Público
Público

Presupuestos de 2019 La subida de impuestos que propone Unidos Podemos recaudaría 10.500 millones

El grupo confederal detalla en el documento 'Presupuestos con la gente de dentro' las medidas definitivas que reclaman al  Gobierno y cuantifican lo que podrían recaudar con las medidas fiscales que quieren impulsar.

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, el secretario de Organización, Pablo Echenique y la portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra, entre otros asistentes, durante la presentación del documento "Presupuestos con la gente dentro. Democracia es Estado social", esta tarde en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. EFE/ Zipi

Unidos Podemos ha presentado este lunes el nuevo documento que servirá de base para las negociaciones con el Gobierno: Presupuestos con la gente dentro. Democracia es estado social. Con estas nuevas exigencias, el partido morado busca dar el último empujón al Ejecutivo para conseguir el acuerdo global por el que el grupo confederal apoye las futuras cuentas generales. Pablo Iglesias, el secretario general de Podemos, ha defendido la importancia de este hecho para la legislatura: "El  espíritu de la moción de censura se tiene que convertir en hechos. Y en política, los hechos se definen por los Presupuestos Generales del Estado. El documento que presentamos al Gobierno es para llegar a un acuerdo que haga que ese espíritu de la moción de censura se traduzca en hecho".

La mayoría de medidas que reclaman desde el grupo confederal se basan en políticas de inversión de gasto social. Pero, para sostener esto, también proponen una serie de medidas de recaudación. Desde Unidos Podemos aseguran que las reformas que proponen son suficientes para sostener las medidas sociales. Y, aunque todavía no han dado de conocer los datos del gasto, por el documento presentado este lunes sí se pueden conocer los de recaudación: en torno a unos 10.500 millones de euros. El texto, según ha asegurado Pablo Iglesias, ya se lo han enviado al Gobierno y esperan que en las próximas tres semanas se llegue al acuerdo final. 

En este documento de 53 páginas, Iglesias ha apuntado que las claves van en seis direcciones: políticas fiscales, regular la factura de la luz y el precio del alquiler, garantizar unos presupuestos feministas, blindar la revalorización de las pensiones por ley y subir el Salario Mínimo Interprofesional a los 1.000 euros. En palabras de Iglesias, se tratan "de 17 medidas sociales urgentes que el Gobierno debe tener muy presentes para que los presupuestos salgan adelante". Sin embargo, las únicas que se pueden cuantificar son las políticas fiscales. 

Es en el epígrafe 10 en el que se recogen las medidas destinadas a subir los impuestos, bajo el título "acabar con los privilegios fiscales de los poderosos, de las grandes fortunas, de las corporaciones y de los especuladores financieros". Entre todas las medidas, sumarían los 10.500 millones de recaudación. 

Impuesto de Sociedades: 4.000 millones 

El grupo confederal propone modificar el impuesto de sociedades para eliminar "los privilegios" de las grandes corporaciones y bajar los impuestos a las pymes. Según explican en el documento, el impuesto de sociedades actual está tres décimas por debajo de la media europea del 2,6 % del PIB. Mientras que las pymes tributan con normalidad por sus beneficios, grandes empresas —como los bancos— pagan tipos efectivos muy bajos (incluso del 0 % en algunos casos y en
algunos ejercicios), mientras que sus beneficios crecen año a año.

UP propone que las empresas no puedan pagar menos del 15% por el impuesto de sociedades

Para ello, proponen una batería de medidas con las que recaudarían 4.000 millones de euros, según los datos de Unidos Podemos.  Se establecería que las grandes empresas no puedan pagar menos del 15 % de sus beneficios por este impuesto y este tipo debería crecer hasta el 20 % en el caso de las entidades financieras y de las empresas de hidrocarburos (que ya cuentan con un tipo nominal más elevado en este impuesto).

Mientras que en el caso concreto de las SOCIMIS, proponen eliminar los privilegios fiscales de los que disfrutan (tipo impositivo del 0 % en el impuesto de sociedades, y una bonificación del 95 % en el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados) y que el beneficio no distribuido quede sometido
al tipo general del impuesto de sociedades, con un tipo efectivo
de, al menos, el 20 %.

Impuesto a la banca: 1.000 en un año, 5.800 en cinco

Unidos Podemos insiste en un impuesto a la banca, a pesar del rechazo del Gobierno. La propuesta es implementar un "recargo de solidaridad a las entidades de crédito" que consistiría en recobrar parte de las ayudas "irrecuperables" asociadas al rescate bancario y en establecer una contribución fiscal más justa del sector financiero.

En este caso, el impuesto sería extraordinario, con una duración temporal de cinco años, prorrogable por periodos iguales. Según los cálculos de la formación, el primer año se podría recuperar 1.000 millones de euros, llegando a los 5.800 millones en los próximos cinco años.

Impuesto a las grandes fortunas: 1.500 millones

En cuanto a las grandes fortunas, Unidos Podemos pide crear un impuesto extraordinario sobre ellas, con un tipo del 1% calculado sobre el patrimonio de las personas que tengan más de 10 millones de euros. La aplicación de este nuevo impuesto supondría unos 1.500 millones. 

Impuesto a las transacciones financieras: 1.300 millones

También desde una posición diferente al Gobierno, Unidos Podemos insiste en un Impuesto a las transacciones financieras en el que se incluyan los derivados. "Su establecimiento podría suponer que se recaudasen unos 1.300 millones de euros al año si se establece con las siguientes condiciones: gravar con un 0,2 % las compra-ventas brutas de acciones, y con un 0,02 % las operaciones con derivados", aseguran desde las formaciones. 

Tasa a las empresas digitales: 1.200 millones

Desde el grupo confederal señalan que hay "lagunas" en la legislación actual que permiten que "las grandes empresas digitales tributen notablemente menos que las empresas tradicionales". Por ello, proponen la creación de un impuesto del
3 % sobre la facturación para aquellas empresas que facturen al año más de 750 millones
de euros en todo el mundo. Se estima que se recaudarían1.200 millones
de euros al año.

Subir el IRPF a rentas de 120.000 euros: 1.000 millones

A pesar de las diferencias con el Gobierno, Unidos Podemos vuelve a su línea de salida y reclama subir el tipo de IRPF a las rentas superiores a120.000 euros, tanto de sus rentas del trabajo como del capital, sin modificar la tributación de los ingresos inferiores a esa cifra. Se haría mediante tramos en ambas rentas. Respecto a las rentas de trabajo con un aumento del 45 % actual al 48 % el tramo de las rentas comprendidas entre 120.000 y 150.000 euros; hasta el 50 % el tramo entre 150.000 y 300.000 euros; y hasta el 52 % las rentas por encima de 300.000 euros.

Mientras que para las rentas totales que superen los 120.000 euros, el tipo máximo aplicable a las rentas del capital superiores a 50.000 se elevará del 23 % al 26 %; y a partir de una base imponible total superior a 300.000 euros,
se elevará hasta el 30 %.

Acabar con los privilegios de la Iglesia: 500 millones

Unidos Podemos busca que se eliminen los privilegios de la Iglesias como la exención de pagar el impuesto de bienes inmuebles (IBI) por los bienes que
posean. Eso sí, se excluirían los inmuebles afectos al culto, los bienes cuya finalidad principal sea su utilización por parte de Cáritas para la acción social u otro tipo de bienes que gozan de dicha exención por motivos generales.

Con esto, buscan que sea un aliciente para que muchos bienes inscritos "ilegítimamente" sean devueltos cuando tengan que pagar los impuestos ordinarios. Terminar con este "privilegio fiscal" recaudaría 500 millones de euros.