Público
Público

La acusación estudia pedir 22 meses de multa para Willy Toledo por cagarse en Dios

La Asociación Española de Abogados Cristianos imputa al actor un delito contra los sentimientos religiosos y otro de obstrucción a la justicia.

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5

13/09/2018.- El actor Willy Toledo atiende a los medios de comunicación tras declarar hoy ante el juzgado de instrucción número 11 de Madrid acusado de vejación contra los sentimientos religiosos y ha reiterado mediante un escrito que no ha cometido ningún delito y que no considera "necesario" presentarse ante "ningún juez ni fiscal". EFE/Santi Donaire

La Asociación Española de Abogados Cristianos tiene previsto pedir que se le imponga al actor Willy Toledo una pena de 22 meses de multa por un delito contra los sentimientos religiosos y otro de obstrucción a la justicia. Así lo ha comunicado la presidenta de dicho colectivo, Polonia Castellanos, según recoge el diario El País  este miércoles, día en el que el escrito de acusación se trasladará al Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid.

Este documento se presenta después de que el magistrado instructor decidiese procesar la pasada semana al intérprete por cagarse en Dios y en la Virgen María.

La causa contra Willy Toledo está basada en dos mensajes publicados en Facebook el pasado 5 de julio de 2017 en protesta por la decisión de una jueza de Sevilla de abrir juicio oral contra tres mujeres que organizaron la "procesión del coño insumiso". En ellos, el actor afirmó: “Yo me cago en dios, y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de la santísima y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso” [sic] y “Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea”.

A criterio del juez, estos mensajes contienen frases potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes subsumibles en el delito del artículo 525 del Código Penal.

El actor fue detenido el pasado 12 de septiembre por no acudir a declarar en la causa abierta contra él y puesto en libertad al día siguiente tras pasar la noche en los calabozos. Toledo, que quedó en libertad provisional sin fianza y sin ninguna medida cautelar, señaló a su salida: "Me parece absolutamente tercermundista que en este país todavía existan cinco artículos del Código Penal referentes a las ofensas a los sentimientos religiosos".