Público
Público

Seis víctimas de torturas durante el franquismo se querellan contra el ex capitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas 

El juzgado de Tolosa recibe las declaraciones de media docena de personas que a mediados de los setenta pasaron por el cuartel de la Guardia Civil en esa localidad guipuzcoana.

Publicidad
Media: 5
Votos: 8

Jesús Muñecas durante la vista en la Audiencia Nacional para su extradición a Argentina, que finalmente fue rechazada (Efe)

Técnicamente fueron ocho días y ocho noches. Emocionalmente se pareció a una vida. A una terrible vida. Eli Nosellas Zabalegi jamás podrá olvidar aquellas larguísimas jornadas en el cuartel de la Guardia Civil en Tolosa, donde fue torturada por el capitán Jesús Muñecas, entonces responsable de esas dependencias.

Este miércoles, Eli hizo de tripas corazón para rescatar los recuerdos del infierno. Su objetivo no es otro que conseguir algo hasta ahora inalcanzable: justicia.

En torno a las 12.00 horas, Nosellas y otras cinco víctimas de Muñecas recibieron el apoyo y los aplausos de las personas que se habían concentrado fuera del juzgado, convocadas por la Plataforma Vasca Contra los Crímenes del Franquismo. Cerraban así una mañana histórica, en la que por primera vez las víctimas de ese torturador llevaban su declaración a un juzgado del Estado español.

Las seis víctimas con sus denuncias en el Juzgado de Tolosa.

Donde ya tienen información sobre Muñecas es en Buenos Aires. Las seis víctimas que este miércoles entregaron sus testimonios en el juzgado de Tolosa ya lo hicieron en el marco de la querella que se tramita en Argentina contra los criminales que, como Muñecas, siguen vivos e impunes. De hecho, la jueza María Servini de Cubría solicitó la extradición del capitán para ser juzgado por sus crímenes. No tuvo suerte: en 2014, la Audiencia Nacional le respondió que el delito de torturas por el que le reclamaba había prescrito “crecidamente”.

“¿Cómo es posible que ante miles de casos de tortura esta gente siga impune?”, se pregunta una víctima

En cualquier caso, las víctimas no bajarán los brazos. Según ha podido confirmar Público, los testimonios llevados al juzgado de Tolosa no serán los últimos: próximamente, otras víctimas del torturador llevarán también sus terribles historias a sede judicial. Buscarán, al igual que estas seis, justicia.

Poco después de entregar su declaración, Josetxo Zabaleta –una de las víctimas que acudió al juzgado de esta localidad guipuzcoana- volvía a hacerse una de las preguntas más dolorosas: “¿Cómo es posible que ante miles de casos de tortura esta gente siga impune?”. “La razón es sencillísima: cuando los responsables de los diferentes cuarteles torturaban, tenían todo el amparo del Estado español”, afirmó a Público.

Las medallas de Billy el Niño

Mientras tanto, el torturador Antonio González Pacheco, más conocido como Billy el Niño –otro de los represores reclamados por la justicia argentina-, continúa disfrutando de las distintas condecoraciones que recibió entre 1972 y 1982. Gracias a esas medallas, su pensión se ve incrementada en un 50%.

En una respuesta enviada a la diputada de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia, el Gobierno de Pedro Sánchez señala que “se está procediendo a estudiar y analizar al actual marco normativo regulador de las condecoraciones y recompensas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con el firme propósito de poder alcanzar un consenso en la materia, donde el concepto de ejemplaridad pueda estar expresamente definido y se eviten casos como el que nos ocupa”. Reconoce también que de momento no se ha retirado ninguna condecoración de este tipo.

EH Bildu calificó esta respuesta como “vergonzosa” y denunció que el Gobierno “está intentando limpiarse la cara y mirar hacia otro lado”. “Llevan meses analizando el tema. ¿Cuántos más necesitan? ¿Qué es lo que no les cuadra?”, afirmó Beitialarrangoitia.

Más noticias en Política y Sociedad