Público
Público

CIS La preocupación por la violencia machista aumenta en el CIS de enero

El paro sigue siendo la máxima preocupación de los españoles, sin embargo, la violencia machista se ha disparado, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas correspondiente al mes de enero, al incrementarse un 4,6%.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Aumenta la preocupación por la violencia machista, según el CIS de enero | EFE/Archivo

El paro sigue siendo la máxima preocupación de los españoles, sin embargo, la violencia machista se ha disparado, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de enero, al incrementarse un 4,6%. 

El paro sigue siendo la máxima preocupación de los españoles, pero baja 2,4 puntos con respecto al estudio de diciembre, del 59,2% al 56,8%. Sin embargo, el dato más llamativo del barómetro del CIS de enero es que se dispara la inquietud por la violencia machista, al incrementarse un 4,6%, pasando del 2,4% de los entrevistados a ser citado por el 7%.

Y lo hace después de que en 2018 murieran 48 mujeres en casos de violencia machista y tras el asesinato en diciembre de Laura Luelmo cuando salía a correr, una muerte que conmocionó a la sociedad. Coincide además con la exigencia de Vox de cambiar la ley de violencia de género andaluza a cambio de su apoyo al PP y Cs en la Junta.

El paro sigue siendo la máxima preocupación

Así consta en el estudio del CIS correspondiente al mes de enero, elaborado en plenas negociaciones a tres bandas del Gobierno andaluz (PP y Cs por un lado y PP y Vox por otro) y con la aprobación de los Presupuestos por parte del Ejecutivo, el 11 de enero.

Siguiendo con los principales problemas, crece la preocupación por los partidos y los políticos, del 29,8% mencionado en diciembre al 31,1% del último análisis, que se mantiene en el segundo puesto en la lista de las inquietudes de los españoles.

La corrupción y el fraude se sitúa otra vez en el tercer lugar y no se mueve del 24,7%

La corrupción y el fraude se sitúa otra vez en el tercer lugar y no se mueve del 24,7%, seguido de los problemas económicos, que, en este caso, sí bajan ligeramente respecto del barómetro anterior (del 22,6% al 21,1% de enero).

Para los españoles, la sanidad vuelve a estar en la quinta posición de las cuestiones que más intranquilidad le generan, al citarlo un 11,5% de los entrevistados, pero también experimenta un descenso de casi un punto y medio.

Si la inmigración se disparó cuatro puntos en el CIS de diciembre, ahora en enero baja 1,4 puntos, hasta el 11,1%, aunque se mantiene en el sexto lugar. Los problemas de índole social, que en el anterior no estaban entre los diez primeros, pasan a ocupar el séptimo puesto si bien desciende del 10,1 al 9,4%.

A continuación, los problemas relacionados con la calidad del empleo, que lo citan el 9,1% cuando en diciembre lo hacía el 8,3. El noveno puesto pasa a ser ocupado por la educación, que antes era el octavo y baja un punto en la escala, del 9 al 8 por ciento.

Por último, en el décimo se sitúan las pensiones, que ahora preocupan al 7,6% de los españoles cuando en el anterior lo hacía al 5,9%.

Sobre la situación económica actual, el 51,7% de los entrevistados cree que es mala o muy mala

La independencia de Catalunya, que en diciembre se situaba en el noveno lugar al mencionarlo un 7,8%, desciende un punto y se sale del listado de las diez principales preocupaciones.

Sobre la situación económica actual, el 51,7% de los entrevistados cree que es mala o muy mala (50,6 % en diciembre): buena o muy buena el 6 por ciento (4,5 % en diciembre); y regular el 42,1 frente al 44,3 del CIS anterior. A un año vista, piensa que será mejor el 15,9% de los ciudadanos (15,2 % en diciembre); peor, el 24,8 (26 % en diciembre); e igual el 42,3 (41,6 % en diciembre).

Mejora algo la visión que tienen los españoles de la situación política porque un 72,7% la califica de mala o muy mala, lo que supone un descenso de 1,3 puntos; solo un 2,7% la considera muy buena o buena -dos décimas más que en enero-; y regular un 21,7, casi un punto más.

Dentro de un año, un 36,9 está convencido de que empeorará (nueve puntos más que en diciembre; un 9,8 por ciento opina que será mejor (2,6 puntos menos); mientras que los que se decantan porque no habrá cambios suponen el 49,4 por ciento, casi diez puntos más que en el anterior.

Más noticias en Política y Sociedad