Público
Público

Incendios forestales Las cabras, el plan piloto de Portugal para prevenir incendios forestales 

La iniciativa, que forma parte de la adaptación del país luso a un futuro contra el cambio climático, incluye acuerdos pastorales para que sus animales consuman el exceso de vegetación.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5

Imagen de archivo de un rebaño de cabras | EFE

El gobierno de Portugal desarrolla un plan piloto para prevenir los incendios forestales. La iniciativa, que forma parte de la adaptación del país luso a un futuro contra el cambio climático, incluye acuerdos pastorales.

Buen ejemplo de su eficacia es el poblado Vermelhos, situado en una colina al sur del territorio. Allí, los páramos están al mando de 150 cabras nativas que realizan las tareas de una podadora. Estos animales se comen la maleza y todo tipo de plantas silvestres, deshaciéndose del exceso de vegetación.

El plan es convertir 2.700 hectáreas propensas a los incendios forestales en cortafuego

El proyecto, informa The New York Times, fue puesto en marcha en 2018 por una agencia forestal pública. En el programa inicial estaban inscritos entre cuarenta y cincuenta pastores de todo el país, cuyos rebaños sumaban 10.800 cabras y cuya labor residía en convertir 2.700 hectáreas propensas a los incendios forestales en cortafuego.

Sin embargo, la dificultad del plan piloto no era conseguir financiación, sino que suficientes pastores estuvieran dispuestos a vivir en el campo por un sueldo que por el momento es muy bajo. "Se ha vuelto muy difícil encontrar a gente dispuesta a hacer este trabajo duro y a vivir en esas áreas", explica el directivo del Instituto de Conservación de la Naturaleza y Bosques, Nuno Sequeira.

Aunque asegura que no van a rendirse y que atenderán todas las quejas para que el proyecto, aún en fase piloto, sea una realidad en Portugal, donde los incendios han azotado con especial fuerza.

Más noticias en Política y Sociedad