Público
Público

Tamayazo Las derechas avivan el 'tamayazo' y aluden a la intervención de las Fuerzas Armadas

PP y Ciudadanos cuestionan la legitimidad del candidato socialista e incitan al transfuguismo a los diputados del PSOE para evitar que Pedro Sánchez sea presidente. Hermann Tertsch (Vox) llega a mentar al Ejército para frenar un "proceso golpista".

Hermann Tertsch (Vox), Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Teodoro García Egea (PP). / EFE

público

La sombra del tamayazo es alargada y las tres derechas se han empeñado en prolongarla. La traición de dos parlamentarios socialistas en 2003 permitió que Esperanza Aguirre gobernase la Comunidad de Madrid. Ahora, dirigentes del PP, Vox y Ciudadanos alientan la deserción de algún diputado del PSOE para evitar que Pedro Sánchez sea investido como presidente del Gobierno.

En los últimos días, Teodoro García Egea, secretario general del PP, ha acusado a Sánchez de no tener "legitimidad de origen" para presidir el país y de ser un "fraude electoral". Jaime de Berenguer, parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid, ha ahondado en la misma idea con su llamada implícita a restaurar la legitimidad. Ahora mismo, la votación está muy reñida y Sánchez contaría con 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones.

“No reconozco legitimidad alguna a Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno. No me siento atado por ley o legalidad alguna con él. Quien es elegido con el apoyo de los enemigos de España merece todo mi desprecio y mi total, completa y absoluta oposición en todo tiempo y lugar”, escribía Jaime de Berenguer en Twitter.


Además de estos ejemplos de descrédito, el diputado socialista Dani Viondi ha denunciado que sus compañeros y compañeras en el Congreso están siendo víctimas de una “actuación orquestada” de acoso. “Recibimos en nuestro email incesantes correos electrónicos de carácter amenazante sobre nuestro voto en investidura de @sanchezcastejon”, escribió Viondi en Twitter.


La exministra de Vivienda Beatriz Corredor ha mostrado en la citada red social un mensaje en el que es insultada. “¿Pero cómo puedes ser tan puta para apoyar la investidura de un traidor?”


Parlamentarios de otros partidos también han sido acosados. Así, Teruel Existe ha condenado "las presiones antidemocráticas" a Tomás Guitarte por apoyar la investidura de Sánchez y ha exigido "respeto frente al acoso en redes sociales" y ante las pintadas en su contra aparecidas en su localidad.

Arrimadas: "¿No hay un solo valiente?"

Guitarte ha garantizado su voto al PSOE, aunque Ana Oramas rompió la disciplina de su partido, Coalición Canaria, en la primera votación de la investidura. La formación había decidido que se abstendría, pero la negativa de la diputada llevó a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a pedir un tamayazo a los políticos socialistas.

"¿No hay ni un solo valiente entre toda la bancada socialista que cambie su voto como hoy ha hecho Ana Oramas?", preguntó Arrimadas. "¿No hay ni uno, ni uno solo? Un sueldo público no justifica tanta indignidad", insistió la portavoz de Cs. Hasta el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ironizó con la posibilidad de un tamayazo: "De la derecha nos esperamos todo".

El compañero de partido de Arrimadas y vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, apeló “por el bien de España” al transfuguismo a través de su cuenta de Twitter.

“El primer barón territorial o diputado socialista que alce la voz contra el 'pacto de la infamia' será sobre el que se construya la vuelta del PSOE a la socialdemocracia”, escribió Aguado, cuya homóloga en Murcia, Isabel Franco, también apeló a la "responsabilidad, valentía y coherencia" de los diputados socialistas elegidos en su circunscripción.

El llamamiento del PP a la deserción

El llamamiento a la deserción entre las filas socialistas o al cambio de voto en otros partidos ha sido avivado por el PP. El vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, les ha pedido que reflexionen “por el bien de España” y pidió a los barones del PSOE que hablen “alto y claro” para evitar que se consolide el acuerdo.

"Apelo a los socialistas y pido una reflexión, si quieren eso para España, unos socios y un presidente del Gobierno que ataquen sistemáticamente a las instituciones del Estado", añadió Montesinos, quien añadió que Sánchez "ha elegido a los peores socios posibles" y "está dispuesto a todo con tal de seguir en Moncloa".

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, también intentó reclutar a traidores para su causa: “Quiero repetir un llamamiento a los demócratas al margen de sus ideologías. Me refiero a diputados del PSOE o al diputado de Teruel Existe, que también tiene una responsabilidad histórica, para que defiendan no un programa más de izquierdas o derechas, no medidas concretas, sino al Estado de derecho español”.

Álvarez de Toledo prometió que, ante los pactos del PSOE con las formaciones que lo apoyarán en la segunda votación de investidura de este martes, tendrán enfrente al PP: “Haremos todo lo posible y todo lo necesario para defender al Estado de derecho. Vamos a conseguir que esos acuerdos sediciosos, disolventes para el Estado de derecho, se conviertan en papel mojado”.

Vox alude a la intervención del Ejército

Vox consideraría una “excelente noticia” que el cambio de criterio de algún parlamentario socialista evitase la presencia de Sánchez en la Moncloa, según su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quien afirmó que su Gobierno sería más negativo para España que el de José Luis Rodríguez Zapatero.

Más beligerante se mostró el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch, quien también mentó al expresidente socialista antes de aludir a la intervención de las Fuerzas Armadas.

“En estos días parece que todos los cómplices de Zapatero, desde el etarra Otegi a los comunistas Iglesias y Garzón, se esfuerzan por hacer inevitable la aplicación del Artículo 8 para que las Fuerzas Armadas interrumpan un obvio proceso golpista de voladura de España como nación”, escribió en Twitter.


El comentario de Hermann Tertsch provocó la reacción del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quien criticó en Twitter al eurodiputado de Vox por sus métodos de oposición.


No se mereció respuesta la fundadora de UPyD, Rosa Díez, quien calificó que el inminente nuevo Gobierno de Pedro Sánchez está “entregado a los filoetarras, golpistas y bolivarianos”, por lo que se preguntó si no habrá “tres votos dignos” dispuestos a traicionar al líder socialista.