Público
Público

Vacunas PP Casado asegura que el PP no tolerará "irregularidades" con las vacunas, pero su consejero de Ceuta no piensa dimitir

"No quería vacunarme. No me vacuno ni de la gripe. No me gustan las vacunas", ha señalado este jueves el consejero de Sanidad ceutí, Javier Guerrero, que se niega a dimitir tras vacunarse saltándose el protocolo de Sanidad.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado durante la rueda de prensa.
El líder del PP, Pablo Casado.

marta monforte

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha asegurado que ha dejado muy clara "la medida de ejemplaridad" que exige para los cargos púbicos de su formación que se han vacunado saltándose el protocolo, como hizo el consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, que finalmente acabó dimitiendo este miércoles. "Lo importante es que los españoles empiezan a ver que en el PP no solo no se toleran las irregularidades en materia de gestión pública", ha dicho en La Sexta, sino que además se quiere dar "un paso más en ejemplaridad". "Solo pido que todos los partidos hagan lo mismo", ha zanjado.

"Un partido debe saber lo que se exige desde la dirección nacional y obrar en consecuencia". Sin embargo, Génova no pidió la dimisión de Villegas en un primer momento y se limitó a guardar silencio durante la tarde del miércoles, pese a que su socio de Gobierno, Ciudadanos solicitó su cese inmediato. Este jueves el consejero de Sanidad de Ceuta, Javier Guerrero, del PP, también ha tenido que dar explicaciones por vacunarse antes de tiempo.

El consejero ceutí ha señalado en rueda de prensa que no tiene intención de dimitir porque, a su parecer, no se ha saltado ninguna norma, pese a que Sanidad establece que el primer grupo en vacunarse en la primera fase es el personal sanitario y sociosanitario que se encuentra en primera línea.

Guerrero ha confirmado que se ha vacunado junto a otras nueve personas de su consejería pero ha justificado su vacunación amparándose en que los técnicos del departamento que dirige le dijeron que debía hacerlo. "Yo no quería vacunarme, pero mis técnicos me plantearon que o me vacunaba yo con ellos, o ellos no se vacunaban", han sido sus palabras.

Un polémico planteamiento en el que ha insistido varias veces: "No quería vacunarme. No me vacuno ni de la gripe. No me gustan las vacunas", ha llegado a decir, pese a que se trata de la máxima autoridad en materia sanitaria. "Ellos me lo recomendaron, me lo pidieron". Asimismo, Guerrero ha argumentado que ha estado "en las trincheras" contra el virus y ha mencionado su "diabetes y problemas de corazón". 

Más noticias de Política y Sociedad