Público
Público
Únete a nosotros

PSOE Sánchez encuentra resistencia en las bases para llevar en las listas a miembros de la Ejecutiva

El líder socialista ofreció a su equipo de Ferraz, al igual que a los ministros, ir en las candidaturas. Algunos dirigentes de la dirección federal, sobre todo en Andalucía, siguen siendo rechazados por las bases. En Palencia ni proponen a Luz Martínez Seijoo y en León se oponen a Iban Blanco. En otras provincias, con menos hostilidad, asumen los nombres como imposición

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Vista de los miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE, en una reunión el pasado diciembre. EFE/Emilio Naranjo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no sólo ofreció a los miembros de su Gobierno situarlos en las listas para estar en el Parlamento; ya que el mismo ofrecimiento hizo a los componentes de la Ejecutiva Federal el día que les comunicó el adelanto electoral y, al igual que con los ministros, está encontrando resistencia entre la militancia de distintas provincias para que estén situados en los puestos de salida.

Donde más problemas está habiendo es en Andalucía. En Sevilla, Paco Salazar, que lleva el área de Acción Electoral del PSOE aunque ahora la ejerce desde La Moncloa, quedó en el puesto 14 de la candidatura en las votaciones de las asambleas, cuando su objetivo era ir como “cuatro” para garantizarse el escaño. Ahora se plantea que pueda ir al Senado.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Gómez de Celis, tampoco tuvo el apoyo de la militancia, quedando en votos en la undécima posición de todos los nombres propuestos, justo por detrás de la ministra, María Jesús Montero. Y ambos pretenden encabezar la lista por Sevilla.

Tampoco es muy querido en las listas por Granada el peculiar ex alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez -ahora también tiene cargo en La Moncloa-, y Ferraz deberá forzar su inclusión, porque el apoyo orgánico que tiene en la provincia es muy escaso y no le garantiza un puesto.

Parece que más fácil lo tendrá otra andaluza de la Ejecutiva Federal, María Luis Faneca, aunque una parte del propio sector sanchista parece que apuesta por otro nombre, y todavía no está claro el asunto.

Los ministros, en principio, han sido aceptados por la federación andaluza, pero no por los militantes. En la lista de Sevilla la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quedó en décima posición en las votaciones de los militantes; y en Almería el secretario general, Fernando Martínez, no propuso en su agrupación para encabezar la lista al ministro de Cultura, José Guirao, sino a él mismo, y ganó por goleada.

Otro tanto el pasó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que sacó menos de un tercio de los votos que obtuvo el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz-Boix, que quiere encabezar la lista, aunque su candidatura está en el aire al estar siendo investigado por la Fiscalía y haber sido ya citado a declarar como investigado.

Pero el rechazo se extiende por otras zonas. Tampoco se ha visto con agrado la imposición de Santos Cerdán, mano derecha de José Luis Ábalos, como cabeza de lista por Navarra, que si bien parece contar con cierto apoyo de las bases, no ha caído demasiado bien entre quienes aspiran a estar en la Cámara Baja o seguir en ella. Algunos dudan en si van a presentar batalla.

En Palencia, la Comisión Ejecutiva Provincial ha apostado por Antonio Casas, desplazando a la responsable de Educación de Ferraz, Luz Martínez Seijoo, que fue diputada en la anterior legislatura. Su nombre ni siquiera aparece en la terna propuesta.

En Cáceres, Sánchez impuso a la responsable de Cooperación y Desarrollo en Ferraz, Belén Fernández, como cabeza de lista, tras su frustrado intento de hacerla Delegada del Gobierno en Extremadura cuando llegó a La Moncloa. La dirigente extremeña no disgusta a las bases del partido, pero todos asumen que era una imposición directa de Ferraz.

Candidaturas cerradas

Los que van seguro y sin problemas internos son: Adriana Lastra (Asturias), ´José Luis Ábalos (Valencia), Patxi López (Vizcaya), Odon Elorza (San Sebastián), Susana Sumelzo (Zaragoza), Carmen Calvo (Madrid) y Pilar Cancela (A Coruña)-

En Valencia, Ábalos controla las listas de las tres provincias, y está la duda si Andrés Perelló, secretario de Justicia de la Ejecutiva, irá al Congreso o al Parlamento europeo. Menos probable parece que Toni Ferrer vaya por Alicante. Y se da casi por seguro que Susana Ros, en el área de Violencia de Género de la Ejecutiva, pueda encabezar por Castellón. De momento, no ha trascendido que Francisco Polo (responsable de Ciencia en la dirección federal) quiera ir en una lista, lo que sí ha reclamado el histórico ex secretario de Organización del PSOE, Cipirá Ciscar.

Otros miembros de peso en la Ejecutiva, Hugo Morán o Ibán García también es prácticamente seguro que tendrán cargos electos, aunque el leonés no ha sido bien acogido en su provincia.

Los que no serán preocupación.para Sánchez son: Óscar Puente, que volverá a repetir como candidato a la Alcaldía de Valladolid; ni Iratxe García, irá a las listas al Parlamento europeo, ni Beatriz Corredor, que ha declinado ser parlamentaria. Tampoco parece que Manuel Escudero o José Félix Tezanos aspiren a sentarse en el Congreso.

Con todos estos nombres, más los ministros, se prevén unos comités provinciales -fijados en la mayoría de los casos para este sábado, 9 de marzo- más que movidos, aunque su decisión no será definitiva y siempre podrá ser modificada por la Comisión Federal de Listas. y, con toda seguridad, habrá cambios.

Más noticias en Política y Sociedad