Público
Público

Crisis Climática Greenpeace 'suspende' a la mitad de los principales supermercados por su uso del plástico

La ONG ha realizado un informe en el que evalúa las medidas que los ocho establecimientos más extendidos en el país toman para reducir el plástico. El Corte Inglés, Día, Mercadona y Carrefour no han alcanzado el aprobado. 

Los supermercados españoles todavía tienen que mejorar en su reducción del plástico. / Greenpeace

público

Greenpeace ha sometido a los ocho principales supermercados de España a examen y solo la mitad de ellos ha superado el aprobado. Así ha quedado reflejado en un informe publicado este martes por la ONG, en el que evalúan las medidas de cada establecimiento en aras de la reducción del plástico en sus estanterías.

Bajo sus criterios, Carrefour ha sido el peor valorado (con una puntuación de 2,3 sobre 10) y uno de los suspensos junto a Mercadona (3,2), Día (4) y El Corte Inglés (4,6). En cambio, han pasado la nota de corte otras cadenas como Aldi (6,1), Alcampo (6,2), Lidl (6,5) o Eroski (7), siendo esta última la mejor valorada, aunque todavía lejos del sobresaliente.  

Este ránking nace fruto de las reuniones que la organización ha mantenido con los principales supermercados del país entre abril de 2018 y diciembre de 2019. Durante estos encuentros, las empresas trasladaron a Greenpeace diez compromisos concretos en materia de reducción de plásticos que deberían cumplir para reducir la contaminación producida por este tipo de materiales. Dichos compromisos, ya han sido implementados en los supermercados o lo estarán en breve, yendo desde fomentar la venta a granel o los productos reciclables hasta eliminar los plásticos de un solo uso para 2025, entre otros. 

Así ha quedado el ránking de los principales supermercados de España y sus prácticas en torno al plástico. / Greenpeace

"Van demasiado despacio y siguen teniendo una mentalidad de sustitución"

En su valoración del presente año, Greenpeace asegura ver análisis y cierta voluntad de cambio en los supermercados. No obstante, "van demasiado despacio y, en la mayoría de los casos, siguen teniendo una mentalidad de sustitución más que de verdadera eliminación", apostillan en su comunicado.  

Además, la ONG distingue entre dos líneas entre las principales de empresas del país: las que están adoptando cambios efectivos para la reducción y las aún tienen "muchísimo trabajo por hacer". Pese a todo, reconoce que todavía ninguna alcanza el aprobado como consecuencia de no haber erradicado de manera definitiva la cultura del usar y tirar

Más noticias de Política y Sociedad