Público
Público

El chef José Andrés dona a La Palma el importe que ganó en el 'Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021'

El fundador de la ONG World Central Kitchen ayudará a los damnificados por el volcán Cumbre Vieja con 50.000 euros.

El chef español José Andrés
El chef español José Andrés, con miembros de los equipos de emergencia en La Palma. Instagram @chefjoseandres

El cocinero español José Andrés ha anunciado que su parte del 'Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021' la donará para los damnificados por la erupción volcánica en La Palma, con la cantidad duplicada, tanto por su parte como por su esposa. Cada premio está dotado con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, un diploma acreditativo, una insignia y 50.000 euros.

La Fundación Princesa de Asturias ha decidido concederle este año el premio a él y a su organización World Central Kitchen, que sigue actuando en la isla repartiendo comidas y que volverá en diciembre a la isla y pasará allí las navidades.

"Vamos a estar con la gente de La Palma hasta que no nos necesiten más", ha dicho José Andrés, que desea que esas personas puedan olvidar el año que viene lo sucedido y rehacer sus vidas.

El chef también se ha mostrado orgulloso del trabajo de las autoridades, con alcaldes repartiendo comidas a las tres de la mañana, de los canarios y de todos los españoles por el trabajo desempeñado a lo largo de este tiempo.

Carga contra la inacción y el discurso contra los migrantes

Durante la rueda de prensa, ha asegurado estar harto de "tantos discursos" y de "palabras vacías" a la hora de afrontar el problema que existe por el hambre en el mundo. Ha dicho que lo que se necesita son "acciones reales" y "sobre el terreno".

"Tenemos que darle voz al que no tiene", ha reclamado José Andrés, lamentando que las personas que toman decisiones sobre determinados problemas nunca los han padecido.

Y en este punto ha aprovechado también para enfrentarse al discurso de quienes rechazan a los migrantes. Ha recordado que son precisamente esos migrantes "que muchos no quieren" los que en tiempos de la pandemia han permitido que hubiese comida en la mesa, porque son los que trabajan en el campo, cargaban camiones o llevaban puerta a puerta comidas a ancianos.

Lo que deberían hacer los países ricos, según José Andrés, es fomentar que se creen riqueza en esos países de los que vienen esas personas, para que no tengan que "tocar a la puerta" en busca de un futuro. "No quieren nuestra limosna, quieren dignidad", ha insistido.

Más noticias