Público
Público

Pablo Iglesias ¿Es posible una unión de la izquierda en Madrid?

El anuncio del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de dejar el Ejecutivo para ser el candidato de Unidas Podemos a las elecciones autonómicas del 4 de mayo ha puesto patas arriba el tablero político.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el diputado de Más País, Íñigo Errejón. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el diputado y líder de Más País, Íñigo Errejón, en el Congreso. EFE

La actualidad política, especialmente agitada en los últimos días, ha vuelto a dar este lunes un giro de 180 grados. Cuando todo apuntaba a que el día estaría centrado en la última polémica generada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha dicho en una entrevista con Ana Rosa que "si te llaman fascista es que estás en el lado bueno de la historia", y en la reunión de la Ejecutiva de Cs en Madrid, que se ha saldado con la dimisión de los vicesecretarios generales Carlos Cuadrado y José María Espejo, y de Toni Cantó, el anuncio del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de dejar el Ejecutivo para ser el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ha puesto patas arriba el tablero político.

La decisión del TSJM de mantener la convocatoria electoral para el 4 de mayo ha despejado una de las grandes incógnitas, esto es, el futuro de esta comunidad pasa por las urnas y no por una moción contra Ayuso, como pretendían Más País y el PSOE. Cabe recordar que la presidenta madrileña disolvió la Asamblea el pasado miércoles tras la moción de censura de Cs y PSOE contra el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras.

Si bien, la convocatoria electoral en la Comunidad de Madrid ha avivado el debate sobre la unidad de la izquierda sólo dos años después de las elecciones autonómicas de mayo de 2019, en las que el candidato socialista Ángel Gabilondo ganó los comicios, pero la suma de PP, Cs y Vox se alzó sobre las fuerzas progresistas. En esa ocasión, Íñigo Errejón decidió presentarse por su cuenta, con la candidatura de Más Madrid. En total, este partido y el de Isa Serra sumaron 62.635 votos más que en las elecciones de 2015, cuando ambas corrientes eran una sola fuerza.

Sin embargo, este resultado no se reflejó en un aumento de la representación, ya que la suma de los dos dio la misma cifra que en la anterior convocatoria electoral: 27 diputados (Más Madrid irrumpió con 20 escaños, mientras que Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie logró permanecer en la Asamblea con solo siete diputados). Por ello, este escenario echó más leña al fuego al debate sobre cuál es la mejor fórmula para sacar al PP de la Puerta del Sol.

¿Es posible la unidad de la izquierda en Madrid?

Tras las desavenencias de Errejón e Iglesias, cuya ruptura se trasladó también a las elecciones generales, la unión entre estas dos corrientes parecía casi imposible o, al menos, estaba muy lejos de consagrarse. No obstante, la posibilidad de que Ayuso amplíe su mayoría tras el 4M y que incluso gobierne junto a la extrema derecha, como señalan las últimas encuestas, obliga a estas formaciones a volver a sentarse para estudiar un posible frente común.

Y es que, estas elecciones no son unos comicios cualquiera, pues el resultado tendrá repercusiones a nivel nacional. La cita electoral pilló por sorpresa a Unidas Podemos, que hasta la fecha no tenía claro quién sería su candidato. La opción de que Isa Serra repitiera como número uno estaba en el aire, ya que la portavoz de Podemos está pendiente de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso contra la condena de inhabilitación impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Pablo Iglesias: "El enorme peligro y la enorme oportunidad que tenemos ante nosotros requiere que tengamos la responsabilidad, la humildad y la altura de miras"

De esta manera, Unidas Podemos se enfrentaba a otro fantasma: alcanzar el 5% de los votos para poder tener representación en la Asamblea madrileña, un handicap que en 2015 superó por solo unas décimas. Ahora, con la candidatura de Pablo Iglesias, la formación morada da un paso al frente y demuestra que va con toda la artillería pesada para formar un gobierno progresista que consiga desalojar a Ayuso de la Puerta del Sol y frenar el avance de la ultraderecha.

Bajo esta premisa, el actual secretario general de Podemos ha pedido a Más Madrid hacer "una candidatura única para ganar Madrid el próximo 4 de mayo", aunque sigan siendo organizaciones y espacios diferentes. "El enorme peligro y la enorme oportunidad que tenemos ante nosotros requiere que tengamos la responsabilidad, la humildad y la altura de miras necesarias para ir todos unidos en una candidatura de izquierdas que sea capaz de ganar a Ayuso y gobernar la Comunidad de Madrid", ha relatado el ahora candidato morado.

