Público
Público

Semana decisiva para el periodista Pablo González encarcelado en Polonia

La legislación polaca establece el lunes como la fecha límite para que el fiscal del caso de Pablo González, detenido en Polonia acusado de espionaje, pueda solicitar una prolongación de la prisión provisional. Si el fiscal no lo solicita o no presenta suficientes pruebas que justifiquen la estancia del periodista en prisión, González saldría en libertad, como tarde, el próximo 29 de mayo.

Otras miradas - Sobre Pablo González y la menguante libertad de prensa
Reclaman la inmediata puesta en libertad de Pablo González, que continua detenido en una cárcel polaca.

Pablo González lleva más de 70 días entre rejas en una cárcel de Polonia acusado de espionaje. A los pocos días de su detención, el tribunal regional de Rzeszów decretó prisión provisional para el periodista hasta el próximo 29 de mayo, pero el fiscal del caso podría pedir una prolongación. Fuentes conocedoras del caso informan a Público de que la fiscalía polaca tendría de plazo hasta el próximo lunes para registrar esa solicitud de prórroga. Si esta no se produjera, todo indica que el periodista español saldría de la cárcel a finales de mes. "Hasta 14 días antes de la fecha del fin de la prisión provisional, el fiscal del caso puede solicitar una prórroga al tribunal", aseguran estas fuentes.

Por lo tanto, en los próximos días se podría saber si Pablo González saldrá de la cárcel el 29 de mayo o si se tiene que celebrar una audiencia para decidir sobre su estancia en prisión. A diferencia de la primera vez que Pablo González compareció ante la justicia polaca, sin abogado, esta vez sí cuenta con un letrado. Su defensa está a cargo del polaco Bartosz Rogala, como ya informó Público.

Además, Pablo González ya no se encuentra totalmente incomunicado. Sigue sin poder contactar libremente con quien desee, pero según Rogala, el periodista puede comunicarse con su abogado vía telefónica y están manteniendo un contacto continuo. "Hablamos cada día o cada dos días", ha asegurado el letrado que también ha señalado a Público que González se encuentra bien de salud y físicamente.

Por otro lado, Rogala también ha opinado sobre la labor del cónsul español en Varsovia. Eduardo Merino de Mena, según el abogado, está siendo de gran ayuda en el caso de Pablo González y se está preocupando por el periodista.

Sin comunicación con su familia

Oihana Goiriena, la mujer y madre de los hijos de Pablo González, ha acudido al Parlamento de Navarra acompañada del abogado del periodista en España, Gonzalo Boye.

Goiriena ha destacado que lleva casi tres meses sin hablar con Pablo González y que tampoco existe ningún tipo de contacto con sus hijos. Además, ha recordado que las dos únicas ocasiones en las que ha podido mandar mensajes al reportero ha sido a través del cónsul español: "A través de él le hago llegar mensajes, pero claro sólo lo ha visitado dos veces. Entonces sólo dos veces ha sabido de nosotros".

También ha explicado que le enviaron cartas a Pablo González pero que no le llegaron. "Sabemos que no le hacen llegar nuestras cartas, o sea que la incomunicación es prácticamente total", ha señalado.

En prisión desde el 28 de febrero

El 28 de febrero el periodista Pablo González fue detenido en la localidad polaca de Przemyśl, a tan sólo 13 kilómetros por carretera de la frontera con Ucrania. Después de que los servicios secretos de Polonia lo arrestaran y lo acusaran de espionaje, ingresó en la prisión de Rzeswów.

Las autoridades imputaban al periodista español un delito de espionaje recogido en el artículo 130.1 del Código Penal polaco y que está penado con hasta diez años de prisión. No obstante, no trascendió ninguna prueba de ello.

A principios del mes de abril, el periodista fue trasladado a la cárcel de la ciudad de Radom, una localidad que se encuentra a unos 100 kilómetros de Varsovia. Hasta ese momento, Pablo González había permanecido incomunicado, con la única excepción de las visitas del cónsul español de la Embajada de Varsovia, y no contaba con un abogado de su elección en Polonia.

Más noticias