual que el Gobierno no puede obligar a la familia de Franco a retirar los restos del Valle de los Caídos, la última palabra la tendrá la familia de Queipo de Llano para sacarlo de la Macarena”, asegura la Hermandad a 'Público' antes de la concentración de la Asamblea andaluza de asociaciones memorialistas frente a la basílica.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 13

Concentración memorialista de 2018 frente a la Basílica de la Macarena. /RAÚL SÁNCHEZ CARO

El anuncio del PP andaluz sobre la primera ley de concordia en Andalucía, que sustituiría a la actual ley de memoria democrática ha dejado en vilo a los colectivos de asociaciones memorialistas, unidos recientemente en la Asamblea Andaluza de Asociaciones Memorialistas y de Víctimas del franquismo. Este colectivo ve peligrar decretos tan importantes como el de simbología franquista, que la anterior Dirección General de Memoria tenía pendiente presentar en el Parlamento andaluz en los próximos meses. Entre sus principales medidas se encontraba la retirada de los restos del genocida Queipo de Llano de la basílica de la Macarena y de su auditor de guerra Pedro Bohórquez.

Raúl Sánchez Caro, miembro de la Asamblea Andaluza de Asociaciones Memorialistas, destaca a Público que “lo primero que hizo los del PP cuando tomaron el poder en la Junta de Andalucía fue anunciar que sustituirían la Ley de Memoria Histórica de Andalucía por otra de de Ley Concordia”. El objetivo del presidente Juanma Moreno, será, según destaca el colectivo, “perpetuar en el tiempo toda la simbología fascista que queda en toda Andalucía, y no mover los restos de Queipo”.

Catorce de junio, día de las víctimas de la represión

Hoy, 14 de junio, es el día que la ley andaluza de memoria democrática, ahora en vías de desaparición, para dignificar a las víctimas de la represión franquista en Andalucía. Más de 25 asociaciones se han unido en esta Asamblea imprescindible que pretende poner freno, para “hacer visible” que la memoria en Andalucía y toda la actividad de las asociaciones sigue hacia delante. La Asamblea memorialista se concentrará frente a la basílica para pedir al gobierno andaluz la inminente retirada de los restos del general franquista y su auditor de guerra Bohórquez.

El lugar de concentración no puede ser más significativo. La sede de la basílica de la Virgen Macarena que el general golpista erigió en plena posguerra como Hermano de esta famosa hermandad.

La Asamblea Andaluza memorialista denunciará hoy ante la opinión pública la paralización y la involución que el “actual Gobierno de la Junta de Andalucía está llevando a cabo en las políticas públicas de Memoria Democrática, que están ya suponiendo en la práctica un grave retroceso en la consecución plena de los derechos de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición de las víctimas del franquismo”.

Además, este colectivo exige, en su manifiesto, que se “retire la tumba del general golpista” en aplicación del artículo 32 de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía. Además destacan que la Hermandad siempre dice lo mismo, “lo que diga la ley, pero siempre hace igual, es decir, nada, los restos de los criminales siguen en la Basílica”. Raúl Sánchez Caro ha apuntado que, por el momento, hay previsto, por parte de la Asamblea una “una reunión a la Junta Directiva de la Hermandad para conocer de primera mano cuáles son sus intenciones, y cuando piensan cumplir con la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía”.

La ley de concordia que el presidente Moreno quiere poner en marcha en el Parlamento andaluz, como ya había prometido a VOX concluye que "mejorará" la actual Ley de Memoria. Pero también supone la paralización del decreto de retirada de simbología franquista, que da aún más plazo a la Hermandad de la Macarena para tratar el tema de las retirada de los restos de Queipo. El “El PP quiere dar carpetazo y dejar allí al genocida” concluye a Público Sánchez Caro horas antes de la concentración memorialista.

El PP andaluz habla de hacer memoria desde un lado “mas humano’ desde las víctimas, sin querer involucrar la memoria en el terreno político y sobre la retirada de los restos del general golpista admite que “no es asunto prioritario”, según las fuentes consultadas por el Diario Público al PP andaluz.

La Hermandad de la Macarena y la voluntad de la familia

La Hermandad de la Macarena no habla abiertamente de la posibilidad de retirar los restos del genocida. “Seguimos esperando a que la Junta pida informes. No vamos a ir en contra la decisión que tomen los nietos de Queipo de Llano”.

Fuentes de la Hermandad de la Macarena, consultadas a Público, destacan que “están a la espera de que el nuevo gobierno contacte con el Consejo de la Hermandad” para presentar los informes jurídicos que asesoran a esta entidad religiosa, de cara al posible requerimiento de la retirada de Queipo de la entrada principal de la Basílica.

“Era una prioridad del nuevo Consejo de Gobierno desde 2018, el de enterrar a todos los hermanos que estén en la iglesia dentro de un columbario”. Sin embargo, la familia de Queipo no ha mostrado su apoyo de retirar la lápida de la entrada principal al templo, donde el general golpista se encuentra enterrado junto a su mujer.

“Igual que el gobierno no puede obligar a la familia de Franco a retirar los restos, la última palabra la tendrá la familia de Queipo para sacarlo de la Macarena”. Así ha concluido ante las preguntas realizadas por Público a representantes del Consejo de Hermandad.

Ante la desaparición de la Dirección General de Memoria en Andalucía “algunos colectivos se han reunido con el Viceconsejero de Cultura del PP. La Asamblea andaluza recalca que “han eliminado la Dirección General de Memoria y que ahora lo llevan en la Consejería de Cultura, como si nuestras víctimas fueran restos prehistóricos, son crímenes de lesa humanidad y no prescriben”.

En la concentración que se celebra en la tarde de hoy también se denunciará la expropiación del Cortijo de Gambogaz, abandonado en la actualidad por la familia del general. Sánchez Caro ha destacado que la Asamblea “está en fase de investigación, para poner en pie en los términos en los que Queipo se hizo con una de las mejores fincas de la provincia de Sevilla, el Cortijo Gambogaz, donde empleó mano de obra esclava”. El inmueble fue adquirido por la familia al final la guerra y hoy los colectivos piden su expropiación por haber sido adquirido de forma ilegal.

Más noticias en Política y Sociedad