Aunar esfuerzos contra Ayuso y la ultraderecha

El coportavoz de IU Madrid, Álvaro Aguilera, ha celebrado la decisión de Iglesias: "Es una buena noticia para la izquierda. Se entiende la necesidad como un espacio fundamental de confrontación con las políticas de la derecha en España". Asimismo, más allá del número de votos, Aguilera destaca el "revulsivo que sería para la sociedad que nos pusiéramos de acuerdo para pactar", esto es, se conseguiría movilizar de nuevo al electorado de izquierdas en Madrid, un mal que ha afectado a las fuerzas progresistas especialmente en los últimos comicios.

Mónica García: "No podemos volver a las disputas internas del pasado y a la política de testosterona"

Por su parte, la candidata de Más Madrid y principal azote de Isabel Díaz Ayuso en la oposición, Mónica García, ha dado la bienvenida al nuevo candidato de Unidas Podemos. Sobre la propuesta de Iglesias, García se ha mostrado "dispuesta a hablar de lo que creamos que es la mejor opción para sacar a Ayuso. No la mejor opción de un grupo, sino la mejor opción para los madrileños", ha comentado esta mañana. Eso sí, la líder de Más Madrid lo ha dejado claro: "No podemos volver a las disputas internas del pasado y a la política de testosterona", ha zanjado.

Según ha confirmado este lunes Pablo Iglesias en una entrevista en El Intermedio, ambas formaciones se han emplazado a "tener una conversación más larga entre esta noche y mañana". También, preguntado sobre quién debería liderar ese futuro espacio de izquierdas, el hasta ahora vicepresidente segundo del Gobierno ha deslizado la posibilidad de que los inscritos de Podemos, IU y Más Madrid elijan en unas primarias al candidato.

¿Qué dice el PSOE?

El PSOE valora "con respeto" lo que sucede a su izquierda: "Esperamos que cualquier movimiento a nuestra izquierda sirva para intentar que haya un cambio en Madrid", ha señalado a este medio José Cepeda, portavoz adjunto del grupo socialista en la Asamblea de Madrid. El proyecto del PSOE es "más amplio, tranquilo y transversal", reconoce Cepeda, y esto "tiene que ver con la propia personalidad" de Ángel Gabilondo, cuyo liderazgo al frente de la oposición ha sido muy cuestionado. 

No obstante, aunque Cepeda defiende a capa y espada a su candidato, por guiar la "cultura del pacto y no usar el insulto fácil", explica que la "fragmentación resta esfuerzos". "Podemos estaba muy al límite y con la relevancia que le va a dar Pablo Iglesias, posiblemente esta variable se despeja y todo lo que sea que haya un espacio en el que cualquier voto de progreso, incentivo al cambio, pueda tener reflejo en la Asamblea, nos parece todo bien", ha apostillado el portavoz del PSOE.

¿Qué pasaría si estos partidos se unen?

Para la socióloga y profesora de la UNED María Jesús Funes, Unidas Podemos y Más Madrid tendrían que unirse ante el escenario de "riesgo extremo" planteado: "La unión de a izquierda es imprescindible y necesaria", añade. No obstante, subraya dos inconvenientes de cara a las elecciones que podrían perjudicar a los partidos progresistas: el PSOE tiene un líder "débil" y el papel "controvertido" del líder de Unidas Podemos podría "estimular" el voto en la derecha.

Sobre este último, la especialista en Sociología Política ahonda: "Iglesias está sobrevalorándose como posible candidato unificador de la izquierda y levanta muchas ampollas con la derecha. Ha permitido que Ayuso enmarque de una manera más radical su discurso". Por otra parte, sostiene que Iglesias también genera "desafección en la izquierda por presentarse con los riesgos que supone, comiéndose a Errejón y sin avisar a Pedro Sánchez", señala Funes en referencia a que el vicepresidente del Gobierno ha trasladado al presidente su decisión de dimitir esta misma mañana.

El politólogo Eduardo Bayón destaca que la decisión de Iglesias "transforma el escenario que había hasta ahora y le da un impulso a Podemos". Asimismo, aunque reconoce que tanto Ayuso como el PP "van a polarizar mucho con Iglesias", esto ayudará a contribuir que el líder de la formación morada, un perfil político de "primer orden", "esté en el centro del debate".

Más noticias de Política y Sociedad