Público
Público

La mitad de los ayudas para pymes y autónomos aprobadas por el Gobierno hace nueves meses no se han repartido

En torno a un tercio se quedarán previsiblemente sin ejecutar, ya que las solicitudes registradas no cubren todos los recursos a disposición de las comunidades autónomas.

Una persona del sector de la estética acude con unas tijeras a una manifestación organizada desde el Paseo del Prado hasta el Congreso de los Diputados, a 17 de mayo de 2021, en Madrid.
Una persona del sector de la estética acude con unas tijeras a una manifestación organizada desde el Paseo del Prado hasta el Congreso de los Diputados, a 17 de mayo de 2021, en Madrid. Europa Press

Las comunidades autónomas aun no han repartido el 48% de los 7.000 millones de euros que aprobó el Gobierno para ayudar a las pymes y autónomos más afectados por la pandemia. Además, según los datos recogidos por Efe, en torno a un tercio se quedarán previsiblemente sin ejecutar, ya que las solicitudes registradas no cubren todos los recursos a disposición de las autonomías.

Estas ayudas fueron aprobadas por el Gobierno en marzo, hace nueve meses, y transferidas a las comunidades, pero solo se han distribuido 3.642,3 millones, el 52,2 % del total, de acuerdo con los datos recabados por las delegaciones de la agencia, salvo en el caso de Galicia, donde la Xunta ha informado de que aún no dispone del balance.

La cifra podría aumentar cuando termine diciembre ya que aun hay solicitudes o convocatorias sin resolver en Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, La Rioja y Madrid. La comunidad que mejor ha trabajado en esta cuestión es Baleares, con una ejecución de casi el 100 %.

La organización UPTA denuncia que "la planificación de estas ayudas ha sido un auténtico despropósito"

El problema para repartir las ayudas es que se han diseñado para autónomos y empresas cuyos ingresos hayan caído más de un 30 % con respecto a 2019, año en el que no pudieron registrar pérdidas.

Las dificultades para repartir las ayudas, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), provocará que las autonomías tendrán que reintegrar al Estado más de 2.500 millones no ejecutados, según han denunciado en una nota de prensa.

"La planificación de estas ayudas ha sido un auténtico despropósito, desde su concepción por parte del Ministerio de Asuntos Económicos, hasta las adaptaciones que se han desarrollado en el seno de los Gobiernos autonómicos. En ningún caso la mayoría de las administraciones han sido capaces de consensuar con los representantes del trabajo autónomo las ordenes que fueran publicadas, por las cuales se establecieron las bases de concurrencia", afirmó la organización.

Más noticias