Público
Público

El PSOE desliga el resultado en Andalucía de las próximas elecciones generales

La dirección socialista destaca que Moreno Bonilla ha escondido las siglas del PP durante la campaña electoral. En Ferraz confían en que la situación en 2023 sea diferente y apuntan a que la pandemia lo que provocado es que se hayan consolidado los Gobiernos autonómicos que ya existían. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, al comienzo del acto de cierre de campaña de su partido el pasado jueves en el Muelle de las Delicias de Sevilla.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, al comienzo del acto de cierre de campaña de su partido el pasado jueves en el Muelle de las Delicias de Sevilla. Julio Muñoz / EFE

"Nuestras elecciones son las municipales y autonómicas de 2023". En la sede socialista de Ferraz ya venían desde hace semanas desligando el resultado de las elecciones en Andalucía del próximo ciclo electoral. Una visión radicalmente contraria a lo que transmiten desde el PP. La dirección del PSOE tenía asumida la tremenda dificultad a la que se enfrentaba en los comicios andaluces a pesar de afirmar que tenían "mejores encuestas" propias que las publicadas. Pero la sensación en el cuartel general socialista es que los resultados de Juan Espadas en su feudo histórico eran los esperados. 

Los ánimos en la dirección socialista han sido en la noche del domingo muy diferentes a lo vivido en febrero durante la noche electoral de Castilla y León. En aquella ocasión los nervios y la incertidumbre fueron más palpables en los pasillos de Ferraz. Las expectativas eran, por tanto, distintas. Los resultados andaluces concuerdan con todos los trackings que la última semana manejaban en el partido. 

El análisis de la dirección del PSOE es que estos resultados no deben ser extrapolables al panorama estatal. Primero, porque Juanma Moreno Bonilla ha escondido las siglas del PP durante su campaña electoral, dejando claro que la contienda se jugaba en clave andaluza. "La gente discrimina mucho el voto dependiendo de las elecciones", destacan en Ferraz para separar los procesos electorales. Y no ven peligro de que se repliquen en otros comicios municipales situaciones como las vividas este domingo en feudos como Sevilla o Dos Hermanas, donde ha ganado el PP. "Tenemos alcaldes muy asentados", advierten. 

"Nuestros electores se han quedado en casa", destacan fuentes de la dirección del PSOE

Y segundo, porque reconocen que el electorado socialista no se ha movilizado del todo al estar gobernando con Pedro Sánchez en la Moncloa. En las próximas generales, aseguran en la cúpula socialista, los electores progresistas sí se activarán porque no querrán perder lo que se tiene. "Nuestros electores se han quedado en casa", destacan fuentes de la dirección del PSOE. También apuntan a que las candidaturas a su izquierda, Por Andalucía y Adelante Andalucía, "han perdido bastantes escaños por ir separados". 

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, destacó en su comparecencia desde Ferraz que el PP había buscado una baja participación y movilización en estas elecciones, solo pensando en el interés propio de Moreno Bonilla. Además recalcó que el proyecto de Espadas no había tenido el suficiente tiempo para consolidar una alternativa de proyecto fuerte. 

"Todos los Gobiernos autonómicos están consolidados después de la pandemia", apuntan fuentes de la dirección socialista para justificar el resultado electoral en Andalucía. Además recuerdan que estas elecciones estaban planificadas por el PP desde el pasado otoño por parte del exsecretario general de los populares Teo García Egea. "Espadas ha salvado los muebles, lleva solo 6 meses en el cargo", apuntan en Ferraz. 

Gestión desde el Gobierno

El plan del PSOE es seguir vendiendo gestión, gestión y más gestión desde Moncloa. La batalla principal entre Sánchez y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se disputará en clave económica. Y en este sentido confían en que los datos serán más positivos de lo que ya son "gracias a las medidas que está tomando el Gobierno". 

La mayoría absoluta del PP de Moreno Bonilla desactiva en parte la identificación que han hecho los socialistas de los populares con la ultraderecha de Vox. De hecho, a tenor de los resultados, quien ha frenado a la candidatura de Macarena Olona ha sido el PP y no los socialistas. Pero el PSOE seguirá advirtiendo de los peligros que supone la extrema derecha. Y la visión de Ferraz es que pese a todo, el PP no frena a Vox porque los ha apuntalado donde ha podido, en referencia a Castilla y León o Madrid. 

Este lunes se reunirá el Comité Ejecutivo Federal del PSOE para analizar los resultados. La pasada semana los socialistas comenzaron a transmitir que un hipotético adelanto electoral es "un falso debate" y el objetivo de la derecha. La intención en todo momento es agotar la legislatura y que Sánchez vuelva a ser candidato en 2023. 

Más noticias